Trabajos Sáhara:
Trabajos sobre el Sáhara Occidental


 Asociaciones de la Coordinadora:


Ayuda Social al Sáhara Occidental.







Associació d'Amistad amb el Poble Saharauí de Crevillent.








Asociación Ayuda al Sáhara Occidental








Expedición Juita
Amigos del Pueblo Saharaui
Marina Baixa









Associació d'amics del Poble Saharaui de Monòver.








Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui
Sede de Mahbes de Novelda









DAJLA
Solidarios con el Pueblo Saharaui









Associació de Solidaritat amb el Poble Saharauí de La Vila Joiosa







Asociación Villena con el Pueblo Saharaui





 ¿Quien es quien?:
Quien es quien muestra el perfil de cada personaje en relación al conflicto del Sáhara.

Pincha en las fotos para acceder

Gentileza de www.saharalibre.es



 Enlaces:
CEAS-Sáhara
Coordinadora Estatal de Asociaciones


ARSO
Asociación por el Referéndum en el Sáhara Occidental


IAJUWS
Asociación Internacional de Juristas por el Sáhara


AFAPREDESA
Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis


POEMARIO POR UN SÁHARA LIBRE

BUBISHER.
Un Bibliobús para los campamentos de Refugiados Saharahuis


FECOPSA.
Fundación de estudios y cooperación con el Pueblo Saharaui


Más enlaces mundiales y de España sobre el Pueblo Saharaui



 El tiempo en los Campamentos de Tinduf en los Territorios Ocupados y en la provincia de Alicante:
Tinduf:
Click for Tindouf, Argelia Forecast

Villa Cisneros:
Click for Villa Cisneros, Western Sahara Forecast
Alicante:

Click for Provincia de Alicante, España Forecast



 



8 de abril de 2016

COMUNICADO DE LA ASOCIACION INTERNACIONAL DE JURISTAS POR EL SAHARA OCCIDENTAL (IAJUWS) SOBRE LA EXPULSION DE CINCO JURISTAS POR PARTE DEL GOBIERNO DE MARRUECOS.


IAJUWS

IAJUWS muestra enérgica repulsa a la detención y expulsión de la Delegación Internacional de Juristas por parte de Marruecos

La Asociación Internacional de Juristas por el Sahara Occidental, condena la detención y expulsión de la Delegación Internacional de Juristas por parte del reino de Marruecos. La delegación compuestas por cinco juristas españoles -cuatro abogados y un magistrado- dos juristas franceses y un jurista belga, se desplazó el Miércoles 6 de abril a la ciudad de Rabat con el objeto de hacer seguimiento de la situación penitenciaria y procesal de los presos políticos saharauis condenados por el Tribunal Militar de Marruecos en el mes de Febrero de 2013, por los acontecimientos acaecidos en el desmantelamiento del Campamento de Gdeim Iik por las fuerzas de seguridad marroquíes en el año 2010.

Para el desarrollo de la labor de Observación Jurídica del estado y situación de los presos políticos saharauis que se encontraban en huelga de hambre durante 36 días, la Delegación tenía previsto un programa de trabajo que incluía entrevistas con diferentes organizaciones locales, con instituciones judiciales marroquíes, con el comité saharaui de seguimiento de los presos, visita a los presos, así como la celebración de una conferencia de prensa.

La acción de esta delegación de juristas se enmarca en la continua labor de Observación Jurídica Internacional que se viene desarrollando con respecto a la población y Territorio del Sáhara Occidental desde hace más de quince años, con la finalidad de verificar el respeto a los derechos humanos de la población saharaui por parte la potencia marroquí, y la permanente observancia y seguimiento en las acciones judiciales seguidas por el gobierno del reino de Marruecos contra los saharauis que reivindican el respeto a sus derechos y el derecho de Autodeterminación de su pueblo.

Detención Arbitraria

Los juristas internacionales que fueron detenidos por la policía marroquí en su hotel, a las tres horas de su llegada a Rabat, fueron conducidos a comisaría y privados del pasaporte, permaneciendo incomunicados durante varias horas, y sometidos a un intenso interrogatorio, para posteriormente bajo estricta “ vigilancia policial” ser custodiados en el hotel privados de autonomía de movimiento hasta su expulsión del país. La expulsión se ejecutó en la mañana del día 07 de abril, bajo estrictas medidas policiales, siendo trasladados por las fuerzas de seguridad al puerto de Tánger y al aeropuerto de Casablanca.

IAJWUS condena esta detención arbitraria y contraria derecho que vulnera el ejercicio del derecho de defensa y libre expresión, y pone de manifiesto la escasa voluntad del gobierno de Marruecos para someterse al control democrático internacional en la contrastación y verificación del ejercicio de su acción, evidenciando oscurantismo y opacidad en su política de acción con respeto a la población saharaui.

Denunciamos la prohibición de la defensa de los derechos humanos impuesta por Marruecos hacia la población civil saharaui, y exigimos el respeto a la Observación Jurídica en el territorio No Autónomo del Sahara Occidental y su población.

Recordamos que la hostilidad del ambiente en el que se desarrolló el juicio contaminó decididamente su desarrollo, constatándose la emisión por parte de los medios de prensa oficiales de Marruecos de informaciones incriminatorias de los imputados, declaraciones de Ministros del gobierno del reino Marruecos en dicho sentido, amenazas a los asistentes al juicio, coacciones a los Abogados de la Defensa.

Vulneración del Derecho Humanitario

Recordar que estos presos saharauis han sido condenados en un juicio nulo de pleno derecho, por atentar contra el IV Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempos de guerra, que se aplica en parte en El Sahara Occidental por estar este territorio ocupado militarmente por Marruecos, tal y como ha declarado recientemente el Secretario de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y que ratifica la posición de la Asamblea General de Naciones Unidas que en sus resoluciones de los años 1979 y 1980, rechazaban la persistente ocupación del Sahara Occidental por el Reino de Marruecos.

Por lo tanto, estos presos saharauis son población protegida por el IV Convenio de Ginebra, que han sido condenados por reivindicar la libre determinación del Sahara Occidental, derecho reconocido tanto por nuestro país como por la legalidad internacional.

Por todo ello, manifestamos nuestra repulsa a la expulsión, así como solicitar la libertad de todos los presos saharauis que cumplen condena por reivindicar el derecho a la libre determinación del Pueblo Saharaui, derecho reconocido internacionalmente, y condenamos la acción de la potencia ocupante, por la persistente ocupación militar del Sahara Occidental y la violación sistemática de la legalidad internacional.

IAJUWS

Siete de abril de 2016


Descargar/Abrir comunicado en PDF:




Compartir

twitter meneame







7 de mayo de 2016

JpD, UPF y SISEJ condenan la expulsión de juristas que querían visitar a presos saharauis


MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS)

Jueces para la Democracia (JpD), Unión Progresista de Fiscales (UPF) y el Sindicato de Letrados de la Administración de Justicia (SISEJ) han condenado la expulsión de una delegación de juristas que habían viajado al Sáhara para interesarse por la situación de 21 presos condenados por los disturbios en el desmantelamiento del campamento de protesta de Gdeim Izik en 2010.

"Expresamos nuestra más enérgica protesta por esta actuación injustificada frente a activistas y observadores pacíficos, que no hace sino aumentar las serias dudas que sobre la aplicación y respeto de los Derechos Humanos pesan sobre el Reino de Marruecos y en particular cuando se trata del conflicto del Sáhara Occidental", han señalado en un comunicado las tres asociaciones.

Este mismo jueves, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha pedido de manera oficial explicaciones a Marruecos por la decisión de expulsar a los cinco españoles que formaban parte de una delegación internacional de abogados que habían convocado una rueda de prensa para "denunciar la injusticia sufrida por los detenidos saharauis".

El departamento que dirige en funciones José Manuel García-Margallo ha convocado este jueves a una reunión a personal diplomático de la Embajada marroquí, a quienes se "ha transmitido formalmente" la "preocupación por las garantías de los afectados en la gestión de esta expulsión administrativa", según las mismas fuentes.

El exalcalde del municipio sevillano de Montellano Francisco Serrano, simpatizante de Iniciativa por Andalucía, es uno de los españoles afectados. Junto a sus compañeros españoles, y otros dos de nacionalidad belga y francesa, fueron detenidos el viernes por la tarde. Este jueves esperaban en el hotel ser expulsados del país a lo largo de la jornada.


Compartir

twitter meneame







7 de mayo de 2016

Marruecos expulsa a cinco juristas españoles que pretendían hablar con presos saharauis


EDUARDO BAYONA

Fueron detenidos nada más llegar a Rabat, donde tenían la intención de entrevistarse con presos saharauis del campamento de Gdeim Izyk, que han mantenido una huelga de hambre para reclamar un nuevo juicio tras ser condenados a largas penas de prisión por unas protestas en 2010.

Marruecos ha detenido y expulsado de su territorio a un grupo de siete juristas, cinco de ellos españoles, que formaban parte de una delegación internacional que pretendía entrevistarse con un grupo de activistas saharauis presos de Gdeim Izyk, un campamento de refugiados de la antigua colonia española fundado en 2010 y cuyas protestas señalan algunos observadores como precursoras de la Primavera Árabe.
Han mantenido una huelga de hambre de 36 días para reclamar un nuevo juicio al considerar que el celebrado hace tres años, y en el que fueron condenados a largas penas de prisión, careció de las mínimas garantías jurídicas.

Los juristas fueron detenidos el miércoles por la tarde en el hotel de Rabat en el que se alojaban y, tras pasar cuatro horas incomunicados, quedaron retenidos a la espera de ser expulsados hoy de territorio marroquí. Su llegada a España, vía aérea, está prevista para esta tarde.

Los expulsados, miembros de organizaciones de defensa de los derechos humanos y de apoyo al pueblo saharaui de Aragón, Andalucía, Asturias y Canarias, son el magistrado del Tribunal Superior de Justicia asturiano Jesús María Montillo, los abogados Nieves Cubas, Juan Carlos Gómez, Altamira Guelbenzu y Francisco Eses, que viajaban junto con un letrado francés y otro belga.

Marruecos tensa sus relaciones con la ONU tras romper con la UE

La detención de los abogados españoles se produce en plena escalada de tensión de las relaciones internacionales por parte de Marruecos, que recientemente expulsó de su territorio a 84 integrantes de Minurso -la misión de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental- y la Uniòn Africana, además de congelar la partida de unos tres millones anuales que destinaba a financiar su funcionamiento.

Marruecos también rompió relaciones con la Unión Europea hace unas semanas, tras anular el Tribunal de Justicia de la UE el acuerdo comercial agrario bilateral al advertir que incluía productos de la antigua colonia como su fueran alauitas. En ese pleito, el tribunal reconoció por vez primera la legitimidad del Frente Polisario para representar los intereses del pueblo saharaui.

“Debe ser considerado una persona moral”, señalaba la sentencia, que recordaba que la antigua colonia está siendo “administrada de hecho” por el Estado alauita pese a carecer de “ningún mandato” de la ONU para hacerlo y de no estar incluido “en las fronteras internacionalmente reconocidas”.

Zaragoza denuncia la actitud de Marruecos

El ayuntamiento de Zaragoza, que envía esta semana una delegación de concejales a los campos de refugiados de Tinduf en representación de la Comisión de Información para el Sahara Occidental (CISO), ha aprobado este jueves una declaración en la que denuncia “los ataques a la libertad de circulación de personas que intentan realizar trabajos de vigilancia de los derechos humanos”.

“Ayer mismo tuvimos un claro ejemplo de cómo se comporta Marruecos en materia de derechos humanos”, señaló la vicealcaldesa de Zaragoza y responsable de Servicios Sociales, Luisa Broto, que reclamó que “el respeto” por esa norma internacional “esté por encima de cualquier otro motivo; económico, político o social”.

La declaración del ayuntamiento de Zaragoza, suscrita por sus cinco grupos municipales (ZeC, PP, PSOE, C’s y Cha), muestra su repulsa ante “la expulsión del personal civil de Naciones Unidas realizada por Marruecos recientemente”, reclama al Gobierno español y a la comunidad internacional “que realicen las gestiones oportunas para que regresen y además se les dote de competencias para la supervisión de los derechos humanos” y reivindica “la liberación de todos los presos políticos saharauis encarcelados por ejercer sus derechos y libertades fundamentales”, al tiempo que denuncia la actitud marroquí de mantener “los territorios ocupados del Sahara Occidental cerrados a la presencia de observadores internacionales y periodistas”.


Compartir

twitter meneame







28 de febrero de 2016

Sáhara: 40 años de un gobierno entre el exilio y la diáspora


PATRICIA CAMPELO

El 27 de febrero de 1976, el pueblo del Sáhara cavó su trinchera de resistencia política proclamando la República Árabe Saharaui Independiente (RASD). Tres generaciones de habitantes del desierto relatan, cuatro décadas después, temores y anhelos de una lucha prolongada más tiempo del esperado.

Jatri llegó con el aliento contenido a Bir Lehlu, tras un largo viaje, para asistir al acontecimiento político más importante de su pueblo. Trabajaba de periodista en la radio de Argel, en 1976, y aquel 27 de febrero no sólo le movía el interés por informar, sino por ser testigo del nacimiento de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD): un gobierno alumbrado en el exilio a eso de las doce de la noche y abrigado por la oscuridad del desierto más hostil, entre su tierra, ya invadida por Marruecos, y Argelia.

En esa zona que hoy el Frente Polisario [representante político del pueblo del Sáhara] denomina “territorios liberados”, se firmó la proclamación de independencia de la RASD, mientras los allí presentes observaban el episodio con un ojo puesto en el cielo, en alerta para esquivar los bombardeos de la aviación marroquí. “Eran momentos difíciles, de sufrimiento en plena invasión”, recuerda Jatri Aduh en conversaciones telefónicas con Público desde los campamentos de refugiados, en Tinduf (Argelia), donde esta semana se celebran diferentes actos para conmemorar el aniversario.

Este saharaui de 61 años es el actual presidente del Parlamento de la RASD y del Consejo Nacional. Reside en los asentamientos de desplazados de la ‘hamada’, un trozo de desierto pedregoso que el gobierno argelino cedió a quienes huyeron de la guerra. El conflicto bélico estalló en noviembre de 1975, cuando España abandonó el Sáhara Occidental cediéndolo a Marruecos y a Mauritania. El Frente Polisario se resistió y reclamó su derecho a la autodeterminación. Mauritania renunció a sus pretensiones anexionistas, pero el reino de Hassán II continuó bombardeando la zona, en ocasiones, con napalm y fósforo blanco. El resultado: 16 años de hostilidades que finalizaron con el alto el fuego auspiciado por Naciones Unidas en 1991, cientos de víctimas y una cuestión de soberanía aún por resolver.

Pero en febrero de 1976 se abrió una puerta a la esperanza. Los primeros campamentos de refugiados del Sáhara se instalaron, de forma precaria, en el área de tránsito de las tierras liberadas. “Se trataba de garantizar la supervivencia y organizar la vida entre el hostigamiento de la aviación marroquí en Tifariti, Bir Lehlu y otros lugares. Era una zona expuesta a la guerra”, enfatiza Aduh.

Con todo, la idea de recuperar su territorio les daba aliento. “Se trataba de la vida y la muerte de personas pero también de la vida y la muerte de toda una causa”, advierte el político saharaui. Por ello, a la hora de planificar la vida en el exilio, no sólo se centraron en hacer frente a la invasión del territorio. También buscaron que no se desnaturalizara el conflicto ante la propaganda enemiga. “Después del abandono de España, se quiso demostrar que esto no se trataba de una cuestión de descolonización, ni de territorio autónomo ni de un pueblo que tiene derecho a ejercer su autodeterminación”, lamenta Aduh. “No estaba en nuestra voluntad vivir ese destino”, remacha.

Saharauis con DNI español

Al igual que Jatri Aduh, los saharauis que pudieron salir de su territorio tras la Marcha Verde [la invasión organizada por el rey marroquí en noviembre de 1975, poco antes de estallar la guerra] conservan su documento de identidad español como residentes de la 53 provincia española, zona que el franquismo nunca llegó a descolonizar. “Eso demuestra la envergadura de la responsabilidad de los distintos gobiernos de España”, señala. En 2013, un equipo español de forenses y arqueólogos rescató de una fosa común los cuerpos de ocho pastores. Tres de ellos llevaban encima sus DNI españoles. “Todos los saharauis que figuran en el censo de 1974, el ultimo que hizo España, llevaban la documentación y la nacionalidad española. También las víctimas de la exterminación física por parte del ejército marroquí”, apunta Aduh.

....
[Solo se ha reproducido parte de este reportaje.  Léelo completo en: Público]


Compartir

twitter meneame







3 de febrero de 2015

Marruecos emplea a sus menores para presionar contra los saharauis


Pedro Fernández Barbadillo

La monarquía y el majzén (la corte) marroquíes consideran que el mantenimiento de la población que ellos no pueden alimentar o tener en su país corresponde al resto del mundo, en especial a los europeos, tan solidarios que renuncian a tener hijos para acoger en cambio a poblaciones del resto del planeta.

>Pese a los tratados internacionales firmados con otros países, como España, Rabat hace muy poco por impedir la emigración ilegal de sus súbditos y cuando éstos se encuentran fuera de sus fronteras se niega a repatriarlos.

En Suecia hay cientos de menores de edad marroquíes y de otros países del norte de África, unos 800, que piden asilo político en Suecia. De ellos, según la Policía sueca, al menos en torno a 200 malvivían en el centro de Estocolmo dedicados a la pequeña delincuencia e incluso la prostitución. Aun en esas circunstancias, muchos adolescentes marroquíes se niegan a ser devueltos. Desde 2011, sólo han retornado dos marroquíes.

El 19 de enero, el ministro sueco del Interior, el socialdemócrata Anders Ygeman, y el presidente de la Cámara de Representantes de Marruecos, Rachid Talbi Alami, anunciaron que habían llegado a un acuerdo por el cual los menores marroquíes serían identificados y deportados a su país, y allí educados y formados por varias ONG.

¿Cuál ha sido el motivo de que las autoridades marroquíes hayan cambiado de opinión y acepten reintegrar a sus menores, cosa que no hacen con los que se encuentran en España, lo que se opone al Tratado de Amistad y Buena Vecindad firmado en 1991.

Los socialdemócratas se contradicen

En 2012, el Parlamento sueco, con el voto de los tres principales partidos de la oposición, los socialdemócratas, los verdes y los excomunistas del Partido de los Demócratas Suecos, pidió que su país reconociese como Estado a la República Árabe Saharaui Democrática, noticia que provocó una conmoción en Marruecos, ya que de cumplirse Suecia se convertiría en el primer país de la Unión Europea en reconocer a la RASD.

Las presiones de Marruecos incluyeron la denegación del permiso de apertura a una tienda de Ikea en Casablanca, el principal centro económico del país africano. Pero el elemento definitivo parece haber sido este acuerdo de repatriación de los menores de edad.

El 15 de enero, el Ministerio de Exteriores sueco anunció que el reconocimiento diplomático se paralizaba. Y sólo cuatro días después Rabat aceptó repatriar a sus súbditos. El Gobierno socialdemócrata olvida sus promesas a cambio de limpiar las calles de Estocolmo de visitantes indeseados.

Ya conocemos el punto débil de Marruecos

Uno de los mayores expertos en la historia y el estatus del Sáhara Occidental y su ocupante, Marruecos, el catedrático Carlos Ruiz Miguel, escribe en su blog que la solución a la crisis con Suecia por parte de Rabat da un mecanismo de presión a los países que tengan conflictos o contenciosos con el país africano.

“Sabíamos que el majzén de Marruecos está dispuesto A TODO (he dicho, a «todo») para mantener la ocupación del Sahara Occidental. Pero lo que no sabíamos, y Suecia nos lo ha descubierto, es que el majzén está dispuesto a ceder EN CUALQUIER COSA a cambio de que no se reconozca a la RASD. Conociendo esto, va a ser ahora fácil, muy fácil, para los demás Estados presionar a Marruecos si sus dirigentes están dispuestos a defender los intereses de sus países sin caer en las redes de corrupción del majzén. Bastará tomar la iniciativa de reconocer a la RASD para que el majzén de Marruecos se avenga a CUALQUIER cosa a cambio de que el Estado en cuestión no proceda a tal reconocimiento. Suecia ha dejado al descubierto el talón de Aquiles del régimen marroquí. Y ese talón de Aquiles se llama RASD.”

Ahora bien, los presidentes de Gobierno españoles desde Carlos Arias Navarro, que, con la excepción de José María Aznar, siempre se han sometido a los deseos de Rabat y de su protector, París, ¿están dispuestos a apretar el talón de Aquiles marroquí?


[Esta notícia procede de: La Gaceta]


Compartir

twitter meneame







4 de noviembre de 2015

El Aaiún, engalanada con colores marroquíes, espera la visita de Mohamed VI


EFE - El Aaiún

El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, se ha engalanado de rojo y verde, los colores de la bandera marroquí, para conmemorar el 40 aniversario de la Marcha Verde el próximo viernes, mientras se da por hecho que el rey Mohamed VI llegará en breve a la ciudad.

El 6 de noviembre de 1975, Hasán II puso a 350.000 marroquíes en marcha para reclamar el Sáhara español, lo que precipitó la salida de las tropas españolas del territorio y la llegada de las de Marruecos, además de la huida de miles de saharauis a Tinduf.

Al acercarse el cuadragésimo aniversario, brigadas de operarios pintan hoy inmuebles, reparan desperfectos, limpian calles y despliegan en todos los edificios oficiales enormes banderas, que se suman a aquellas con que viviendas privadas y comercios de toda clase (farmacias, bancos o agencias de viajes) han adornado sus fachadas.

Por todas partes son visibles policías marroquíes de civil, armados con walkies-talkies, apostados en todas las esquinas de las avenidas importantes de esta ciudad de unos 300.000 habitantes.

Todos los hoteles han sido requisados por el Gobierno durante esta semana en previsión de la llegada del rey, visita que aún no es oficial, pero que en El Aaiún todo el mundo da por segura visto el nivel de preparativos, de los que no hay memoria.

El Aaiún ha crecido en solo diez años casi en un 50 % en número de habitantes, convirtiéndose en una población muy parecida a las ciudades marroquíes de provincias, con ese color naranja tan frecuente en el urbanismo de Marruecos.

No existe ningún dato estadístico fiable sobre la cifra de saharauis de origen frente a los marroquíes llegados desde 1975 y sus descendientes, pero los saharauis suelen decir que ellos apenas son ahora un cuarto o como máximo una tercera parte de la población del Sáhara Occidental, que Marruecos llama sencillamente "las provincias del sur".

Pese a que algunos medios marroquíes aseguraron que el Frente Polisario tenía intención de "reventar" las festividades de la Marcha Verde introduciendo en el territorio a numerosos independentistas, lo cierto es que en la ciudad el ambiente es de total normalidad, aunque la presencia policial es más intensa de lo habitual.

Distintas iniciativas se han gestado en los últimos días en todo Marruecos para hacer del 6 de noviembre una proclamación de la "marroquinidad" del Sáhara, entre las que destacan un rally de coches de época (40, tantos como el aniversario) matriculados antes de la Marcha Verde y que entrarán en El Aaiún el día 6.

Habrá igualmente una carrera de 135 motos de gran cilindrada que han sido trasladadas en una fragata militar hasta el puerto de Dajla (antigua Villa Cisneros) para entrar triunfantes en El Aaiún, también el día 6.

En las redes sociales, unos han creado el hashtag "Saharamaghrebiya" (Sáhara marroquí), mientras que en Facebook el ministro de Turismo, Lahcen Hadad, ha sido el primero en sumarse a la cuenta "Mi país, mi Sáhara, mi bandera" en la que todo el que lo desee puede colocar su foto con la bandera del país sobreimpresa.

Las fuerzas de la misión de la ONU en el Sáhara (Minurso) apenas son visibles en la ciudad, aunque todos aquí coinciden en que su quehacer diario se realiza poniendo un escrupuloso cuidado en no mezclarse lo más mínimo con la población local.

Contactada por Efe, la Minurso se negó a hablar con un periodista o a dar su versión de la situación actual, caracterizada por un absoluto bloqueo político.

Mientras que el Frente Polisario exige un referéndum con opción de independencia, Marruecos ha dejado claro que no ofrecerá nada más allá de una autonomía, que por el momento aún no ha definido.

De hecho, todos en El Aaiún esperan que Mohamed VI pronuncie el viernes su tradicional discurso de la Marcha Verde y que defina las características de esa autonomía, además de anunciar faraónicos proyectos de inversión en infraestructuras.


[Esta notícia procede de: El Diario]


Compartir

twitter meneame







2 de noviembre de 2015

La trama no contada de la invasión marroquí al Sahara


Salka Embarek

El plan estratégico de la invasión marroquí del Sáhara, no comenzó con la entrada de la Marcha Verde, eso vino después y sirvió para desviar la atención de la Comunidad Internacional. Ahí es donde estaba el espectáculo y la prensa, pero no donde se estaba produciendo la invasión militar del Sáhara.

La movilización de miles de colonos marroquíes enardecidos por el discurso de su rey Hassan II, precedidos por un despliegue militar con claras instrucciones, fue una maniobra acordada de antemano, meditada con tiempo y maquinada para lograr el objetivo sin estorbos. Esa estampa, que fue grabada, fotografiada y documentada desde una barrera segura por los medios españoles, franceses y marroquíes, es lo que ha permanecido en la memoria de gran parte de la sociedad española sobre los acontecimientos ocurridos hace tan solo 40 años. Eso es lo que vendió la prensa instalada con sus trípodes frente a los colonos que enarbolaban banderas de su país. Ahí es donde estaba el espectáculo pero no donde se estaba produciendo la invasión militar del Sáhara.

A finales de octubre de 1975, España, Marruecos y Mauritania, con la protección y el amparo de otros países como EE.UU., Francia e Israel, mantienen conversaciones con el fin de que la invasión militar del territorio saharaui se lleve a cabo, a pesar de que días antes, la Corte internacional de Justicia había emitido su dictamen jurídico en el que decretaba que no existían lazos de soberanía alguno para que Marruecos pudiera argumentar que el Sáhara era parte integrante de su territorio, por lo que al pueblo saharaui le pertenecía decidir su futuro mediante la celebración de un referéndum de autodeterminación. Dicho de otra forma: el pueblo saharaui tiene derecho a la autodeterminación.

La invasión se produce a 300 kilómetros del espectáculo de la Marcha Verde. El ejército marroquí aniquila a todo ser vivo y oculta los cadáveres de los saharauis en fosas comunes.

Marruecos se prepara militarmente utilizando arsenal bélico de origen americano y francés, con el apoyo de los petrodólares saudíes. Los oficiales del ejército español sirven de guías sobre el terreno.

En un intento de camuflar esta invasión ante la Comunidad Internacional, deciden comenzar su entrada alejándose un poco del Aaiun circundando el territorio desde Hauza y Chederia, al este de Smara. En ese momento, la cobertura mediática está controlada por la prensa de los tres principales actores: Francia, España y Marruecos. Los medios de estos tres países sólo hablan del desarrollo de una «marcha pacífica» la Marcha Verde, mientras que a unos 300 kilómetros al este, se está aniquilando a la población saharaui, ejecutados o enterrados vivos en fosas comunes que abren para ocultar los cadáveres. Hasta el ganado es exterminado, envenenan el agua de los pozos, arrasan y destruyen todo lo que encuentran a su paso: tierra quemada. La idea de la «marcha pacífica» se presenta al mundo como una forma de «recuperar el Sáhara» mientras que Marruecos con sus aliados está invadiendo el territorio utilizando tácticas militares de guerra y cometiendo crímenes de lesa humanidad.

Los reclutados eran delincuentes.

Los reclutados para integrar esa marcha eran delincuentes, presos, criminales, y también personas sin recursos recogidos en las calles de las ciudades marroquíes, gente sin nada que perder. Estos fueron los elegidos para formar las columnas de 350.000 colonos invasores que llegarían a todos los rincones del Sáhara y entre los que también se encontraban unidades del ejército marroquí.

Hoy en día, muchos siguen creyendo que Marruecos no entró en el Aaiun, sino que se detuvo en las fronteras heredadas de España cuando la marcha recibió la orden de retroceder. En ese momento del retroceso, ya las unidades acorazadas marroquíes habían entrado al territorio saharaui cubriendo toda la parte este del Sáhara Occidental.

El acuerdo tripartito pretende formalizar algo ilegal y que estaba costando la vida de miles de personas inocentes.

El acuerdo tripartito de Madrid fue firmado pocos días después, (14 de noviembre de 1975), con la presión francesa hacia los mauritanos (Mokhtar Dadah), y con la presión de otros elementos interesados en el reparto. El objetivo fue legalizar la ocupación del Sáhara, una ocupación que ya estaba hecha.

La Asamblea General de las Naciones Unidas rechazó de forma determinante los hechos y presentó una resolución en la que se exigía el respeto a la legalidad internacional y que reconocía el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación. Hasta la fecha nadie reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara como tampoco Marruecos cumple con la legislación internacional ni reconoce las resoluciones de la ONU.

El rey Mohamed VI celebra «a lo grande» el genocidio.

Cada 6 de noviembre, el Rey de Marruecos celebra a lo grande este trágico acontecimiento que supuso el genocidio de la población saharaui, la vulneración de todos sus derechos y el robo de su país, lo que conmemoramos todos los demás el 31 de octubre de cada año, como también se vuelve a poner sobre la mesa la responsabilidad de España, el abandono de la que fuera una más de sus provincias, junto a su población, el inconcluso proceso de descolonización, las resoluciones de la ONU a favor del derecho del pueblo saharaui, la necesidad de hacer cumplir a Marruecos con la legalidad internacional y la imposición de justicia para el pueblo saharaui en su derecho a ser soberano.

Pobreza extrema en los Campamentos de refugiados y violación de los derechos humanos en los Territorios Ocupados.

La población saharaui que logró huir de la invasión y alcanzó atravesar los miles de kilómetros de desierto bajo el bombardeo de la aviación militar marroquí, la que logró sobrevivir al Napalm y al Fósforo Blanco, al hambre y a la sed, a las enfermedades y a las inclemencias del tiempo, se estableció en campamentos de refugiados que hace pocos días fueron dañados por las intensas lluvias que cayeron en la zona. A pesar de que la vida parece imposible en la hammada, ellos han logrado crear de la nada una infraestructura para su supervivencia, y aunque malviven en condiciones de pobreza y malnutrición, su convicción política y el derecho a recuperar su tierra permanece intacto.

En los territorios ocupados, el régimen marroquí ataca con dureza a la resistencia pacífica saharaui. Secuestra a periodistas y defensores de derechos humanos, los somete a torturas y amenazas. El régimen marroquí ataca a los saharauis que se manifiestan o se concentran para reivindicar sus derechos, despliega a todos los cuerpos policiales por las ciudades ocupadas y arma a los colonos contra la población saharaui cercando y aislando sus barrios. Controla y persigue a los activistas, a las organizaciones de derechos humanos saharauis que considera ilegales, prohíbe la entrada de observadores internacionales al territorio, detiene a los saharauis de forma arbitraria, los encarcela y tortura para después someterlos a juicios sumarísimos en los que se dictan largas sentencias de años contra ellos por haber participado en una manifestación pacífica…

Pero la lucha contra la ocupación marroquí y a favor de la independencia crece y se fortalece en el tiempo. Las manifestaciones de la población saharaui han ido en aumento por todo el territorio desde que en el 2005 se produjera la primera intifada, a pesar de la larga lista de presos, desaparecidos y de muertos. La determinación de sus reivindicaciones se consolida y se refuerza generación tras generación, marcando fechas y acontecimientos que son hitos históricos en su lucha, como fueron las protestas y el levantamiento del campamento de Gdeim Izik en 2010, o el reconocimiento internacional de activistas defensores de los DDHH.

Los líderes activistas de la Causa saharaui han aumentado en estos últimos años en los Territorios Ocupados, respaldados por la Comunidad saharaui, tanto en las ciudades del Sáhara ocupado, como desde los Campamentos de Refugiados, como los que, desde el exilio les muestran su apoyo y consideración.


[Esta opinión procede de: Tercera Información]


Compartir

twitter meneame







1 de noviembre de 2015

Marruecos no quiere testigos


Fito Álvarez Tombo

Fito Álvarez Tombo

El próximo 14 de noviembre se cumplen 40 años de la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid, que representó la entrega por parte de España del territorio del Sáhara Occidental a Marruecos y Mauritania, desentendiéndose de sus obligaciones como país colonizador, y posibilitando a Marruecos ocupar el territorio. Estos acuerdos son nulos de pleno derecho, "ningún país puede ceder la soberanía de un territorio de forma unilateral", por tanto España sigue siendo legalmente la potencia administradora del Sáhara y responsable del sufrimiento de la población saharaui en el Sáhara Occidental. La ilegalidad de estos acuerdos hace que Marruecos no sea más que su ocupante ilegal.

Tras el abandono del territorio por parte de España, Marruecos expulsó de sus casas a los saharauis, que tuvieron que refugiarse en Argelia en campamentos; los que se quedaron sufrieron persecución, desapariciones, tortura y prisión, prácticas que continúan a día de hoy. Marruecos no quiere testigos de estos atropellos, por lo que somete a las zonas ocupadas del Sáhara Occidental a un férreo bloqueo informativo. Son continuas las expulsiones de observadores internacionales de derechos humanos que Marruecos realiza con total impunidad y sin ninguna base legal.

Solo durante el año 2014, las fuerzas de ocupación marroquíes expulsaron más de 65 observadores internacionales de diversas nacionalidades, estadounidenses, británicos, españoles, portugueses, franceses, tunecinos, noruegos e italianos, de las zonas ocupadas del Sáhara Occidental.

Durante este año las cosas no han cambiado, Marruecos sigue con su política de hermetismo y bloqueo. Son numerosas las expulsiones de observadores. A delegaciones sindicales, a abogados, a políticos, a asociaciones de mujeres, a activistas en la defensa de los derechos humanos se les impide constatar de primera mano la grave situación en la que vive la población autóctona del Sáhara Occidental, son expulsados en muchas de las ocasiones desde la misma escalerilla del avión que los traslada. Marruecos, en su paranoia por bloquear toda información sobre la situación de las zonas ocupadas del Sáhara Occidental, ha llegado a vetar las visitas de Christopher Ross, enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas, y de Joaquim Chissano, representante de la Unión Africana, y atacar la casa donde se encontraban reunidos los delegados del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos con los miembros de la asociación saharaui de derechos humanos CODESA, presidida por la activista saharaui Aminetu Haidar.

Marruecos aplica esta política incluso con asociaciones de prestigio e imparcialidad demostrada en la defensa de los derechos humanos como Amnistía Internacional, su director para Europa y Asia Central, John Dalhuiseny su compañera IremArf, investigadora sobre los derechos de los migrantes y los refugiados, fueron expulsados el pasado 11 de junio, y más recientemente Human RightsWatch, que supervisa la situación de los derechos humanos en el mundo, que ha visto suspendidas sus actividades por las autoridades marroquíes tanto en Marruecos como en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental.

La población saharaui, a pesar de conocer el grave riesgo que para su integridad física supone, lucha a diario contra este bloqueo. Varias asociaciones saharauis trabajan en la realización de informes y recabando información sobre la violación de derechos humanos, sobre la situación de los presos políticos en las cárceles marroquíes, sobre el expolio de recursos naturales, sobre la situación de los menores y las mujeres bajo la cruel ocupación y sobre las diferentes discriminaciones que sufre los saharauis. Informes que luego son presentados en forma de denuncia en distintos organismos.

Mención especial merece el grupo de jóvenes saharauis que bajo el nombre de "Equipo mediático" trabajan, con más ganas que medios, en la realización y difusión de vídeos de las muchas acciones y protestas que de forma pacífica realizan las saharauis en todas las ciudades del Sáhara Occidental. Grabando la brutalidad desmedida con la que las fuerzas de ocupación marroquíes aplacan estas acciones. Esta actividad ha hecho que estos jóvenes sean objetivo prioritario para los marroquíes, lo que ha hecho que algunos de ellos acaben siendo encarcelados y torturados.


[Esta notícia procede de: Faro de Vigo]


Compartir

twitter meneame







31 de octubre de 2015

Des parlementaires européens exhortent la Commission à octroyer de nouvelles aides aux réfugiés sahraouis


BRUXELLES- Des parlementaires européens ont adressé vendredi une lettre au Commissaire chargé de l'Aide humanitaire et de la gestion des crises, Christos Stylianides, l'incitant à "octroyer de nouvelles aides financières" aux réfugiés sahraouis durement touchés par les dernières pluies torrentielles qui ont dévasté plusieurs camps dans la région de Tindouf.

"En tant que membres du Parlement européen, nous demandons à la Commission européenne d'exercer un rôle leader dans la gestion de cette crise, et d'octroyer de nouvelles aides financières, afin de répondre à cette catastrophe humanitaire, les campements de réfugiés sahraouis dépendant uniquement de l'aide internationale", ont-ils écrit dans leur lettre.

Exprimant la "préoccupation profonde" du Parlement européen par la crise humanitaire qui frappe actuellement le Sahara occidental, consécutive aux pluies torrentielles qui ont dévasté cinq camps dans la région de Tindouf, ces parlementaires ont appelé à" davantage de solidarité internationale avec les réfugiés sahraouis".

"Dans l'attente d'une solution politique à la question du Sahara Occidental, nous en appelons à davantage de solidarité internationale avec les réfugiés sahraouis, qui vivent depuis pratiquement 40 ans en Algérie près de Tindouf, sous un climat désertique rude, avec un accès limité aux ressources de base", ont-ils ajouté.

Le désert du Sahara ne connaît que très rarement de telles pluies. Ce phénomène inhabituel a engendré "une situation d'urgence", inondant et détruisant des pans entiers des camps qui servaient d'abris aux quelques 90.000 réfugiés sahraouis les plus vulnérables dans le sud-ouest de l'Algérie, ont ils souligné.

Les tentes sahraouies, leurs maisons faites de briques d'argile, ainsi que les infrastructures telles que les dispensaires, les hôpitaux et les écoles ont été "endommagés ou détruits", ont -ils fait remarquer.

Les latrines, ont ils poursuivi, doivent être reconstruites et les eaux de pluies doivent être rapidement drainées pour éviter les maladies, la contamination des eaux de source et l'effondrement d'autres bâtiments.


[Esta notícia procede de: Algerie Presse Service]


Compartir

twitter meneame







30 de octubre de 2015

Confirman la paralización de la expulsión del activista saharaui Aalia


Hassana Aalia

Bilbao. La Audiencia Nacional ha confirmado la obligación de archivar el expediente de expulsión iniciado contra el activista saharaui Hassana Aalia, según ha informado hoy la Comisión de Ayuda al Refugiado en Euskadi (CEAR-Euskadi).

Hassana Aalia fue arrestado por la Policía Nacional el 6 de octubre pasado en Burgos al no portar documentación alguna, aunque poco después fue puesto en libertad al comprobarse que su caso está pendiente de que se resuelva el recurso que presentó contra la decisión del Gobierno de denegarle el asilo.

CEAR-Euskadi ha señalado en una nota que, gracias a su intervención, la Audiencia Nacional ha confirmado la obligación de archivar el expediente de expulsión iniciado contra Hassana Aalia, a quien la Policía Nacional "puso en riesgo de ser devuelto a un país donde su vida corre peligro".

A su juicio, el archivo del expediente de expulsión es "un obstáculo menos en la carrera hacia la concesión del estatuto de refugiado" para el activista saharaui y pone de manifiesto "la mala praxis" de la Policía Nacional en relación a las personas solicitantes de asilo.

CEAR-Euskadi ha considerado "grave" incoar un expediente de expulsión a personas "que corren riesgo si son devueltas a sus países de origen".

La Comisión de Ayuda al Refugiado en Euskadi ha recordado que el activista saharaui se encuentra pendiente de una resolución de la Audiencia Nacional sobre su solicitud de asilo y ha criticado que a pesar de contar con una medida cautelar que suspendía su salida de territorio nacional, la Policía acordase iniciar un expediente y "proponer la expulsión contra Aalia a la subdelegación del Gobierno de Burgos".

Hassana Aalia, de 26 años, fue condenado a cadena perpetua por un tribunal militar marroquí tras participar en 2010 en el campamento de protesta pacífico de Gdeim Izik, a 12 kilómetros de El Aaiún (Sahara Occidental).

Marruecos ordenó su busca y captura y Aalia solicitó asilo en Bilbao, donde se encontraba participando en un programa sobre derechos humanos, pero el Ministerio de Interior rechazó la solicitud con el argumento de que el activista afronta un proceso judicial en Marruecos.

El joven recurrió y mientras se resuelve el recurso la Audiencia Nacional decidió paralizar temporalmente la orden de salida obligatoria del territorio español dictada en su día por el Ministerio de Interior.

El 6 de octubre pasado, la Policía Nacional le detuvo al no portar documentación, pero después quedó en libertad.


[Esta notícia procede de: Noticias de Guipuzcoa]


Compartir

twitter meneame







29 de octubre de 2015

El Sáhara, una «herida abierta» todavía en la historia de España


LUIS DE VEGA

Se cumplen cuarenta años de la salida del Sahara Occidental en un momento en el que en España, más que nunca, se habla de unidad, de soberanía y de territorio. Qué contraste entre la férrea defensa que Madrid hace de Cataluña y la absoluta pasividad que sigue mostrando con la que fue su provincia hasta 1975 y su población. Nuestros políticos, nuestros gobernantes y nuestros diplomáticos huyen de este conflicto como de la peste. Alguien se sigue encargando de que la memoria no sea tan fácil de remover.

«¿Por qué no quieren que se hable?». El que se queja de esta forma no es otro que el historiador José Luis Rodríguez Jiménez, autor de «Agonía, traición y huida. El final del Sahara español» (Ed. Crítica). Es el último que ha buceado en diversos archivos públicos, privados y hasta particulares. Y no siempre sin dificultades, a pesar de los años transcurridos. La obra recoge correspondencia entre Franco y Hasán II o entre Carlos Arias Navarro y Manuel Gutiérrez Mellado, que llega a solicitar abiertamente al presidente del Gobierno «una solución promarroquí y antiargelina» para el conflicto pocos meses antes de la muerte de Francisco Franco.

«Esto sigue siendo una herida abierta», señala el autor durante una entrevista con ABC. «Una herida abierta por cómo ha quedado España y su diplomacia ante el mundo. A la altura del betún. Las promesas a los saharauis de incumplieron de manera vergonzosa». «A los políticos y los diplomáticos les duele la palabra traición. Pero no solo se traicionó a los saharauis. También se traicionó a los intereses de España» en un momento «en el que el riesgo de guerra era múnimo por la superioridad aplastante de España», añade el historiador.

Pero el trabajo de investigación no es sencillo, deja entrever este profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, cuando se tienen entre manos asuntos del Sahara, Ceuta, Melilla, Ifni o Gibraltar. «Una recomendación, mejor no hablar de este tema, pues el gobierno español no quiere que se trate el mismo, puede molestar al de Marruecos», afirma Rodríguez en el libro. En efecto, el reino alauí es hoy aliado estratégico en asuntos diversos, entre ellos el espinoso terrorismo yihadista. Y el interés de Rabat en la cuestión de la ex colonia es inversamente proporcional al desinterés español.

Un lustro antes de organizar la Marcha Verde con el dictador Franco en el lecho de muerte, el rey Hasán II de Marruecos ya presionaba a Madrid para que saliera del Sahara sin hacer caso de las peticiones de la ONU para que organizase un referéndum de autodeterminación. En 1969 se monarca se presentó en la capital de España y los detalles de lo que habló con el Caudillo estaba recogido en la Real Academian de la Historia. Rodríguez Jiménez se apoya también en las cartas que se cruzaron en 1975 Franco y el soberano alauí. Las misivas se guardan en el archivo de la Fundación Franco. En el Archivo General Militar de Ávila se topó con «documentación muy interesante y completa de los servicios de inteligencia con, entre otros asuntos, referencias a las radios de diferentes países que iban escuchando».

De la Marcha Verde hasta hoy

El libro, nutrido de datos, citas y referencias de documentos sigue sin embargo sin llenar un vacío bibliográfico. ¿Qué ha ocurrido en la ex colonia española en estos cuarenta años? ¿Todo acabó con la Marcha Verde? ¿Qué ha cambiado en el territorio? ¿Cómo ha evolucionado el Frente Polisario? ¿Y los refugiados? ¿Y los saharauis que viven bajo la ocupación marroquí? ¿Y las Naciones Unidas?

Recordar que la administradora legal del Sahara sigue siendo, a falta de proceso descolonizador, España frente a la presencia de facto marroquí no está de moda. Seguramente sea una nueva casualidad del destino, pero mientras se escriben estas líneas el secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon se encuentra en Madrid y el rey Mohamed VI hace las maletas para celebrar en El Aaiún que hace 40 años su padre se aprovechó del desinterés español para ocupar el Sahara Occidental. En efecto, la herida sigue abierta.


[Esta notícia procede de: ABC]


Compartir

twitter meneame







28 de octubre de 2015

Sáhara: ¿Dónde estuvieron en los últimos 40 años?


David Bollero

Las lluvias torrenciales de los últimos días han provocado una auténtica catástrofe en los campamentos de refugiados saharauis. En realidad, es una catástrofe al cuadrado, porque llevar cuarenta años expulsados en la Hamada ya era catastrófico… o una catástrofe al cubo porque, además de eso, tenemos que sumar la indiferencia de la Comunidad Internacional y la reducción de la ayuda humanitaria en los últimos años.

Estas lluvias, que han destrozado más de 3.000 hogares saharauis, han provocado que, incluso ayer, el Sáhara fue trending topic en Twitter, algo que yo no recuerdo que hubiera sucedido antes. Y es que desde que el pasado 17 de octubre arrancaran esas terribles lluvias, no sólo ha corrido el agua, también los ríos de tinta, los programas especiales de radio, los blogueros de tecla fácil y trasero cuadrado de no despegarse del sillón… La tragedia vende, trae visitas, se contagia… Es así.

Y aunque este interés por el Sáhara sea efímero, tenga fecha de caducidad, me alegro de que se haya producido, porque quizás contribuya a que alguien que no conocía el drama saharaui lo haga y, a partir de ahora, se sume a la causa justa de un pueblo que ansía recuperar su patria, esa palabra con la que a los Gobiernos de España se les llena la boca pero con la que luego comercian a placer.

Y aunque, como digo, me alegre de este repunte mediático sobre el Sáhara, no puedo dejar de preguntarme:

¿Dónde han estado muchos de esos medios, blogueros y tuiteros durante los últimos 40 años?

¿Dónde han estado cuando nuestro Gobierno y el PP quisieron parar la  investigación del juez Ruz sobre el genocidio saharaui?

¿Dónde han estado cuando el Gobierno del PP niega sistemáticamente la nacionalidad a los saharauis, considerándolos apátridas, mientras se la concede a los sefardíes?

¿Dónde han estado cuando la Unión Europea suscribía con Marruecos los acuerdos de pesca de unos bancos de peces saharauis?

¿Dónde han estado cuando Marruecos torturaba, apaleaba y asesinaba a sangre fría a los activistas saharauis?

¿Dónde han estado cuando en 2010 Marruecos masacró el campamento Gdeim Izik y la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, no movió un dedo para investigar la muerte de saharauis y un español?

¿Dónde han estado cuando ahora el Gobierno de Rajoy niega el asilo al activista Hassanna Aalia, a pesar de que su vida corre peligro de regresar a Marruecos?

¿Dónde han estado cuando Takbar Haddi casi perece en una huelga de hambre con la que reclama el cuerpo de su hijo, muerto en manos de la policía marroquí?

¿Dónde han estado cuando las minas españolas e italianas del Muro de la Vergüenza volaban en pedazos la pierna de Brahim Husein?

¿Dónde han estado cuando España ni siquiera rechista para que el respeto de los Derechos Humanos se incluya en el mandato de la MINURSO?

La lista de preguntas que me surgen es interminable pero ahora mismo, en este instante, la que más me importa es una:

¿Dónde estarán cuando hayan pasado las lluvias?

[Esta opinión procede de: Público]


Compartir

twitter meneame







27 de octubre de 2015

"Si España hubiera aguantado el tirón a Marruecos en el Sáhara no hubiese habido guerra. No había riesgo real"


José Luis Rodríguez, autor de la obra
'Agonía, traición y huída'.- JAIRO VARGAS

ALEJANDRO TORRÚS

El 14 de noviembre de 1975, hace ahora 40 años, España violó la legalidad internacional y entregó el Sáhara Occidental a Marruecos y a Mauritania faltando a su propia palabra. España se había comprometido a descolonizar y a realizar un referéndum de autodeterminación en el territorio y, por contra, ejecutó una entrega del mismo a los mencionados países. Cuarenta años después de aquello y 24 años después del alto al fuego entre el Frente Polisario y Marruecos, la mitad de la población saharaui vive en condiciones infrahumanas en los campamentos de refugiados de Argelina y la otra mitad bajo ocupación marroquí en el Sáhara Occidental. 

El profesor de Historia en la Universidad rey Juan Carlos de Madrid José Luis Rodríguez Jiménez publica Agonía, traición y huida (Crítica), una crónica llena de testimonios y papeles privados de políticos y militares que da buena cuenta del abandono de España del Sáhara en medio del desinterés y la incompetencia del franquismo. "Lo he llamado así porque es la agonía del franquismo, con un dictador muriendo en la cama y su mano derecha asesinando; huida, porque la salida de España va a ser precipitada obligando a los civiles a marcharse; y traición, porque España en mayo de 1975 cambia su discurso y va a actuar de forma contraria a lo que lleva décadas diciendo que va a hacer respecto al Sáhara". 

Para José Luis Rodríguez los motivos por los que España huye del Sáhara son tres: miedo por la situación interior con Franco agonizando; la opinión favorable de Estados Unidos para que Marruecos se quedara con el Sáhara y, por último, porque "hay gente que juega a favor de Marruecos a cambio de dinero". Así, este hombre también denuncia que la mayor parte de la documentación sigue estando cerrada a los investigadores. " España incumplió su palabra, tomó decisiones que no podía tomar en derecho internacional y ahí está el nombre de las personas responsables. Por eso están cerrados los archivos", zanja Rodríguez. 

El 21 de octubre de 1975 el ministro Solis acude a Marruecos a una reunión con el rey Hassan II y transmite: "Digo solemnemente a V. M. que no queremos la independencia [del Sáhara Occidental]. Que lo que necesitamos es cubrir las formas y salvar nuestros compromisos internacionales y en que estemos de acuerdo para que el Sáhara sea de Marruecos".

Leída esta declaración de intenciones por parte de España, el plan salió a pedir de boca. El Sáhara está ocupado por Marruecos y no se ha celebrado ningún referéndum

El 17 de octubre hay un Consejo de Ministros con Franco todavía medio vivo y, a partir de ahí, su deterioro físico es total. A partir del 20 de octubre, el presidente Arias Navarro y el ministro de la Presidencia, Carro, toman la decisión de negociar con Marruecos una solución gustosa para Marruecos. Envían a una persona de confianza como José Solís. El Gobierno español ya había ido girando hacia posiciones proMarruecos. Podemos decir que la presión de Marruecos funcionó.

Hasta el momento, España había retenido el territorio por prestigio internacional y por intereses económicos y la última jugada de Marruecos había sido llevar el tema al Tribunal Internacional de la Haya. Cinco días antes de esa visita, el 16 de octubre, el Tribunal Internacional dictamina que Marruecos no tiene razón en su reivindicación y lo que hace Marruecos es intentar conseguir su objetivo con otra forma: la Marcha Verde. Marruecos actúa con brillantez y con una enorme voluntad. La voluntad que faltó por parte de España.

....

[Solo se ha reproducido parte de esta opinión.  Léela completa en: Público]


Compartir

twitter meneame







27 de octubre de 2015

SOS: El Sáhara se ahoga (PROGRAMA COMPLETO)


En el Sáhara, las lluvias torrenciales que han caído durante días, han arrasado los campos de refugiados dejando a 25.000 personas sin hogar y a más de 90.000 afectadas. Las reservas de agua potable y comida escasean. Los generadores fallan. Los riesgos de enfermedades aumentan. Escuelas, hospitales, tiendas, lugares de trabajo, han sido destruidos. Cuando construyes casuchas sin medios y jaimas de nómadas con la intención de regresar pronto a casa, el agua puede devastar en un día lo que ha aguantado durante décadas. El desastre es tan colosal como ignorado. El Sáhara está exiliado también de las noticias, por lo que no ha habido ni una campaña global de ayuda. Hablamos con saharauis, la Cruz Roja en el terreno, familias de acogida en España y José Luis Jiménez Rodríguez, autor de Agonía, huida y traición (Ed. Crítica) nos ofrece la perspectiva de este conflicto olvidado.


[Esta reportaje procede de: El Diario]


Compartir

twitter meneame







26 de octubre de 2015

El primer ministro saharaui vuelve a pedir a la ONU que presione a Marruecos


Abdelkader Taleb Omar

EFE - Argel

El primer ministro saharaui, Abdelkader Taleb Omar, instó hoy a Naciones Unidas a presionar a Marruecos y a acelerar el proceso para la celebración de un referéndum que garantice del derecho de autodeterminación de Sahara en el Sahara Occidental.

En declaraciones a los periodistas en el marco de la visita del enviado especial de la ONU, Christopher Ross, a los campos de refugiados, el dirigente subrayó la necesidad de prevenir "las políticas de bloqueo que impulsa Marruecos".

"El Frente Polisario ha insistido en la necesidad de neutralizar los obstáculos que Marruecos pone a la celebración de un referéndum libre y justo", afirmó Taleb Omar.

"Es necesario ejercer una presión suficiente sobre la parte marroquí para evitar el deterioro de la situación y las políticas de bloqueo", agregó el político, citado por la agencia local SPA.

Taleb Omar reiteró que la visita que el rey de Marruecos, Mohamed VI, planea la próxima semana a territorio saharaui con motivo del 40 aniversario de la Marcha Verde "es ilegal, contraria al derecho internacional".

Por ello, exigió a la ONU que aclare su posición sobre este asunto, ya que en su opinión la cuestión sobre la soberanía de este territorio está pendiente en espera del ansiado referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui.

Ross concluyó hoy una visita de tres días a los campos de refugiados saharauis, en la que podido observar los efectos devastadores de la lluvias torrenciales caídas en los últimos días.

Según datos de la ONU, cerca de 90.000 personas se han visto afectadas por estas lluvias, especialmente en las ciudades de Budjeder, Esmara y Ausard.

Ross, que se entrevistó con el ministro saharaui de Interior, Hama Salama, subrayó la necesidad de enviar más ayuda humanitaria de emergencia para proteger del frío y el hambre a los refugiados, que han perdido toda la asistencia alimenticia que había sido enviada este mes.

El diplomático norteamericano, que también preparó la próxima visita de secretario general de la ONU a la zona, Ban Ki-Moon, reiteró, igualmente, la necesidad de "fijar una fecha para un referéndum sobre la determinación conforme la legalidad internacional".

Y condenó, asimismo, los obstáculos de la parte marroquí para celebrar esta consulta.

"Llegó el momento de dejar paso a la verdad y que aparezca claramente la parte que obstaculiza el proceso de solución de la cuestión saharaui. Más de 24 años son suficientes para sacar conclusiones", subrayó Ross, según la prensa saharaui.


[Esta notícia procede de: El Diario]


Compartir

twitter meneame







26 de octubre de 2015

«Sé que ya no puedo volver a mi casa, ni ver a mis padres ni a mis hermanos... Es muy duro»


Hasaana Aalia

Fina ulloa

La jornada informativa de Solidaridade Galega co Pobo Saharaui que ayer se celebró en Ourense tuvo como eje central el llamamiento al auxilio de los refugiados tras las lluvias torrenciales que dejaron totalmente destrozados hospitales, almacenes de alimentos, escuelas y viviendas en los campamentos. Entre los participantes en la reunión estaba Hasaana Aalia, declarado en rebeldía por Marruecos y condenado a cadena perpetua en febrero, junto con otros activistas de la causa saharaui juzgados por la instalación de un campamento protesta en El Aaiún en 2010 en el que hubo enfrentamientos con la policía. La sentencia le pilló en España y decidió pedir asilo político. Inicialmente le fue denegado, pero la resolución definitiva está pendiente de un recurso.

-¿Cual es su situación actual?

-La verdad es que no lo sé exactamente. Cuando me detuvieron este mes dos policías en el tren cerca de Burgos les presenté el auto de la Audiencia Nacional, que estimó el recurso, y el papel en el que dice que la salida obligatoria está paralizada hasta que termine todo el proceso judicial, pero no les sirvió.

-Sigue dando conferencias por España. ¿No tiene miedo?

-Tengo miedo, es natural. También por mi familia, porque pueden recibir presión o maltrato, como reciben miles de saharauis en la zona ocupada. Espero que no tengan problemas. Yo recuerdo cuando en 2008 entró la policía en mi casa a buscarme, empujaron a mi hermano y pegaron a mi madre y eso es muy duro porque te sientes culpable. Ahora, desde que me condenaron a cadena perpetua, muchas noches pienso que tengo 27 años y qué va a ser de mi vida. Sé que ya no puedo volver a mi casa ni ver a mis padres ni a mis hermanos... Es muy duro. Yo nunca quise ser refugiado, me obligaron a ello.

-¿Ha recibido muchos apoyos?

-Incluso de ayuntamientos y parlamentos autonómicos, como el de Galicia; también sindicatos y partidos políticos. Pero más importante es el apoyo de la gente normal, que te para por la calle, te anima, te abraza. Ese creo que es el apoyo más sincero, porque no cambia como otros. En España han gobernado partidos de distintos colores y el apoyo que nos dan desde la oposición se les olvida en el gobierno.


[Esta notícia procede de: La Voz de Galicia]


Compartir

twitter meneame







25 de octubre de 2015

El Aaiún espera la visita del rey Mohamed VI y de… Maradona


Las peñas marroquíes madridistas en el Bernabeú despliegan una pancarta anexionando el Sáhara
Foto: web del Real Madrid.

Jesús Cabaleiro Larrán

La prensa marroquí ha anunciado la presencia del exjugador argentino Diego Armando Maradona para disputar un partido de exhibición de viejas glorias en El Aaiún, con motivo de los actos conmemorativos organizados por Marruecos por los 40 años de la Marcha Verde y la firma de los Acuerdos de Madrid.

Llama la atención, aunque no está confirmado oficialmente, que Maradona, quien presume de ideales de izquierda y se ha hecho fotos y fotos con Maduro –Venezuela reconoce y apoya a la RASD- secunde ahora con su presencia la ocupación marroquí del Sáhara por Marruecos.

Todo lo puede el dinero, sin lugar a dudas. No hay que olvidar que Maradona entrenó en Dubai y es ‘embajador deportivo’ de los Emiratos Árabes Unidos que apoyan a Marruecos en el contencioso del Sáhara. Incluso en el Facebook oficial de Maradona le han llegado mensajes pidiendo que no juegue en el Sáhara.

Como llegó a recordar hasta el propio Gobierno español, celebrar “reuniones internacionales en territorios ocupados es ilegal conforme al derecho internacional” y está “en contradicción con los esfuerzos de la comunidad internacional para resolver el conflicto del Sahara Occidental”.

Además de Maradona irán otros exfutbolistas como el exmadridista Fernando Hierro y el brasileño Roberto Carlos, así como el camerunés Roger Milla, según anunció la prensa marroquí.

La presencia madridista no es extraña, hay diferentes peñas del Real Madrid en Marruecos que además han exhibido en el Bernabeú la anexión del Sáhara con el apoyo del club que preside Florentino Pérez, que lo propagó en su web. Además, en Marraquech ganó el Real Madrid su último Mundialito con el total apoyo del público marroquí. Por el contrario, el Sáhara tiene una selección nacional y federación en el exilio que ha jugado con varios equipos españoles en Galicia y País Vasco.

Recientemente el Extremadura en la Tercera División recogerá fondos tras las inundaciones de los campamentos y también el Córdoba envió botas usadas de futbol a los niños saharauis. Gestos solidarios también tuvo el Valencia con niños saharauis y en especial con uno que quería conocer al jugador Feghouli.

Por otra parte, el rey Mohamed VI estará en El Aaiún el próximo 6 de noviembre según anuncia la prensa marroquí donde “dará un importante discurso”. Al parecer puede anunciar nuevos planes sobre la regionalización del territorio, una vez que se celebraron las elecciones locales y regionales el pasado 4 de septiembre. Asimismo, puede anunciar toda una serie de inversiones de todo tipo para el territorio, como una planta desalinizadora, un centro de oncología y una estación de autobuses que sería la mayor de toda África.

Asimismo se presentará una película sobre los 40 años de la celebración de la Marcha Verde dentro de los actos conmemorativos.

Fuerzas de Seguridad marroquíes desplegadas en El Aaiún

Fuerzas de Seguridad marroquíes desplegadas en El Aaiún


Precisamente, las autoridades marroquíes han redoblado la vigilancia y control en todo el territorio del Sáhara, las llamadas en Marruecos, provincias del sur, para evitar tensiones incidentes de orden público. También ha impartido nuevas instrucciones en los puntos fronterizos de todo Marruecos para impedir la entrada de saharauis con pasaporte extranjero por “sospechas de espionaje”, según informó un diario marroquí.

En concreto el diario Al Masae (La Tarde) subraya la existencia de saharauis que viajan al territorio del Sáhara Occidental con pasaportes bien argelinos, mauritanos o de países europeos con el pretexto de visitar a familiares, pero que “usan su estancia para transmitir informaciones a Argelia”.

Por último, el diario apunta que las autoridades reforzarán las medidas de seguridad a lo largo de la frontera con Argelia mediante la instalación de nuevas trincheras y radares sofisticados. Hay que recordar que Marruecos anunció recientemente la construcción de un muro de 150 kilómetros en la frontera con Argelia (tienen una frontera común de más de 1550 kilómetros cerrada desde 1994), desde el Mediterráneo hacia el interior, con el objetivo de “asegurar la frontera contra las redes terroristas, el tráfico de droga, el contrabando y la emigración clandestina”. Este muro con radares y telecámaras cuenta con cuatro puntos de control.

Respecto al muro existente en el Sáhara, que separa la zona controlada por Marruecos de la del RASD, de más de 2700 kilómetros, el Gobierno marroquí siempre ha defendido que es un “muro defensivo”.


[Esta notícia procede de: Periodistas en español]


Compartir

twitter meneame







24 de octubre de 2015

Refugiados saharauis desde los campamentos inundados: "Mi casa está destrozada y dormimos hacinados"


Las lluvias torrenciales en los campos saharauis dejan sin hogar a 25.000 personas EFE

Gabriela Sánchez

Parecen acostumbrados al dolor. "Hay gente que ha perdido todo lo acumulado durante 40 años, pero están bien. Estamos bien", dice Omar Ahmed, tras haber perdido su vivienda debido a las fuertes lluvias que azotan durante estos días a los campamentos de refugiados saharahuis. Las casas que la ocupación marroquí del Sáhara Occidental les empujó a levantar en medio de la nada, sus escasos alimentos, las habitaciones donde pasaban horas y horas frente a una taza de té, la escuela, esa esperada nevera vieja que un día trajo la ayuda internacional. Habituados a volver a empezar, sus palabras no transmiten lamento.

"Somos gente del desierto, acostumbrados a vivir con muy poco. Mientras no haya daños humanos, lo material no le duele tanto al saharaui". Omar Ahmed, director de la única escuela de cine de los campamentos, vive en la wilaya del 27 de febrero. No es una de las más afectadas, pero su vivienda ha quedado arrasada por las corrientes de agua generadas en la zona baja del campo. Es uno de los 25.000 refugiados que han perdido sus hogares y se han quedado sin los escasos alimentos con los que contaban, según los datos recopilados por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

"Nuestra vivienda está en una cuenca seca. Cuando se reunió el agua, se ha llevado las casas de un montón de familias. Entre ellas la nuestra", cuenta a eldiario.es desde el desierto argelino. "Lo poco que ha quedado es un 'conterner' -estructura metalizada que suele emplearse en acción humanitaria- que antes usábamos de almacén, ahora dormimos ahí", dice el saharui.

"La verdad que estamos un poco hacinados: somos ocho personas en mi familia, y viven con nosotros dos vecinos con sus hijos que han perdido su casa... Pero estamos protegidos de la lluvia y del frío, somos afortunados. Otros no tienen nada", añade Omar.

Su voz se oye entrecortada al otro lado del teléfono; el fuerte viento interrumpe su testimonio. "Ahora mismo llueve un poco, pero parece que el domingo va a caer fuerte otra vez. Muchas familias vecinas se han trasladado a lo alto de la colina con pequeñas jaimas -tiendas- o con cualquier material con el que refugiarse, por miedo a que el agua vuelve a acumularse".

Los refugiados de los campamentos se están ayudando los unos a los otros: quienes han perdido todo acuden a las casas de los que han sido afortunados, duermen en un hueco en la jaima de sus vecinos o reciben agradecidos melfas -telas que visten las mujeres saharauis- o chapas para intentar formar algún tipo de refugio provisional.

Viviendas destrozadas en los campamentos de refugiados saharauis como consecuencia de las fuertes lluvias / Médicos del Mundo

Viviendas destrozadas en los campamentos de refugiados saharauis como consecuencia de las fuertes lluvias / Médicos del Mundo

Las casas que aún continúan en pie después de las tormentas tampoco son seguras. Como están construidas de adobe, las viviendas suelen desvanecerse cuando el barro se seca. "La cocina y una de las habitaciones se han caído. Estamos esperando a ver qué pasa con el resto estos días", explica Lail Baba, vecina de Omar.

La joven, de 24 años, intenta dormir junto a su familia en una jaima situada en la parte baja del campamento, aquella zona mencionada por Omar, donde la acumulación de agua puede volver a arrasar las viviendas. Pero nota que el agua entra, y no es fácil pegar ojo.

"Si el agua viene fuerte, estar aquí es arriesgado"

"Es peligroso. La primera noche que la montamos pensábamos que era seguro, pero ahora vemos que el agua entra también. Al menos tenemos la seguridad de que no se nos va a caer una pared encima de nuestras cabezas", dice con tranquilidad y en un perfecto español.  "Una vecina estaba en su casa y, justo después de salir de casa, se derrumbó detrás de ella".

"Si estamos en la jaima eso no puede pasarnos, pero si el agua viene fuerte es arriesgado", apunta la joven saharaui. "Nos gustaría subir a la montaña pero todavía no hemos tenido tiempo de conseguir un coche para poder llevar lo que nos queda", explica. Lail cuenta que, además, "casi todo lo que tenía en la nevera" se ha estropeado. "Hamos podido salvar las latas y algún paquete de arroz. Tampoco podemos ir a comprar a las tiendas porque se han derrumbado... Tenemos comida para dos días".

Falta de ayuda internacional

El responsable de Acnur Oriente Medio y Norte de África ha solicitado ayuda internacional de emergencia a la comunidad internacional para asistir a los afectados, y recordó que la situación es desesperada porque en los últimos tres años sólo se ha obtenido el 20% de lo solicitado por la ONU para asistir los campos del Tinduf (Argelia).

Desde el Frente Polisario, denuncian que el Minisnterio de Exteriores español no ha respondido su petición de ayuda de emergencia para paliar los daños causados por las lluvias torrenciales. España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental según la ONU. A pesar de haber cedido los territorios saharauis a Marruecos y Mauritania hace 40 años a través de los Acuerdos Tripartitos de Madrid, el pacto nunca ha sido reconocido por las Naciones Unidas. 

Ahora han perdido aquellas casas que los refugiados saharauis exiliados en Argelia construyeron hace ya 40 años de forma temporal. A la espera de que algo ocurriese, del final del conflicto y de poder regresar a su país. Por eso la mayoría de sus casas no son de cemento, sino de adobe. Por eso sus vivendas se han derrumbado con más facilidad. Porque no están ahí para quedarse.

Dajla, el más afectado

Los mayores daños materiales han tenido lugar en el campamento de Dajla, el más alejado de todos. A pesar de sus propias penurias, la mayoría de refugiados entrevistados se muestran preocupados. "Es la wilaya -distrito- más dañada. Las familias se han quedado sin nada", dice Omar. "Dajla casi ha vuelto 40 años atrás, un desastre", añade Mohamed desde el campo de Smara.

Hace unos meses, Chibla enseñaba orgullosa a eldiario.es la nueva habitación que acababan de añadir a su pequeña vivienda en el campamento de refugiados de Dajla, el que todos nombran, el más afectado. Sonreía mientras mostraba las cortinas moradas que cubrían la claridad que se colaba por la ventana, mientras servía varias tazas de té a sus invitados. "¿Bonita, eh?", decía tumbada sobre una de las alfombras que cubrían su suelo.

"Dajla está devastada", confirma Abdullah Arabi, el delegado del Frente Polisario en Madrid. Tras las intensas lluvias, el teléfono de Chibla no da señal. Su wilaya está incomunicada. No hay los suficientes generadores, se han quedado sin electricidad, no pueden encender sus móviles. No pueden contar cómo están.

Cómo ayudar

La Media Luna Roja Saharui en colaboración con las Agencias de Naciones Unidas presentes en los Campamentos de Población Refugiada Saharaui se está encargando de cuantificar las pérdidas para valorar con exactitud las necesidades más urgentes. Se ha organizado una Comisión de Urgencia compuesta por ACNUR, PAM, UNICEF, CRA (Argelia), OXFAM, CISP y la propia MLRS para prestar ayuda inmediata a los damnificados que se cuentan por cientos, según informa La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS Sáhara). 

"La MLRS lanza un llamamiento a los países donantes, a las organizaciones internacionales, a las ONG, al movimiento solidario, a la sociedad civil y a todos los amigos y amigas del Pueblo Saharaui para colaborar cuanto antes, realizando donaciones para que se puedan comprar jaimas, alimentos y medicamentos, que son las necesidades más urgentes para paliar la difícil situación causada por las lluvias", indican a través de un comunicado.

Se pueden realizar aportaciones "que serán transferidas íntegramente a la Media Luna Roja Saharaui", en el siguiente nº de cuenta del Banco Sabadell:

ES84-0081-0655-63-0001351540

[Esta notícia procede de: El Diario]


Compartir

twitter meneame







24 de octubre de 2015

Rabat frente al Sáhara Occidental: pataletas y cortinas de humo


Ahmed Ettanji

La actitud de Rabat de resaltar la tensión en sus relaciones con Suecia no es más que una cortina de humo dado que el gobierno sueco aún no ha procedido con la activación de la decisión del Parlamento de reconocer a la RASD. Se trata de una polémica artificial para desviar la atención del papel que está desempeñando Christopher Ross, el enviado del Secretario General de la MINURSO, para avanzar en la solución.

A nivel regional , Rabat se ha ahogado en su propio silencio. La batalla se ha estado librando en círculo desde el golpe contra Ould Tayaa (antiguo militar mauritano y presidente del país entre 1984 y 2005), para continuar imponiendo el control de la inteligencia marroquí sobre régimen en Mauritania. Después de años de caos y anarquía, Mauritania decidió durante el gobierno de Ould Abdel Aziz (presidente de Mauritania desde 2009), la imposición de la soberanía real y la igualdad en sus relaciones con los Estados.

La decisión no fue aceptada por Rabat, que sigue considerando a Mauritania su patio trasero: un corredor estratégico para llegar al norte de Malí y facilitar la aplicación de sus planes de espionaje y conspiración contra nuestro pueblo en la región, así como desestabilizar Argelia y facilitar la producción y embarque de hachís a África y Oriente Medio, entre otros. Ould Abdel Aziz considera que la insistencia en prorrogar el mandato en la Embajada marroquí en Nouakchott tiene como fin interferir en la soberanía y la seguridad de su país. Frente a la situación de estancamiento en su relación con Marruecos, Mauritania decidió cambiar su posición, algo que quedó demostrado durante la visita de su delegación parlamentaria a los territorios liberados, donde se reunió con los dirigentes militares y también en su participación en los esfuerzos serios y eficaces que realiza Christopher Ross para resolver el conflicto.

En Argelia, el despido de Mohamed Mdyan "Tawfik", del Departamento de Información y Seguridad (DRS) demostró que hay un sistema que respeta las instituciones y existe la capacidad de renovar las políticas conforme con estrategias pragmáticas, enviando un mensaje claro: que en Argelia hay un hombre (el presidente Bouteflika) que devolvió al país su prestigio y estatus. Es por eso que, antes de perpetuar su memoria después de muerto, la élite política todavía busca aprovechar la experiencia de Bouteflika en vida.

En Malí, Rabat buscaba la implicación del MNLA (Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad) en un golpe de Estado contra la autoridad de Uagadugú y el dictador régimen de Compaoré. Aquel fue el último de los escenarios que le impidió la reexportación de drogas y dar vidas a las redes criminales y terroristas.

A nivel continental , los esfuerzos políticos y diplomáticos que se acercaron a la parte saharaui en los últimos facilitaron un consenso sobre la cuestión de nuestro pueblo. El desarrollo de ideas y propuestas empujaron a la organización continental Unión Africana a nombrar un representante especial y enviar una delegación con el fin de presionar a la Comunidad Internacional para trazar el calendario para organizar el referéndum. Esa posición acabó por invalidar los esfuerzos de Marruecos y sus relaciones y negocios con algunos de sus aliados en el continente.

El apoyo al régimen marroquí, que era ya huérfano en las cumbres continentales, son hoy casi inexistentes tras adoptar la Unión Africana una posición unificada de apoyo a la causa saharaui.

Respecto al resto de los países árabes, Marruecos ya había planteado, antes y durante la ocupación de nuestro territorio la cuestión del Sahara Occidental. La mayoría de los gobiernos árabes consideran el conflicto una mera “cuestión de separatismo”, ignorando por completo la historia, la geografía y la estructura social así como de las resoluciones de la ONU. Siempre han sido partidarios de Marruecos, al que han facilitado dinero y suministros en su guerra contra nuestros país.

Después de cuatro décadas de la invasión y ocupación, todos estos países se encuentran atrapados en conflictos sectarios. Debido a la falta de transparencia de sus monarquía, la mayoría de los Estados del Golfo están amenazados por la división. El candidato a la Presidencia en Estados Unidos Donald Trump puso a Arabia Saudí como un ejemplo de "vaca lechera” a la que se sacrificará cuando deje de dar leche, o se pedirá a otros que lo hagan, llamando al régimen saudí a pagar tres cuartas partes de su fortuna por la protección proporcionada por las fuerzas estadounidenses a la Casa de Al Saud.

No tenemos tiempo para hablar de Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, que se encontraban al lado del Reino de Saud para defender el destino de los tronos ante los riesgos de las mareas Chaiaa, Zaidi o Alaui en la Península Arábica, después de años financiando a los movimientos extremistas en Afganistán, Pakistán, India y la monarquía en Marruecos.

En el plano internacional, el régimen alauita carga contra Ross así como contra partidos y medios de comunicación a los que acusa de una visión sesgada en favor del Polisario. Hubo políticos de Rabat que pensaron que podrían reducir los esfuerzos de la ONU a la mínima expresión, a la vez que sembraban la desesperación entre las filas saharauis para hacerles perder la confianza en la vanguardia de la lucha.

Las potencias internacionales también han decepcionado a Marruecos. Entre ellas Francia, que "obligó" a Marruecos a renovar la confianza en el veterano diplomático Ross y frustró las aspiraciones del régimen alauí. Ross volvió a la región en rueda de visitas en octubre de 2013, desafiando a Marruecos al mantener reuniones con militantes del Frente Polisario en El Aaiún (la capital del Sáhara Occidental ocupado) y otras ciudades como Smara y Dajla.

Ross refutó toda la propaganda promovida por el régimen marroquí y los mercenarios de Hicham Aalaui, primo de rey y opositor a éste, y dijo que no iba a llevar las propuestas contra la voluntad del pueblo saharaui y su derecho a la libre determinación, el derecho que constituyó la base de la resolución judicial del conflicto que dura ya demasiado, según el enviado de la ONU.

Ross cree que Francia y España son un obstáculo para la solución del conflicto, por razones históricas y económicas: la primera tiene el poder de bloquear cualquier esfuerzo. Por su parte, Ross es consciente de los errores de su predecesor y compatriota James Baker, pero reconoció que él es un antecedente político, ya que su plan fue el resultado de siete años de esfuerzo y debe ser la base para encontrar una solución recomendada por el Consejo de Seguridad, por lo que cree que debería haber negociaciones con los dos países.

La última visita de Ross a la región fue diferente en sus formas: llegó a los campamentos sin pasar por antes Rabat, Argel o Nuakchot. Allí se encontró en su gira con el grupo de Amigos del Sahara Occidental.

En su visita a Rabat el 16 de septiembre, la respuesta de Marruecos a Ross se dejó en manos del cuarto en el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí. Aprovechando la ocasión, el enviado personal de Ban Ki-moon dejó una bomba de relojería, lo cual quedó demostrado con el resurgimiento de la crisis con Suecia y la respuesta histérica de Marruecos en la Asamblea General de la ONU, atacando a las Naciones Unidas y amenazando con rechazar lo que calificó de “aventura” y de “amenaza para la estabilidad en la región”.

En Rabat saben que en una confrontación con Ross y las Naciones Unidas, el chantaje y la presión de Marruecos no va a funcionar.

Los factores de confrontación entre Marruecos y la ONU para presionar o quitar la confianza al enviado personal del Secretario General habían sido dejados de lado (contra la voluntad de Naciones Unidas y la Comunidad internacional) cuando estalló la guerra en Yemen. Pero la confrontación volvió a aparecer y destaca por razones económicas, como la declaración de la empresa San Leon Energy sobre supuestas cantidades de gas natural en el pozo de El Aaiún y otras de seguridad. Mientras Rabat acusa al Polisario de “colaborar con el terrorismo”, informes de EEUU revelados por Wikileaks aseguran dicen que el Polisario es una de las mayores bazas para combatir el terrorismo en la región.

En Suecia, Italia, Dinamarca, Noruega, Brasil y Chile las instituciones legislativas estudian la cuestión del reconocimiento del Estado saharaui. En el Reino Unido no solo el reconocimiento del Sahara preocupa al régimen marroquí sino también lo que puede ser planteado por un Gobierno potencial liderado por Jeremy Corbyn. Por ello se produjo el anuncio, a principios de octubre, de la decisión de despedir a Chrifa Jamala de la Embajada de Marruecos en Londres y reemplazarlo por Yasser Zannaki.


Ahmed Ettanji es periodista y activista de los DDHH en El Aaiún, Sahara Occidental ocupado


[Esta opinión procede de: Rebelión]


Compartir

twitter meneame







23 de octubre de 2015

José Luis R. Jiménez: “El colonialismo español en el Sahara fue benigno”


Daniel Cabezas

  • José Luis Rodríguez Jiménez, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, explora en su nuevo libro las causas y consecuencias de la precipitada salida española del Sahara.
  • En 1975, la Marcha Verde organizada por Hassan II pone fin a casi un siglo de presencia española en el Sahara. Eran los últimos días del franquismo, con un dictador ya agonizante y una situación de grave crisis política en España. La precipitada salida de los españoles dejaba a los saharauis abandonados a su suerte y al territorio pendiente de su descolonización, algo que marcó el inicio de un grave problema que, a día de hoy, sigue sin resolverse.

    En el libro Agonía, traición, huida, el historiador José Luis Rodríguez Jiménez trata de contestar a algunas de las preguntas que quedaron pendientes de respuesta tras lo ocurrido aquellos días. ¿Cómo se llegó a tan caótica situación? ¿Por qué España renunció a un territorio donde se encuentran las minas de fosfatos más importantes del mundo? Y sobre todo, ¿por qué los gobiernos, tanto del franquismo como de la democracia, se lavaron las manos?

    Han pasado 40 años desde la Marcha Verde. ¿Qué ha cambiado desde entonces para los saharauis?

    Ha cambiado todo. Tras combatir contra Mauritania y contra Marruecos, el territorio fue compartimentado. Como siempre se hace en estos casos, se les dejó una franja simbólica para que quedase bien diplomáticamente y para que pareciera que Marruecos no lo había ocupado absolutamente todo. Hoy los saharauis viven repartidos entre la zona ocupada por Marruecos, el exilio -español y argelino, fundamentalmente- y la franja que ocupa la República Árabe Saharaui Democrática.

    Para un saharaui, ¿era mejor nacer bajo dominio español?

    Mucho mejor. España hizo una inversión importante que benefició mucho a la población: en redes de comunicación, en Sanidad, en Educación… Buena parte era para los militares, claro está, pero también para los saharauis. Así que ciertamente se puede decir que fue un colonialismo benigno.

    “Colonialismo benigno” parece, de por sí, un oxímoron… 

    Está claro que al colonizar un territorio estás explotando unos recursos, pero en este caso hubo una modernización y un proceso de urbanización para explotar esas riquezas conjuntamente. Se subvencionó a los jefes de las tribus para tenerlos contentos y que se sintieran importantes, y también a los grupos nómadas, a los que el Ejército español abastecía de bienes básicos como el azúcar, el té verde o la harina. El proceso de descolonización fue diferente al de otros países como Francia: España no tuvo guerra con Marruecos, ni en Guinea ni en el propio Sahara, más allá del enfrentamiento guerrillero con el Frente Polisario, del 73 al 75, que contó con un número de bajas muy escaso por ambas partes. Así que hay que decirlo: las condiciones de vida de la gente mejoraron con la administración española.

    1975: Marruecos emprende la Marcha Verde sobre el Sahara. ¿Cómo se percibe a este lado del Estrecho? Teníamos la mente puesta en otras cosas…

    Sí. Pero la realidad es que no se percibió de ninguna manera, porque no se informaba de nada. Todo lo que concernía al Sahara fue materia reservada hasta el 74. Sólo se podía informar a través de la oficina de información diplomática del Ministerio de Exteriores, que daba una información sesgada. Era exclusivamente un problema que concernía al Gobierno, al Ejército y a algunos grupos de intereses económicos, además de a los que vivían allí. Y fue un problema sobre todo para los que quisieron quedarse, militares pero también civiles, y a los que se obligó a marcharse.

    Con la llegada de la democracia, la cosa cambia bien poco. ¿Cómo evalúa el papel de los distintos gobiernos en cuanto a la cuestión del Sahara?

    España ha faltado a sus compromisos en materia internacional. El país quedó muy mal a nivel diplomático, y esa es una herida que aún sigue abierta. El gobierno de Madrid dijo: punto y final. Una vez se produce la ocupación del territorio por parte de Marruecos, el Gobierno español recordó que no había cedido la soberanía, lo cual es un reconocimiento implícito de que España tiene una responsabilidad con el pueblo saharaui, que es el verdadero depositario de esa soberanía. Los gobiernos siguientes han jugado siempre a la defensiva con Marruecos por temas como la pesca, Ceuta y Melilla, etc. La socialdemocracia llega con promesas, pero Felipe González no hace nada. Aznar mantiene la misma política de no tocar el tema, más allá de los momentos de tensión con Marruecos por la inmigración o la isla de Perejil. Zapatero, desde la oposición, prometió estar al lado del pueblo saharaui, pero una vez en el poder se olvidó absolutamente de todo. Hoy España es miembro del Consejo de Seguridad, razón de más para que tuviera algo que decir en la resolución del problema y ejerciera un papel activo.

    ¿Cuáles serían las actuaciones más urgentes a acometer por parte del próximo Gobierno?

    Las posibilidades de España en ese sentido son escasas, dado que no es una gran potencia, pero eso no significa que no las tenga. Se debe poner el tema encima de la mesa para que otros interlocutores lo desarrollen, principalmente EE UU, que no quiere por cuestiones de geoestrategia: Marruecos es su aliado, mientras que Argelia y Libia, que son los aliados del Frente Polisario, fueron tradicionales amigos de  la URSS y posteriormente de Rusia. Marruecos tiene un papel importante en la contención del islamismo radical. Pero un estado saharaui también podría ser un estado amigo y un freno a ese islamismo radical.

    Respecto al papel de Marruecos, ¿Cómo ve su evolución en las últimas décadas?

    Marruecos lo que hizo primero fue combatir para apoderarse del territorio. Cuando Mauritania se retiró, ocupó todo el territorio y construyó muros gracias al apoyo de EE UU y a la tecnología israelí. Por parte de Marruecos siempre ha habido la misma voluntad: quedarse con un terreno que asegura que siempre fue suyo, algo que no es cierto pero que ha calado en la sociedad marroquí. Marruecos ejerce sobre España una presión que funciona: al fin y al cabo somos vecinos y nos interesa. Pero eso no quita para que España asuma su responsabilidad con el Sahara, porque incluso podría interesarnos por razones políticas y económicas, empezando por reconocer a la República Árabe Saharaui Occidental, lo que no se hace por gesto de amistad con Marruecos.

    ¿El futuro es esperanzador para la causa saharaui?

    Es complicado. Hablamos de un territorio limítrofe con una zona que se está desestabilizando rápidamente, vista la evolución de los partidos islamistas en todo el norte de África. Eso puede afectar al Sahara. Existen dos posibles escenarios: el primero, un Marruecos con un gobierno moderado que pueda tener la necesidad de buscar alianzas fuera con estados no islamistas, lo que le obligaría a buscar una vía de negociación. El otro pasa por la posibilidad de que el estado marroquí fuese desestabilizado por los islamistas, y que una crisis de política interna fuera aprovechada por los independentistas saharauis para montar un follón que el estado de Marruecos no se atreviera a reprimir con la intensidad del pasado. Pero en cualquier caso estamos haciendo prospectivas.


    [Esta notícia procede de: La Marea]


    Compartir

    twitter meneame







    21 de octubre de 2015

    Ayuda de emergencia ante las inundaciones en los campamentos


    Las lluvias torrenciales, acompañadas por intensas rachas de viento que azotaron los campamentos de población refugiada saharaui los días 17 y 18 de octubre han causado grandes inundaciones en todos los campamentos y muy especialmente en las wilayas de Auserd y Dajla.

    Esto, ha provocado cuantiosas pérdidas que han afectado sobre todo a las ya de por sí, frágiles casas de adobe y tiendas de campaña, únicos hogares de la población saharaui. Son muchas las familias que han perdido todas sus pertenencias, incluida la pequeña reserva de alimentos de la que disponían.

    Según los equipos de la Media Luna Roja Saharaui (MLRS) presentes sobre el terreno, algunos ciudadanos resultaron afectados aunque no hay que lamentar pérdidas humanas. Los daños y pérdidas materiales han sido considerables.

    La MLRS en colaboración con las Agencias de Naciones Unidas presentes en los Campamentos de Población Refugiada Saharaui se está encargando de cuantificar las pérdidas para valorar con exactitud las necesidades más urgentes. Se ha organizado una Comisión de Urgencia compuesta por ACNUR, PAM, UNICEF, CRA (Argelia), OXFAM, CISP y la propia MLRS para prestar ayuda inmediata a los damnificados que se cuentan por cientos.

    La MLRS lanza un llamamiento a los países donantes, a las organizaciones internacionales, a las ONGs, al movimiento solidario, a la sociedad civil y a todos los amigos y amigas del Pueblo Saharaui para colaborar cuanto antes, realizando donaciones para que se puedan comprar jaimas, alimentos y medicamentos, que son las necesidades más urgentes para paliar la difícil situación causada por las lluvias.

    Se pueden realizar aportaciones que serán transferidas íntegramente a la Media Luna Roja Saharaui, en el siguiente nº de cuenta del Banco Sabadell:

    ES84-0081-0655-63-0001351540


    [Esta notícia procede de: CEAS Sáhara]


    Compartir

    twitter meneame







    20 de octubre de 2015

    Sáhara Occidental: Los acuerdos de la UE con Marruecos cuestionados por el Tribunal Supremo inglés


    Carlos Ruíz Miguel

    La noticia es de importancia extraordinaria y me he permitido darla en primicia en tuiter. El Tribunal Supremo de Inglaterra y Gales ha decidido presentar una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea para que éste determine si los acuerdos de asociación (que afecta a productos agrícolas y a la pesca) entre la UE y Marruecos son conformes con los tratados comunitarios y con el Derecho Internacional.@Desdelatlantico.

    I. ANTECEDENTES: LOS ACUERDOS DE ASOCIACIÓN DE LA UE CON MARRUECOS
    La UE ha firmado varios acuerdos de asociación con Marruecos. Por un lado, un acuerdo general de asociación (que ha sido modificado años después de su su adopción para dar mayores facilidades a la exportación de productos agrícolas o pesqueros marroquíes - Diario Oficial 1/70/2, de 18 de marzo de 2000) y, por otro lado, varios acuerdos específicos de asociación en materia de pesca, el último de 2006, que ha conocido varios protocolos aplicativos.
    Ninguno de estos acuerdos reconoce explícitamente en su articulado que se aplica a la parte del territorio del Sahara Occidental ocupado por Marruecos, pero es un hecho que todos ellos se aplican o se han aplicado y que, incluso, en alguno de esos acuerdos durante el proceso de su elaboración se manifestó la voluntad de aplicarlo al Sahara Occidental.

    II. LA ASOCIACIÓN "WESTERN SAHARA CAMPAIGN" DEMANDA A DOS DEPARTAMENTOS DE LA ADMINISTRACIÓN DEL REINO UNIDO
    El día 23 de abril de 2015, el juez británico Walker concedió a "Western Sahara Campaign" permiso para demandar a dos departamentos de la administración británica: por un lado, al Departamento de Aduanas (The Commissioners for Her Majesty's Revenue and Customs - HMRC) por aplicar a los productos originarios del Sahara Occidental ocupado por Marruecos las ventajas fiscales que el acuerdo de asociación otorga a los productos originarios de Marruecos; y por otro lado, al Ministerio de Agricultura (Secretary of State for the Environment and Rural Affairs - DEFRA) por su intención de aplicar a las aguas del Sahara Occidental lo previsto en el Acuerdo de asociación pesquera de la UE con Marruecos.
    Los días 14 y 15 de julio de 2015 se llevó a cabo el juicio oral. En el mismo, los demandantes (Western Sahara Campaign) solicitaron al tribunal británico que elevara una CUESTIÓN PREJUDICIAL al Tribunal de Justicia de la UE para que éste determine si ambos acuerdos de asociación son o no conformes con los tratados comunitarios; por el contrario, las administraciones demandadas pidieron que no se elevara dicha cuestión prejudicial y que el tribuna desestimara la demanda.
    Mediante su decisión de 19 de octubre de 2015, el juez Blake da la razón a Western Sahara Campaign y ha presentado una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la UE.

    III. VARIAS AFIRMACIONES IMPORTANTES DEL TRIBUNAL SUPREMO INGLÉS
    En su decisión, el Tribunal inglés realiza varias consideraciones importantes sobre el Sahara Occidental:

    1) El Tribunal Supremo inglés critica (considerando número 32 de la decisión) a las autoridades comunitarias que citan el dictamen del Servicio Jurídico de Naciones Unidas (el "informe Corell", por el nombre del entonces Subsecretario de Asuntos Jurídicos, Hans Corell) omitiendo que el mismo exige la autodeterminación y tomar en cuenta los deseos de la población. Es más, considera que es un "error manifiesto" que la Comisión Europea pueda utilizar los argumentos del dictamen de Corell para justificar un acuerdo UE-Marruecos que incluya al Sahara Occidental (considerando número 55).

    2) El Tribunal Supremo inglés considera que Marruecos no tiene ningún título jurídico para apoderarse del Sahara Occidental (considerando número 40)

    3) El Tribunal Supremo inglés considera que el hecho de que Marruecos no reconozca como específica a la población autóctona del Sahara Occidental hace que el dinero proviniente de la UE no vaya a la misma, por lo que los acuerdos de la UE con Marruecos serían contrarios a la legalidad internacional (considerando número 47).

    4) El Tribunal Supremo inglés considera que atribuir los beneficios de la UE a la "población local" del Sahara Occidental sin distinguir si parte de la misma está presente como fruto de una ocupación ilegal, vicia de ilegalidad los acuerdos de la UE (considerando número 49).

    ARTÍCULOS RELACIONADOS CON ESTE ASUNTO
    - Sahara Occidental: Los acuerdos de la UE con Marruecos cuestionados por el Tribunal Supremo inglés (20-X-2015)

    - Protocolo pesquero UE-Marruecos: ¿ilegal entrada en vigor? (31-VII-2014)

    - El Protocolo pesquero UE-Marruecos recurrido ante el Tribunal de Justicia de la UE (20-VI-2014)

    - El Derecho Comunitario reconoce el Sahara Occidental como distinto de Marruecos (9-II-2014)

    - Histórica iniciativa: el Polisario demanda al Consejo ante el Tribunal de la UE (26-II-2013)

    - Acuerdos de pesca y agrícola UE-Marrruecos: ¿Sabotea la UE las negociaciones Polisario-Marruecos? (14-II-2012)

    - ¿A quien beneficia el acuerdo pesquero UE-Marruecos? (16-II-2011)


    [Esta notícia procede de: El Diario]


    Compartir

    twitter meneame







    19 de octubre de 2015

    El interés de Acciona y Gamesa en un proyecto eólico en el Sáhara ocupado llega al Parlamento Europeo


    El eurodiputado Fernando Maura.

    Pablo García

  • El eurodiputado liberal Fernando Maura pide por carta a las 13 compañías preseleccionadas en la licitación, entre ellas las dos españolas, que se abstengan de participar en el proyecto marroquí
  • La Oficina Nacional de Agua y Electricidad de Marruecos diseña un Proyecto Eólico Integrado con dos de las cinco plantas en Tiskrad y Bojador, parte del Territorio No Autónomo del Sáhara Occidental.
  • “Previsiblemente, la energía producida por las dos plantas será utilizada por Marruecos para intensificar el saqueo de los recursos del territorio que ya está explotando de forma ilegal”, apunta Maura
  • La economía de Marruecos parece ir viento en popa (previsión de crecimiento del 4,6% este 2015) y eso lo notan las empresas europeas, entre las que no faltan españolas. El reino alauita ha anunciado la puesta en marcha de un proyecto eólico localizado en parte en latitudes “ubicadas en el Territorio No Autónomo del Sáhara Occidental que Marruecos invadió en 1975 y desde entonces ocupa”. El entrecomillado procede de la carta que el eurodiputado Fernando Maura (expulsado de UPyD por promover el acercamiento a Ciudadanos) ha enviado a las 13 empresas preseleccionadas en la licitación. Entre ellas están dos compañías españolas del Ibex 35, Acciona y Gamesa. Maura ha pedido a las interesadas que se abstengan de realizar cualquier actividad en ese área conflictiva.

    El desarrollo en cuestión es el denominado Proyecto Eólico Integrado, impulsado por la Oficina Nacional de Agua y Electricidad (ONEE, del francés) marroquí. Se trata de cinco plantas con una potencia estimada en 850 megavatios (MW) y que deberán en principio estar operativas entre 2016 y 2020. Las dos más importantes (concentran la mitad de la potencia) están situadas en Tiskrad y Bojador, en el Sáhara Occidental.

    Las misivas fueron remitidas a finales de septiembre. “La especial responsabilidad que España sigue teniendo en relación con el pueblo saharaui en su condición de potencia administradora de iure”, recuerda Maura, “debería imponer una especial sensibilidad a las empresas y entidades españolas”. “Confiamos por ello que su empresa se abstenga de realizar cualquier actividad en el Sáhara Occidental que incumpla su estrategia de responsabilidad social corporativa”, escribe.

    Las cartas están personalizadas pero contienen elementos comunes al ser formulada idéntica petición en trece ocasiones. En el caso de las multinacionales españolas van dirigidas a sus presidentes, José Manuel Entrecanales e Ignacio Martín. Acciona y Gamesa están diluidas en los cinco consorcios preseleccionados. Por ejemplo, Gamesa concurre asociada con la saudí Acwa Power. Acciona participa con sus filiales. Pero también concurren las marroquíes Al Ajial o Nareva, Siemens (Alemania), GDF, EDF o Alstom (Francia), Enel (Italia)…

    A preguntas sobre este asunto, Acciona y Gamesa han declinado hacer comentarios, aunque puntualizan que sí han recibido la carta de Maura y que todo está en fase muy prematura. La capacidad de producción de las cinco plantas (850 MW) es elevada: el mayor parque eólico en España, en la provincia de Huelva, no alcanza los 300 megavatios. 

    El eurodiputado, vicepresidente del grupo liberal ALDE, apela a la legalidad internacional para solicitar la retirada voluntaria de las compañías del proyecto. “En el texto de la oferta se asegura que los cinco parques eólicos que deberán integrar este proyecto de 850 MW estarán situados en diversos lugares del Reino de Marruecos. Pero esta afirmación no es cierta en relación a las instalaciones que ONEE quiere construir en Tiskrad y Bojador, dos localidades situadas al sur de la frontera internacional que separa Marruecos del Territorio No Autónomo del Sáhara Occidental donde la ONU realiza actualmente grandes esfuerzos”, enfatiza la carta, citando al contingente de cascos azules de la Minurso, la Misión Especial para el Sáhara de Naciones Unidas.

    “Previsiblemente, la energía producida por las dos plantas será utilizada por Marruecos para intensificar el saqueo de los recursos del territorio que ya está explotando de forma ilegal”.

    Una zona delicada

    El hecho de que se trate de una zona delicada para España por la responsabilidad histórica sobre el territorio saharaui no parece haber sido óbice para Gamesa, cuyo mayor accionista es Iberdrola, ni Acciona. En septiembre, una información de la agencia EFE recordaba que “otras empresas españolas, en su caso del sector petrolero, han preferido abstenerse de operar en el Sáhara Occidental, pese a los incentivos marroquíes, para evitar verse envueltas en problemas políticos”. Hasta la misiva de Maura, el Proyecto Eólico Integrado había pasado bastante desapercibido entre los defensores en España de la independencia del Sáhara.

    El propio Maura ha hecho referencia en su blog a esas cartas, en un post cuyo título incide en la presión que la UE debería ejercer sobre Marruecos. “Respondiendo a un llamamiento de la organización Western Sahara Resource Watch he dirigido cartas a las multinacionales que fueron preseleccionadas para el proyecto y que han seguido en la licitación pese a las advertencias que les hizo esta ONG”, explica el eurodiputado.

    El exdirigente de UPyD alude a la supuesta responsabilidad social corporativa de la que hacen gala todas las compañías participantes. “Resulta muy indignante que la mayoría de ellas pretendan convertir en elementos de su marca el compromiso a conductas empresariales íntegras, respetuosas con los derechos humanos, el desarrollo sostenible y otros elevados objetivos éticos con las poblaciones de los países donde operan”. “El colmo”, añade, “es que se escuden en los loables beneficios de la energía verde para justificar su asociación con un plan económico que se apoya en la sistemática violación de los derechos humanos de los saharauis”.


    [Esta notícia procede de: El Diario]


    Compartir

    twitter meneame







    18 de octubre de 2015

    España no aprovechará su presencia en el Consejo de Seguridad de la ONU para pedir un referéndum en el Sáhara


    Lo han confirmado miembros de la Misión Permanente ante las Naciones Unidas a preguntas de parlamentarios españoles. La razón: Francia no lo acepta.

    El problema del futuro del Sahara lleva cuatro décadas sobre la mesa del Consejo de Seguridad de la ONU sin que se haya encontrado solución. La independencia y fundación de un estado saharaui en la antigua colonia española sigue sin ser una opción a la vista.

    Sin embargo, la presencia –rotatoria- de España en el Consejo de Seguridad de la ONU no va a aportar una solución a esta delicada cuestión. De hecho, en la agenda de la Misión Permanente española ante las Naciones Unidas no figura ningún punto relacionado con el tema del Sahara.

    Fuentes diplomáticas han confirmado a El Confidencial Digital que el  propio embajador permanente de España ante la ONU, Román Oyarzun, acaba de admitir que no habrá ningún tipo de reivindicación sobre el Sahara. Lo hizo ante preguntas de parlamentarios españoles desplazados hasta Nueva York para preparar la presidencia española del Consejo de Seguridad.

    Según explican estas fuentes, la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) continúa “bloqueada”. Desde su creación en 1991, su objetivo es la preparación de un referéndum en el que el pueblo del Sáhara Occidental tuviera la opción de elegir entre la independencia y la integración con Marruecos.

    Ese periodo de transición, recuerdan las mismas fuentes, lleva activo 24 años y aún no se han sentado las bases de ese referéndum. Principalmente, por problemas en la identificación de los votantes que deben conformar el censo.

    Pero hay un motivo clave que impide cualquier movimiento español respecto al Sahara en el Consejo de Seguridad de la ONU: el veto de Francia. La Misión Permanente de España entiende que desde París se vetará cualquier tipo de iniciativa debido a sus lazos diplomáticos con Marruecos.

    Cabe recordar que España, pese a que preside este mes el Consejo de Seguridad, tiene un puesto no permanente en el organismo. Francia en cambio tiene un sillón permanente, que le otorga derecho de veto sobre cualquier propuesta presentada por otra nación –al igual que Estados Unidos, China, Rusia y Reino Unido.

    La Misión española ante la ONU asegura que tiene las manos atadas en este asunto, y así se lo han trasmitido altos cargos de la organización. Según ha sabido ECD, el vicesecretario general de Naciones Unidas y jefe del Departamento de Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, admitió a diplomáticos españoles que la situación del Sahara está “totalmente bloqueada”.


    [Esta notícia procede de: El Confidencial Digital]


    Compartir

    twitter meneame







    17 de octubre de 2015

    Marruecos cierra la frontera a saharauis con pasaporte extranjero


    Las autoridades marroquíes han dado nuevas instrucciones en los puntos fronterizos del país para impedir la entrada de saharauis con pasaporte extranjero por sospechas de espionaje, informó hoy el diario local Al Masae.

    El diario, que cita a fuentes policiales, subraya la existencia de saharauis que viajan al territorio del Sáhara Occidental con pasaportes argelinos, mauritanos o europeos con el pretexto de visitar a familiares, pero que "usan su estancia para transmitir informaciones a Argelia".

    La misma fuente subrayó que las instrucciones incluyen una lista de "sospechosos" saharauis que visitan el Sáhara "para coordinar operaciones de tráfico o por una misión de espionaje".

    Además, el periódico explica que el inspector general de las Fuerzas Armadas, comandante de las tropas en la zona sur (que incluye Sáhara Occidental), Buchaib Arroub, dio instrucciones para reforzar las medidas de control contra las mafias de contrabando en esta zona.

    Por último, el diario apunta que las autoridades reforzarán las medidas de seguridad a lo largo de la frontera con Argelia mediante la instalación de nuevas trincheras y radares sofisticados.

    Ninguna fuente oficial se ha pronunciado hasta el momento sobre estas medidas.

    Marruecos dijo recientemente que ha construido un muro de 150 kilómetros en la frontera con Argelia, desde el Mediterráneo hacia el interior, con el objetivo de "asegurar la frontera contra las redes terroristas, el tráfico de droga, el contrabando y la emigración clandestina".

    Marruecos y Argelia mantienen diferencias insalvables con respecto al contencioso territorial del Sáhara Occidental, pues Marruecos acusa a Argelia de ser la verdadera interesada en la independencia de ese territorio y en utilizar para ello al movimiento independentista saharaui Frente Polisario.


    [Esta notícia procede de: Público]


    Compartir

    twitter meneame







    16 de octubre de 2015

    Muros y cifras que rajan el Sáhara


    Miguel Urbán

    Miguel Urbán

    Las vallas de Ceuta y Melilla, las concertinas de Hungría, el muro sionista en Palestina… Las fronteras inexpugnables que, a lo largo del mundo, coartan la libertad de movimiento de las personas contrastan con los grandes discursos globalizantes y las autopistas de libertad que encuentran mercancías y capitales. En la década de 1980 la religión del libre comercio lanzaba su cruzada planetaria y Occidente clamaba contra el muro de Berlín, pero unos y otros callaban mientras, en pleno desierto del Sáhara, Marruecos levantaba una barrera que, poco a poco, rajaba la colonia ‘no descolonizada’ española del Sáhara Occidental. Allí donde le ganaba un palmo de tierra al Frente Polisario, Marruecos levantaba automáticamente un muro. En total fueron ocho, construidos entre 1980 y 1987, que juntos terminaron dando lugar al actual muro de la vergüenza marroquí: una barrera artificial en la que se alterna arena, piedras, zanjas, alambradas, campos minados puestos de control y radares, además de destacamentos militares marroquíes cada cinco kilómetros.

    Una barrera que divide el Sahara Occidental en dos partes asimétricas: al oeste, ocupado por Marruecos, casi dos tercios del territorio, las principales ciudades, la costa, con sus recursos pesqueros, y las rentables minas de fosfatos; al este, los territorios liberados por el Polisario, una barrera de desierto limítrofe con Mauritania y Argelia, sin apenas poblaciones ni recursos de ningún tipo. Con sus 2.700 kilómetros de longitud, es el tercer muro más largo del mundo, solo superado por el que se extiende entre Estados Unidos y México y el que separa India de Bangladesh. También es una de las zonas más minadas del planeta, con más de siete millones de minas anti-persona, anti-vehículo y anti-tanque colocadas por Marruecos a lo largo de todo el perímetro saharaui. Su mantenimiento le cuesta al Estado marroquí tres millones de dólares diarios, además de los 100.000 soldados desplegados de punta a punta. Un coste compensado en parte por los más de 300 millones de dólares que le aporta a Marruecos anualmente la comercialización internacional de las más de dos millones de toneladas de fosfatos extraídos en el Sahara ocupado.

    Y como prueba de que en época de globalización ningún proyecto de semejantes características se acomete desde la autarquía nacional, Marruecos contó con importantes apoyos externos para ello, empezando por la financiación de Arabia Saudí, siguiendo por el asesoramiento técnico de Israel y terminando por el silencio cómplice de la comunidad internacional. El caso de Israel resulta paradigmático: en el diseño del muro marroquí aportó su expertise acumulado en la construcción de la Línea Bar Lev levantada entre Israel y Egipto, pero también afinó la técnica que posteriormente le permitiría construir el actual muro que encierra al pueblo palestino en su propia tierra. Cuando en los campamentos de refugiados le preguntamos a un grupo de saharauis por este paralelismo entre su caso y el palestino, su respuesta fue la siguiente: “Nuestra situación es, en muchos aspectos, aún peor: Israel al menos reconoce que está ocupando un territorio que no le pertenece y que retiene a presos del otro bando. Marruecos no.”.

    Miles de kilómetros, cientos de miles de soldados, millones de euros y dólares en construcción, mantenimiento y exportación del expolio. Cifras que contrastan con otras igual de relevantes y presentes en la realidad del pueblo saharaui: la misión de ACNUR (el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) en los campamentos saharauis apenas cuenta con un presupuesto de nueve millones de dólares para atender a una población de más de 150.000 personas. Aunque estima que necesitaría en torno a 24 millones para poder cubrir todas las necesidades, este año ha visto cómo los fondos se reducían hasta los ocho millones. Algo parecido está ocurriendo con el Programa Mundial de Alimentos, también de Naciones Unidas. El resultado es automático: los 17 kilos mensuales que cada saharaui solía recibir se han reducido a 15 kilos, a lo que se suma una disminución en la variedad de alimentos ingeridos. Hoy la mitad de las mujeres embarazadas en los campamentos sufren algún tipo de anemia y la malnutrición asciende por momentos.

    Por su parte, la MINURSO, misión de pacificación de Naciones Unidas desplegada desde 1991 en el Sáhara, cuenta con un presupuesto anual que supera los 60 millones de dólares y una plantilla de más de 200 personas. Cabe recordar que estas iniciales son las de la Misión de Naciones Unidas para la organización de un Referéndum en el Sahara Occidental. Un referéndum que no era más que la contrapartida y condición del alto el fuego. Pero tras 24 años, esa R cada vez suena menos. Algunos en los campamentos y territorios liberados se preguntan: “si no hay referéndum, ¿por qué va a haber entonces alto el fuego?”

    Presupuestos, gastos, ingresos, exportaciones, soldados, euros, dólares, kilómetros, kilogramos… y años. Muchos años. 40 ya desde que Marruecos ocupara el Sáhara Occidental y 24 esperando una solución. Serían solo cifras e indicadores si no escondiesen personas, expolios y muertes. Sería solo un muro si no separase a un pueblo. Y la combinación de todo ello, sumado a la desconfianza y la frustración, genera un cóctel explosivo. Para que luego no nos sorprenda si finalmente explota.


    [Esta opinión procede de: Público]


    Compartir

    twitter meneame







    15 de octubre de 2015

    12 de octubre, Día de la Unidad Nacional Saharaui


    Fito Álvarez Tombo

    El 12 de octubre de 1975 se proclamaba la Unidad Nacional Saharaui en la región de Ain Bentili. Día en el que todos los saharauis anunciaron su adhesión a los principios del Frente Polisario y su total disposición al sacrificio y la lucha armada por la liberación y la independencia del Sáhara Occidental del colonialismo y posteriormente contra los ocupantes mauritanos y marroquíes.

    Cuarenta años después este espíritu de sacrificio y lucha sigue intacto.

    En esta fecha el pueblo saharaui reivindica su legítimo derecho a ser reconocido como pueblo y defender su territorio.

    A día de hoy Marruecos sigue ocupando ilegalmente el Sáhara Occidental y aplicando una política de represión y tortura contra los legítimos propietarios de este territorio. Las torturas, encarcelamientos y desapariciones no consiguen doblegar la férrea voluntad de los saharauis por recuperar lo que por justicia les pertenece.

    Este genocidio practicado por Marruecos contra la población saharaui se realiza con la complicidad y el vergonzoso silencio de parte de la comunidad internacional y principalmente los gobiernos españoles, que siguen eludiendo su responsabilidad moral y legal con ese pueblo. No podemos olvidar que sigue siendo la potencia administradora de este territorio. No solo no hacen nada para impedir este crimen sino que lo financian firmando ilegales acuerdos económicos con el ocupante marroquí.

    El pueblo saharaui responde con una inquebrantable y ejemplar lucha pacífica contra la brutalidad del ocupante. Jóvenes y mayores, mujeres y hombres salen a las calles para protestar contra la ocupación, contra la violación de derechos, contra las injustas condiciones a las que se ven obligados a vivir, contra el expolio de sus recursos naturales. Se agrupan en asociaciones desde las que denuncian esta situación. Mantienen continuos contactos con organizaciones internacionales de derechos humanos. Todo esto siendo conocedores de las terribles consecuencias que estas actividades pueden suponer para sus propias vidas, como vienen a demostrar los continuos encarcelamientos de activistas saharauis, que cumplen condenas en cárceles marroquíes bajo las más inhumanas condiciones, contraviniendo las diferentes convenciones que regulan el trato que se debe dar a los presos.

    En palabras del ya fallecido líder saharaui Mahfud Ali Beiba, "los saharauis utilizamos la fuerza del derecho y Marruecos se ampara en el derecho a la fuerza".


    [Esta opinión procede de: Faro de Vigo]


    Compartir

    twitter meneame







    14 de octubre de 2015

    A Felipe VI a propósito del Sáhara Occidental


    Antonio Martínez LLamas escritor

    Estas cuantas líneas, majestad, en tantas ocasiones meditadas, han visto al fin la luz a causa de los dramáticos sucesos de la inmigración hacia Europa de una ingente cantidad de desesperados que huyen del dolor, la guerra y el abatimiento. África se queda sin muchos de sus hijos, en una sangría que parece no detenerse. Estamos asistiendo a la triste representación de la pérdida de la dignidad en su máxima expresión, donde las raíces de cada inmigrante son solo piezas mutiladas. Atrás dejan las ilusiones, cuando apenas unos meses antes la vida les resultaba favorable, y cada cual se enfrentaba a las incógnitas de los días con guiños confiados. Sin embargo, el desastre surgió porque algún malévolo le franqueó la puerta, y cuando un agente pestilencial se transforma en invulnerable resulta casi imposible detenerlo. Después ya nada es igual: el futuro se convierte en una entelequia y donde antes había felicidad, ahora únicamente está el barro, la vileza y el desarraigo.

    Señor, de estos lodos malolientes saben demasiado los saharauis. Una enseñanza aprendida después de casi cuarenta años de desplazamiento forzoso. Vivían en la provincia 53 de España, tenían los mismos derechos y deberes que los peninsulares, pero al final del año 1975 España se cagó en los pantalones, huyó como una gallina asustada del Sáhara Occidental y dejó aquella tierra extraordinaria en las manos sucias de Marruecos. Hasán II entró a sangre y fuego, sin miramientos, y solamente había tres opciones para los saharauis: la rendición, la muerte o la escapatoria. La sentencia era incuestionable, de modo que el éxodo fue la única solución, y no por falta de valor, sino como la única fórmula del honor para sobrevivir ante la barbarie y más tarde buscar la manera de recuperar el territorio perdido. Cerca de la ciudad argelina de Tinduf encontraron el final de su escapada.

    Casi cuatro décadas de desolación de los saharauis en la terrible hamada argelina. El destierro como tortura. Un tiempo ya insostenible. Los campamentos saharauis de hoy, Rabuni, Smara, El Aaiún, Auserd, Dajla y Bojador, son un mar de jaimas y casas de adobe donde viven entre la esperanza y la desilusión 200.000 apátridas. Conviene recordar que el éxodo resultó dramático durante los primeros seis meses de 1976. El Ejército marroquí usó su maquinaria militar para acabar como fuera con aquella muchedumbre que vagaba por el desierto. Antes cadáveres sobre la arena que dar oportunidad a que alguien vitoreara al Frente Polisario. Mejor matar que ofrecer la posibilidad de una revancha inmediata. Envenenar cuantos pozos de agua fuera posible. El mundo silenció el genocidio, y España colaboró con aquella mudez ignominiosa. Eran todos españoles, pero se convirtió su huida en indiferencia y olvido. Eran españoles que entendieron que su DNI era pura mierda secándose al sol. No faltaron quienes rompieron el distintivo mientras lloraban su impotencia. La ONU, como cabía esperar, miró hacia otro lado y dedicó sus esfuerzos a empresas más jugosas.

    No creáis, majestad, que pongo en duda su absoluto conocimiento de la causa saharaui. Sería una temeridad. Lo que no adivino es su disposición ante algo tan trágico, y deberéis disculparme porque en mi ánimo no subyace ni un atisbo de atrevimiento. Muy al contrario. Recuerde que su padre, entonces Jefe del Estado en funciones, visitó El Aaiún el domingo 2 de noviembre de 1975, y dijo que él era el primer soldado de España y que Marruecos no pondría sus pies ni sus armas en el Sáhara Occidental. Lamentablemente fueron palabras vacías. Los saharauis estaban esperanzados con la visita del príncipe, pero el desencanto se extendió como una mancha de aceite. Su padre se fue al principio de la tarde de ese domingo y nunca más regresó a la provincia 53. Todo estaba perdido. Los sucesos posteriores ya son muy sabidos.

    De modo que me pregunto, Majestad, si un hijo debe limpiar los errores de su padre. Tal vez sí, pero quizá no siempre, porque cada persona es dueña y responsable de sus actos. No obstante, sí es de esperar que un hijo no se equivoque como su padre, y máxime si es el rey de España. Como ya no estamos en el siglo XIX, las palabras de Adolphe Thiers, manifestando que el rey reina pero no gobierna, no tienen la misma validez en 2015. Más que nunca su majestad tiene conciencia de que si bien no tiene funciones específicas en el Gobierno, sí es cierto que opina, arbitra y modera. Recientemente dijo que cada tiempo político tiene sus propios retos y deben encontrarse soluciones. Estoy totalmente de acuerdo. Pues bien: la causa saharaui es un envite, y no sencillo por tantas zancadillas políticas. Un reto que le debemos a quienes fueron españoles en la provincia 53, y a sus descendientes.

    Señor: arbitre, modere y opine en voz muy alta de la causa saharaui, sobre todo con el monarca alauita. Pero no solo con Mohamed VI. No reparéis en el esfuerzo de hablar donde convenga, de manera que el mundo no esté estático y vuelva los ojos hacia los campamentos saharauis. No creo que sea pedir algo sobrado. Desde enero de 1976 son inmigrantes que tienen muy presentes sus raíces, sus palmeras, sus oasis, sus dromedarios y sus anhelos en aquel Sáhara Occidental que fue la provincia 53 de España. Todos creen que el regreso será factible, a costa de lo que sea. Los tambores de guerra emiten muchas señales en su hoja de ruta.

    Majestad: no se inhiba en esta causa que nos concierne de manera extraordinaria. No seamos como el avestruz buscando dónde meter la cabeza. Yo confío en la Monarquía, que es lo mismo que entregarnos a la inteligente disposición de Su Majestad. Ya no se puede dilatar más esta lamentable situación. Son múltiples las serpientes que pasan por la cara de los saharauis. Señor: busque la manera y el momento de platicar a propósito del Sáhara Occidental, y si encuentra la ocasión viaje a los campamentos saharauis. Entonces en cuando yo sabría que esta carta abierta no quedó en el buzón de los correos extraviados.


    [Esta opinión procede de: Diario de León]


    Compartir

    twitter meneame







    13 de octubre de 2015

    Couso, ante la ONU: "Los crímenes de Marruecos contra saharauis en las zonas ocupadas continúan"


        El eurodiputado de la Izquierda Plural participa en la Comisión Política Especial y de Descolonización para reclamar "el legítimo derecho a la autodeterminación" del pueblo saharaui y denunciar la "complicidad" de la comunidad internacional.

    El eurodiputado de la Izquierda Plural Javier Couso ha denunciado este martes ante la Comisión Política Especial y de Descolonización de la ONU los "crímenes contra saharauis" que Marruecos sigue perpetrando en las zona ocupadas y reclamar que se celebre, de una vez por todas, un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental. 

    "No se puede equiparar a ocupante y ocupado y pretender que verdugo y víctima lleguen a un acuerdo justo para el pueblo saharaui sin la presión de la comunidad internacional. Esta responsabilidad por la resolución del conflicto recae en España, que debe cumplir sus responsabilidades históricas. Ha llegado la hora de que la UE y la ONU se comprometan de forma efectiva", ha señala Couso, que ha insistido en que "Marruecos no es la potencia administradora, sino la potencia ocupante".

    Asimismo, Couso ha señalado que han pasado ya 24 años desde la creación de la Misión de las Naciones Unidas para el referéndum del Sáhara Occidental (Minurso), ésta no sólo no ha cumplido su "misión principal", la celebración del referéndum de autodeterminación", sino que "a diferencia de la mayoría de misiones de este tipo ni siquiera tiene mandato para la observación de la situación de los derechos humanos". 

    El eurodiputado también ha querido llamar la atención sobre el caso del joven saharaui Hassana Aalia, condenado a cadena perpetua en Marruecos por un tribunal militar dentro del proceso de Gdeim Izik y al que España ha denegado el asilo político corriendo peligro de ser expulsado del país en los próximos días. 

    Couso también se ha hecho eco de las reclamaciones de las advertencias de la Media Luna Roja y ha informado a la Comisión de que los refugiados saharauis en los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) se encuentran en "una situación humanitaria cada vez más alarmante por el recorte de ayuda humanitaria, con elevados niveles de malnutrición". 

    Por último, el eurodiputado de la Izquierda Plural ha denunciado "los acuerdos comerciales UE-Marruecos, como el ilegítimo Acuerdo de Pesca", y ha saludado "la valiente posición de Suecia, "favotrable al reconocimiento de la República Saharaui Democrática. "Ojalá la UE siga este camino", ha concluido.


    [Esta notícia procede de: Público]


    Compartir

    twitter meneame







    13 de octubre de 2015

    Pues no abres IKEA


    Rafael Muñoz Abad

    Rafael Muñoz Abad

    Marruecos es ese vecino impertinente con el que estas condenado a entenderte pues se sabe aliado primordial de Washington y como tal se aprovecha de la coyuntura. Su suspicaz diplomacia es un juego de poleas reguladas por el eje París-Washington cuyos efectos multiplican el teórico poco peso que debería tener en la comunidad internacional. El sector agropecuario, la pesca y según le interese ser más o menos celoso en el control migratorio del Estrecho de Gibraltar, suelen ser sus chantajes habituales y los tres los sufre España.

    ¿Qué hacen aviones F-16 marroquíes bombardeando Yemen? Incorporarse a la coalición árabe que liderada por la tóxica Arabia Saudí combate el “supuesto” integrismo yemení, se trata del más reciente apoyo alauita a la política exterior de los EE.UU. Favor que el moro congelará y lo cambiará cuando le aprieten en lo relativo a la ocupación ilegal del Sahara occidental y su referéndum que lleva aletargado ya tres décadas. Marruecos es docto en moverse por los pasillos de la ONU donde igual practica felaciones diplomáticas que amenaza con usar sus cartas como aliado privilegiado de Europa y Washington, recordándoles que es eje primordial para la contención del islamismo en el estratégico Magreb. Astuto, es sabedor que la llama viva del islamismo es clave para desviar la atención del conflicto saharaui y mantener así el statu quo.

    Marruecos no teme a España; lo considera un país cobarde e incapaz de llevar a cabo decisiones de Estado como sería abanderar un proceso de descolonización que, según Naciones Unidas, le corresponde de pleno como potencia que es [aún] administradora del territorio. Lo que realmente teme es una campaña viral a lomos de Internet en la que estados guay, progres y ricos, caso de Suecia, se empeñen en denunciar la ocupación y boguen por el reconocimiento internacional del pueblo saharaui. Países que si bien es cierto tienen pocos intereses económicos en su territorio, sí que poseen un reconocido prestigio moral-mediático en asuntos relacionados con los derechos humanos. De momento y en forma de pataleta, ha bloqueado la apertura del IKEA de Casablanca aduciendo cuestiones “administrativas”.

    CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS DE LA ULL
    cuadernosdeafrica@gmail.com


    [Esta opinión procede de: Diario de Avisos]


    Compartir

    twitter meneame







    8 de octubre de 2015

    Todo el Parlamento vasco reclama el asilo político para el activista saharaui Hassanna Aalia


    El Parlamento vasco ha exigido al Ministerio del Interior que reconozca el derecho a asilo político al activista saharaui Hassanna Aalia, y ha rechazado la orden de expulsión decretada contra él tras su detención, el pasado día 6, en Burgos. Este pronunciamiento ha sido aprobado de forma unánime por el PNV, EH Bildu, PSE-EE, PP y UPyD.

    Aalia huyó a España tras ser condenado a cadena perpetua por la justicia marroquí por haber participado en 2010 en el campamento de protesta saharaui de Gdeim Izik.

    Este joven, de 27 años de edad, tiene recurrido ante la Audiencia Nacional el rechazo del Gobierno central a su solicitud de asilo político. En declaraciones a los periodistas, ha calificado de "vergüenza" que el Gobierno le quiera expulsar cuando aún no se ha resuelto el proceso sobre su petición.

    Tras reunirse con el activista, el Intergrupo de Paz y Libertad para el Sáhara Occidental del Parlamento vasco ha aprobado una declaración en la que rechaza la detención de este joven, que el 6 de octubre fue arrestado en Burgos por la Policía Nacional. La Cámara rechaza también la orden de expulsión que se ha decretado contra él.

    El PNV, EH Bildu, PSE, PP y UPyD han expresado su oposición a la denegación de su solicitud de asilo por parte del Gobierno español. En la resolución del Parlamento se constata que Aalia "está protegido por la suspensión cautelar" dictada por la Audiencia Nacional contra su orden de expulsión. Por otra parte, se recuerda que el activista está a la espera de que la Audiencia Nacional se pronuncie definitivamente sobre su derecho de asilo.

    "RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL"

    El Parlamento reclama al Ministerio del Interior que conceda el asilo político al joven, dado que si vuelve a su país "será castigado duramente por las autoridades ocupantes marroquíes y no volverá a salir de prisión en lo que le queda de vida".

    La Cámara denuncia que el "castigo" impuesto por Marruecos a Hassana Aalia se debe a que "es una persona activa políticamente", así como un activista "de reconocimiento internacional" y que "lucha pacíficamente por el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui" contra la ocupación del Sáhara Occidental por parte de Marruecos.

    El Legislativo vasco expresa su "preocupación" por la vulneración de derechos humanos en el Sáhara Occidental "por parte" del Ejecutivo marroquí, y exige "el final de esta represión" y la puesta en libertad de "todos los presos políticos saharauis".


    [Esta notícia procede de: El Diario]


    Compartir

    twitter meneame







    6 de octubre de 2015

    La Policía detiene en Burgos a un saharaui condenado a cadena perpetua por Rabat


    Hassana Aalia

    Luis de Vega

    Agentes de paisano se han llevado a Hassana Aalia de un tren y lo han dejado en libertad horas después con una orden de expulsión que ha de cumplir antes de la tarde del jueves.

    El saharaui Hassana Aalia ha sido detenido por la Policía por «estancia ilegal» en el país, ha explicado a ABC el delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun. El propio detenido ha confirmado los hechos a este diario tras ser liberado en Burgos horas después con una orden de expulsión de 48 horas desde las 19.40 horas del martes.

    Policías de paisano me han pedido los papeles, me han dicho que teníamos que bajar en la siguiente parada» y «me han llevado a comisaría» a pesar de que «les he enseñado los papeles con el recurso ante la Audiencia Nacional», ha señalado a través del teléfono nada más abandonar dependencias policiales en Burgos.

    Las autoridades españolas le habían denegado el asilo y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) había interpuesto un recurso que estaba pendiente de respuesta, ha añadido Beyun.

    Un tribunal militar de Rabat había juzgado en rebeldía a Hassana Aalia (El Aaiun, 1988) y condenado en febrero de 2011 a cadena perpetua por los mismos hechos por los que había sido juzgado y condenado con anterioridad a cuatro meses. Al no tener antecedentes no tuvo que ingresar en prisión. El fallo del macroproceso, el mayor celebrado en el reino alauí contra saharauis, recibió duras críticas de Human Rights Watch (HRW).

    A Aalia e acusaron de haber participado en agresiones a agentes marroquíes durante las protestas que llevaron a miles de saharauis a instalarse en un campamento protesta a las afueras de El Aaiún, capital del Sahara Occidental, en 2010.

    Pero no quedó probado que Aalia participara en las agresiones a las Fuerzas de Seguridad marroquíes, según un informe de la Asociación Internacional de la Observación de los Derechos Humanos (AIODH).

    Tras aquella sentencia de cuatro meses «viajé al Foro Social Mundial en Dakar, a los campamentos de refugiados (saharauis en Tinduf, Argelia), a España…», explicó Aalia a ABC en una entrevista realizada en 2013. Pero la sorpresa llegó en medio de aquellos desplazamientos en los que regresaba con normalidad a su casa de El Aaiún, cuando «un Tribunal Militar anuncia una orden de búsqueda y captura contra mí».

    >Le pilló por sorpresa en España y tomó entonces la decisión de no volver más. Así es como fue juzgado en rebeldía, junto a otros 23 activistas saharuis que sí estaban presentes, por un Tribunal Militar en Rabat. El pasado 17 de febrero emitía nueve cadenas perpetuas (entre ellas la de Aalia), cuatro condenas a treinta años, seis a veinticinco años, tres a veinte años y dos a dos años y tres meses.


    [Esta notícia procede de: ABC]


    Compartir

    twitter meneame







    5 de octubre de 2015

    ¿Por qué Marruecos boicoteó IKEA?


    Cláudia Morán

    La semana pasada saltaba la noticia de que Marruecos amenazaba con bloquear -y bloqueaba el martes pasado- la inauguración de su primer Ikea (y el primero de todo el Magreb). Días más tarde, Rabat amplió su intimidación y aseguró estar estudiando un “boicot” contra todas las empresas suecas. ¿El motivo? Los últimos movimientos en el ejecutivo de Suecia que, sin haber reconocido todavía la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), se está planteando su futuro reconocimiento y convertirse así -A T E N C I Ó N- en el primer país europeo en hacerlo. Punto para Suecia. Como respuesta, los nueve partidos políticos que configuran el parlamento marroquí acordaron defender la soberanía de la monarquía alauí sobre el Sáhara Occidental, ocupado desde 1975, “por todos los medios posibles, incluidos los económicos”, según un comunicado difundido por Reuters.

    La reacción de Marruecos fue casi instantánea, e Ikea su primer objetivo: aunque la primera justificación de Rabat para la paralización de la inauguración fue la ausencia de un permiso, finalmente el gobierno islamista reconoció que se trataba de un boicot a “las empresas suecas” como respuesta a “campañas similares para boicotear empresas marroquíes”. Esta guerra económica también salpicó a la compañía Volvo, cuya sede en Casablanca fue cerrada casi al mismo tiempo “en aplicación de una orden judicial”, según la agencia Efe, y podría tener un efecto contagio en otras empresas suecas con presencia en Marruecos, como H&M. No obstante, lo de Ikea en el país magrebí es un movimiento más simbólico que otra cosa, ya que se trata de una filial del grupo sueco, mientras que la inversión principal corresponde a la compañía kuwaití Al Homaizi (lo mismo ocurre en Jordania y Kuwait).

    ¿Qué hay de cierto en que Suecia ha estado boicoteando compañías marroquíes?

    Más bien poco. Y es que lo que el ejecutivo magrebí califica de boicot es el hecho de que Estocolmo se ha pronunciado en varias ocasiones contra las empresas que sacan rédito de los recursos del Sáhara sin que ello suponga un beneficio para los saharauis. Y no es para menos: en el 2010, la organización Western Sahara Resource Watch publicó una lista de “empresas españolas que expolian en el Sáhara“, y en la actualidad varias compañías internacionales se frotan las manos ante la posibilidad de llevar a cabo exploraciones petrolíferas en el Sáhara Occidental. Hace cuatro años, en 2011, el parlamento sueco votó el reconocimiento del Estado saharaui, una propuesta que no salió adelante por el rechazo del gobierno de turno. Ahora que el debate ha resurgido, el gobierno de Rabat comienza a ponerse nervioso.

    La cuestión es si la postura de Suecia sobre el Sáhara podría tener un efecto dominó en otros países europeos, que hasta ahora no han movido ficha a favor del territorio saharaui. Ni siquiera España, que descolonizó el Sáhara Occidental en 1975 dejando el camino libre a la Marcha Verde de Marruecos para hacerse con él. Las opiniones al respecto son diversas, pero no cabe duda de que la relación entre el monarca Mohamed VI y la diplomacia europea, especialmente con sus homólogos de la realeza, es más que cordial. Y todos en Europa saben que la cuestión del Sáhara se sale del protocolo.


    [Esta notícia procede de: 20 minutos]


    Compartir

    twitter meneame







    4 de octubre de 2015

    Una asociación saharaui logra en Marruecos la legalización en zona ocupada


    Fabiola Barranco Riaza

    Las autoridades marroquíes han legalizado la Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de Derechos Humanos Cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH). Esta organización fundada por expresos políticos y desaparecidos saharauis, que por su nombre explícito avisa de su cometido, se convierte en la primera asociación defensora de los derechos humanos de la población saharaui que vive bajo la ocupación, que es legalizada por Marruecos.

    El objetivo de la ASVDH, que se organiza a través de una junta directiva de 15 personas y una junta de coordinación de 51 miembros de toda la zona del Sáhara ocupado, se basa en "la defensa de los derechos humanos y de las víctimas de las violaciones cometidas por las autoridades de la marroquíes, así como la protección de las personas privadas de libertad por las detenciones arbitrarias, las desapariciones forzosas, etc.", según explica para eldiario.es Mohamed Mayara, cofundador y miembro de la ASVDH.

    Otra de las motivaciones de la organización radica en "la lucha por descubrir la verdad por los mártires que murieron en las cárceles marroquíes, así como responsabilizar y condenar ante la justicia los abusos, incluso participando en querellas presentadas en tribunales españoles contra los torturadores y responsables de esas violaciones contra los saharauis".

    Marruecos ha dado luz verde a una organización que denuncia sus vergüenzas. Como la historia de la saharaui Takbar Haddi. "Me llamo Takbar Haddi. Mi hijo de 21 años fue asesinado por ser activista por la liberación del Sáhara Occidental. No voy a cortar la huelga de hambre hasta que haya justicia", contó a eldiario.es durante su prolongado ayuno con un hilo de voz. Poco después suspendió la acción de protesta y fue trasladada al hospital.

    La mujer ha comparecido en varias ocasiones para denunciar acciones criminales por parte de las autoridades del reino alauí. Siempre con la historia de su hijo como referencia. "Participaba en muchas manifestaciones, era un activista muy valiente. La policía le tenía fichado. Por eso los colonos le raptaron y le llevaron al desierto, ya ni siquiera les llevan a comisaría. Cogieron un coche y le golpearon hasta que perdió el conocimiento".

    Algunos, pelean desde dentro, desde los territorios ocupados por Marruecos, la autodeterminación de su pueblo. Un activista presente en el Festival de cine FiSahara contó a eldiario.es que la resistencia sale cara. "Me cogieron cuando me dirigía a mi casa y me secuestraron durante 24 horas utilizando técnicas de tortura", contó mientras se señalaba sus manos, con marcas de quemaduras de cigarrillos. El episodio se había producido solo tres meses antes, según su testimonio.

    El conflicto del término "legalizar"

    Desde un punto de vista analítico de la situación, y sin dejar de lado el entorno al que afecta la noticia de la autorización formal de Marruecos de la AVSDH, el término "legalizar" resulta incongruente ya que es el Gobierno marroquí el que ocupa el territorio ilegalmente, violando así el derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas que determinan al Sáhara Occidental como territorio no autónomo.

    > A pesar de ello, la AVSDH, optó por esta vía porque consideran que "abre un camino para que los saharauis expresen su objeción ante la ocupación y desmienta la propaganda marroquí, que cierra con mano de hierro un territorio ante los periodistas, observadores internacionales y solidaridad, expulsándoles de allí", como así argumenta Mayara. A lo que, además, añade que sirve para "romper los tabús del miedo y del terror impuestos por las fuerzas marroquís" y de esta manera "seguir el ejemplo de desbloqueo tras el campamento protesta de Gdeim Izik o las revueltas populares en El Aaiún en 2005, bautizadas como 'intifada de la independencia".

    La aprobación por parte de la Administración marroquí, llega 10 años más tarde desde que la asociación iniciara su petición, y nueve años después de que un tribunal negara la inscripción en el registro. Por el camino en esta década, la ASVDH ha sufrido en primera persona la fuerte represión de las fuerzas militares y gendarmería del Estado magrebí. Dos de sus miembros suman la larga lista de presos políticos saharauis. Sabi Ahmed cumple una sentencia de cadena perpetua y Mohamed Tahlil fue condenado a 25 años de prisión.

    Otras asociaciones siguen su estela

    Otras asociaciones saharauis, intentan seguir el ejemplo de la AVSDH, de tramitar el permiso. Éste es el caso de la Asociación para el Control de los Recursos Naturales y para la Protección del Medio Sáhara Occidental ( AMRPENWS, por sus siglas en inglés ), que nació el pasado mes de abril para "hacer frente al saqueo permanente y a la explotación sistemática de los recursos naturales del Sáhara Occidental, provocado por la avaricia del régimen marroquí y la complicidad de algunas empresas extranjeras, lo que causa graves daños a nuestro entorno", explica para este medio, unos de sus miembros, Lahacen Dalil.

    Los 15 formantes de esta asociación trabajan además "por el logro de un desarrollo económico en el territorio ocupado del Sáhara Occidental, para abogar por una estrategia de bienestar social " y todo ello "desde el enfoque del derecho al referéndum libre". Han solicitado el registro de la formación para "poder ser reconocida e interactuar con otras ONG de todo el mundo". Además de "aspirar a una oficina, un estatus propio que permita beneficiarse de becas y cursos de capacitación fuera del Sáhara Occidental". Dalil señala que, hasta la fecha, su solicitud ha sido denegada.

    Desde la AMRPENWS creen que el motivo de la negativa radica en que con su trabajo van a "exponer al mundo el verdadero rostro de la propaganda y agenda del régimen". Al mismo tiempo, consideran que la legalización de la ASVDH, "es sólo un paso astuto de Marruecos, con el fin de limpiar su imagen y evitar presiones".

    Y es que, desde que el Sáhara Occidental fuera ocupado por Marruecos en 1975, el activismo pacífico de los saharauis que luchan por sus derechos –que incluye la participación de un referéndum por la autodeterminación– es duramente reprimido. Los abusos y las violaciones de derechos humanos por parte del Gobierno marroquí hacia la población saharaui no cesan. La lucha del pueblo saharaui tampoco.


    [Esta notícia procede de: Mundiario]


    Compartir

    twitter meneame







    3 de octubre de 2015

    El líder laborista Jeremy Corbyn participará en actos para apoyar al pueblo saharaui


    Jeremy Corbyn asume desde hace años el rol de portavoz del
    pueblo saharaui y ha solicitado a su país
    ejercer presiones en el Consejo de Seguridad.

    Jalil Mohamed

    El nuevo líder del partido laborista británico, Jeremy Corbyn, ya está dando a conocer la política exterior de su partido, y en especial respecto a la lucha del pueblo saharaui. Y es que el líder de la segunda fuerza política británica participará, a finales del próximo mes de abril, en una conferencia de apoyo al pueblo saharaui por su autodeterminación e independencia.

    Según los organizadores del evento, Londres cogerá del 15 de octubre al 6 de noviembre varios actos para sensibilizar a la opinión pública británica a través de conferencias y manifestaciones, las cuales también tiene como intención recordar el 40 aniversario de la ilegal invasión de Marruecos al Sahara Occidental. 

    Jeremy Corbyn pronunciará un discurso para abordar la causa saharaui y expondrá el programa de su partido respecto al proceso de descolonización en el Sahara Occidental. A la conferencia asistirán también miembros del grupo parlamentario británico de apoyo al pueblo saharaui y representantes de varias organizaciones no gubernamentales británicas.

    A lo largo de su amplia trayectoria política, Jeremy Corbyn ha reflejado en varias ocasiones su claro apoyo a la autodeterminación del pueblo saharaui y ha denunciado en reiteradas ocasiones las violaciones a los derechos humanos en las zonas ocupadas del Sahara Occidental y la ilegal explotación de los recursos naturales por parte de Marruecos. También ha criticado los ilegales tratados comerciales firmados por la Unión Europea y Marruecos, por incluir el territorio no autónomo del Sahara Occidental.

    Desde su contundente vitoria para asumir el liderazgo del partido laborista, Marruecos ha asumido que a partir ahora contará con nuevo adversario que impedirá sus labores para legitimar su ilegal ocupación al Sahara Occidental, sobre todo en el Reino Unido, miembro permanente en el consejo de seguridad de las Naciones Unidas.


    [Esta notícia procede de: Mundiario]


    Compartir

    twitter meneame







    3 de octubre de 2015

    Ikea y el Sáhara desatan una guerra económica entre Suecia y Marruecos


    Exterior de la tienda de Ikea que el Gobierno de Marruecos
    ha impedido abrir.

    Luis de Vega

    Estocolmo plantea reconocer como estado a los saharauis y Rabat responde con un boicot a las empresas del país escandinavo.

    Una vez más, Marruecos ha demostrado que no hay nada que se anteponga a su reivindicación del Sahara Occidental como territorio propio. La guerra económica abierta con Suecia es el último botón de muestra. El reino alauí ha impedido a última hora abrir su tienda en Casablanca a la cadena sueca Ikea, la mayor multinacional de muebles del mundo. El acto estaba previsto para el pasado martes pero pocas horas antes las autoridades obligaron a suspenderlo.

    El Gobierno que lidera el islamista Abdelilá Benkirán no oculta que esa es solo una medida más del plan de boicot que están diseñando para las empresas suecas. Algunas como la automovilística Volvo o la de ropa H&M, son veteranas en el mercado marroquí. Coincidiendo con el incidente de Ikea, la sede en casablanca de Volvo «fue cerrada en aplicación de una orden judicial», informa la agencia Efe.

    El motivo oficial esgrimido fue que a Ikea le falta un permiso. El real, aireado sin disimulo tanto por el Ejecutivo como por los medios locales, es la defensa de lo que Rabat considera una cusa sagrada, «su» Sahara. El caso es que el primer ministro convocó el lunes a todos los partidos del Parlamento y entre todos decidieron no solo que la tienda no se iba a abrir sino que iban a poner en marcha un «boicot de las empresas suecas» como medida «recíproca tras campañas similares para boicotear empresas marroquíes», según un comunicado gubernamental citado por la agencia Reuters.

    ¿Y por qué esta guerra y ahora? Suecia, y en general los países escandinavos, no han ocultado tradicionalmente sus simpatías por el Frente Polisario, las ansias independentistas del pueblo saharaui y el respeto a los derechos humanos en ese territorio. Yendo más allá, Suecia ha planteado la posibilidad de convertirse en el primer país de Europa que reconozca oficialmente a la RASD (República Árabe Saharaui Democrática). Y eso, a ojos de Rabat, es un exceso que hay que combatir sacrificando incluso sus beneficios económicos.

    «Suecia es el país más hostil con la integridad territorial de Marruecos después de Argelia», dijo Driss Lachgar, secretario general del Partido Socialista, a la agencia France Presse.

    Rabat, como recuerda el comunicado del Gobierno, argumenta que desde hace años Estocolmo impulsa un boicot contra empresas marroquíes. En realidad, los suecos luchan para que no se saque beneficio de los recursos naturales del Sahara Occidental sin que reviertan en su población local. Pero como es el estado marroquí y empresas marroquíes las que tienen la llave del territorio en disputa, por eso Rabat acusa a Suecia del boicot.

    Incidentes previos

    Ya en 2009 Rabat y Estocolmo vivieron una crisis diplomática después de que la Embajada sueca en el reino alauí facilitara a los saharauis un informe que el Ministerio de Exteriores de Marruecos había entregado a varios países europeos. El texto, al que tuvo acceso ABC, dejaba clara la posición marroquí pero no escondía ningún secreto de estado. «La opción separatista no constituye ni la expresión de un derecho, ni una libertad individual o colectiva; se trata de un atentado a la seguridad y la estabilidad del país ante la que no hay que permitirse ningún tipo de complacencia. La defensa de la unidad nacional y de la integridad territorial del país es una misión sagrada», puede leerse en el documento.

    Los activistas de derechos humanos saharauis han expresado siempre su agradecimiento a los políticos y parlamentarios suecos por gestos como este, que costó la expulsión de Marruecos de la número dos de la Embajada de Suecia.

    El tren africano de la descolonización no hizo parada en el Sahara Occidental, que se quedó fuera de los países que alcanzaron la indenpendencia en la segunda mitad del siglo XX, como el propio Marruecos. La mayor parte de la colonia española fue ocupada por el reino alauí desde 1975. Ya antes, la ONU había exigido que se completase el proceso de autodeterminación con el que los saharauis decidieran su futuro. Madrid hizo oídos sordos, como hoy hace Rabat. En 2015, con España todavía como potencia legal y Marruecos como potencia ocupante de facto, la autodeterminación, que debe decidirse por medio de un referéndum, está lejos. Y los muebles de Ikea siguen sin montarse.


    [Esta opinión procede de: ABC]


    Compartir

    twitter meneame







    2 de octubre de 2015

    Condenan a 6 saharauis a 6 meses de cárcel tras manifestación independentista


    Seis saharauis fueron condenados en Dajla (sur del Sáhara Occidental) a seis meses de cárcel por un tribunal marroquí por haber participado en una manifestación independentista el pasado martes.

    Según dijo este viernes a Efe El Mami Amer Salem, vicepresidente de la ONG saharaui pro derechos humanos Codesa, los delitos por los que se les condenaron ayer son "destrucción de bienes públicos" y agresión con piedras a agentes de la autoridad, delitos que la ONG considera "infundados".

    Las fuentes denunciaron el carácter "sumarísimo" del proceso, ya que los manifestantes fueron arrestados el martes y en solo 48 horas juzgados y condenados, tras un proceso que duró solamente hora y media y al que ni sus familiares ni observadores independientes pudieron asistir.

    Igualmente denunciaron el "cerco policial" establecido por los agentes marroquíes en torno al tribunal, que se encargaron de dispersar a los familiares y simpatizantes independentistas en cuanto se pronunció la sentencia.

    Los condenados, entre los que se encuentra Abdelaziz Barray (excarcelado en 2014 tras pasar tres años preso por participar en disturbios en 2011), deberán pagar además 2.000 dirhams de multa (unos 190 euros).

    Dos menores que eran juzgados en el mismo proceso fueron puestos en libertad provisional.


    [Esta notícia procede de: Canarias7]


    Compartir

    twitter meneame







    2 de octubre de 2015

    Marruecos endurece su discurso contra Suecia


    La Ministra de Relaciones Exteriores de Suecia
    Margot Wallström

    Marruecos anuncia un boicot a las compañías suecas en medio de un conflicto diplomático por un posible reconocimiento sueco de la frente del Polisario como estado.

    Tras su reunión semanal que tuvo lugar en Rabat el pasado jueves, el gobierno marroquí anuncio que “piensa, seriamente, en tomar medidas contra Suecia conforme con el principio de reciprocidad” contra la postura de Suecia sobre el conflicto del Sahara Occidental Marroqui.

    El ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno, Mustapha El Khalfi, indico en una rueda de prensa, el jueves que “Es necesario adoptar una decisión clara y firme contra la postura hostil de Suecia, no sólo debido a los intentos de este país en su objetivo de reconocer a la fantasmal “rasd”, sino también, habida cuenta de las repetidas campañas de Suecia para boicotear los productos marroquíes procedentes de las provincias del sur, las empresas marroquíes y las extranjeras que tienen negocio en Marruecos y que están activas en las provincias del Sur “.

    El ministro recordó en este contexto la última reunión que mantuvo el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación con su homólogo sueco en Nueva York, durante la cual le pudo informar sobre la «enérgica condena y la gran preocupación de Marruecos en cuanto a la política peligrosa adoptada por Suecia y su postura negativa con respecto a la cuestión del Sahara marroquí”.

    Esta posición de Suecia, que viene contraria a las resoluciones de la ONU, ha superado el territorio sueco para llegar a la Unión Europea lanzando campañas para votar en contra de los acuerdos entre la UE y Marruecos, dijo el ministro en un comunicado publicado durante una rueda prensa al final de la reunión del Consejo de Gobierno.

    Asimismo El Khalfi añadió que estas campañas condujeron a la movilización de otros países para que adoptarían la misma postura que Suecia, a parte del apoyo de este país que concede a algunas organizaciones no gubernamentales internacionales y marroquíes con el fin de incitarlas a adherirse a estas políticas.

    A raíz de esta situación, que perdura desde hace muchos años, el Consejo de gobierno expresó su deseo de que Suecia revisa su política y sus posturas en torno a la cuestión nacional y revisa también su política económica al respecto “, dijo el ministro, antes de precisar que en el caso contrario, iremos más allá en nuestra respuesta conforme al principio de la reciprocidad”, advirtió El Khalfi. “Nos orientamos hacia el establecimiento de un embargo contra las empresas suecas, en conformidad al principio de reciprocidad”, precisó el ministro.

    De su parte la responsable de comunicación del ministro de Relaciones Exteriores de Suecia Margot Wallström ha confirmado que todavía el tema de reconocimiento del Polisario como estado no hace parte del orden del día del gobierno sueco.

    “Tenemos que dejar de especular sobre la inminencia de un posible reconocimiento. Esta cuestión será objeto de una revisión interna, pero aún no está en la mesa del gobierno sueco “,Margot Wallström, la agencia de noticias sueca TT.

    La misma posición ha sido citada por los periódicos suecos que muestran el secretario de prensa de relaciones exteriores.


    [Esta notícia procede de: El Correo Diplomático]


    Compartir

    twitter meneame







    30 de septiembre de 2015

    La traición española al Sahara Occidental cumple 40 años (y la traición continúa)


    Iker Armentia

    Iker Armentia

    "El pecado que España cometió contra el Sahara sigue siendo fuente de sufrimiento para quienes un día fueron ciudadanos suyos de pleno derecho"
    Tomás Bárbulo

    El legionario español Larry Casenave entró en el cine Las Dunas un viernes de octubre de 1975. En los urinarios le esperaban tres activistas del Frente Polisario. Lo vistieron con un turbante y una derraá y lo sacaron sigilosamente del cine. Larry había desertado del ejercito español. Durante 20 días estuvo escondido en una casa en la que pasaba entre nueve y diez horas al día sin moverse dentro de un pozo. Cuando la invasión del Sahara Occidental era inminente, Larry fue trasladado a Mauritania. En Mahbes, junto a otro grupo de extranjeros, coincidió con El Uali, uno de los líderes del Polisario. El Uali le explicó que haría todo lo posible para que pudiera volver a España cuanto antes. Él respondió que se quedaría con los saharauis para ayudar en lo que fuera.

    –Esta no es tu guerra –le dijo el guerrillero.

    – Ya sé que no es mi guerra como español, pero sí lo es como persona –contestó Larry.

    El legionario luchó con los saharauis.

    La semblanza de Larry Casenave la narra Tomás Bárbulo en 'La historia prohibida del Sahara Español' y es una de las pocas excepciones en uno de los episodios más tristes de la reciente historia de España: la traición al pueblo saharaui, de la que se van a cumplir 40 años el próximo mes de noviembre.

    La historia es conocida. El Sahara Occidental era la provincia número 53 de España. Como el resto de países de su entorno, tenía derecho a un proceso de descolonización y un estado independiente. Sin embargo, el régimen franquista de la época cedió a las presiones de Marruecos y entregó el Sahara a Hassan II. A la ocupación del Sahara le siguió la guerra, hasta que en 1991 se firmó una tregua con la promesa de un referéndum de autodeterminación auspiciado por la ONU.

    Han pasado más de dos décadas y la consulta no se ha celebrado. Parte del pueblo saharaui vive marginado y reprimido bajo la ocupación marroquí y otra parte está refugiada en los campamentos argelinos de Tinduf. Los Acuerdos de Madrid firmados el 14 de noviembre de 1975 por España, Marruecos y Mauritania nunca fueron validados internacionalmente y la responsabilidad de España sobre su excolonia sigue vigente.

    La relación de las autoridades españolas con los saharauis repite un mismo patrón: buenas palabras pero, al final, pleitesía a Marruecos.

    El 2 de noviembre de 1975, el rey Juan Carlos, entonces jefe de Estado en funciones –Franco estaba a punto de estirar la pata–, viajó a El Aaiún y en el casino de oficiales se dirigió a los mandos militares de la colonia: "España cumplirá sus compromisos. Deseamos proteger los legítimos derechos de la población saharaui". Según han desvelado los cables de Wikileaks, tres días después, el rey Juan Carlos avisó a EEUU de los planes de Franco en el Sahara, una ayuda nada desdeñable para una potencia que –Henry Kissinger mediante– había dado luz verde a la invasión marroquí del Sahara.

    El rey Juan Carlos y Hassan II cultivaron durante años una profunda amistad. "Hassan II era mi hermano mayor", dijo Juan Carlos días después del fallecimiento de su colega marroquí (por cierto, ¿cuántos amigos tiene Juan Carlos con las manos manchadas de la sangre de su pueblo?). Los legítimos derechos de la población saharaui todavía están esperando la promesa del rey Juan Carlos.

    El 14 de noviembre de 1976, Felipe González, secretario general del PSOE, viajó a los campamentos de refugiados para apoyar al Frente Polisario: "Sentimos vergüenza de que el Gobierno no haya solo hecho una mala colonización sino una peor descolonización, entregándoos en manos de gobiernos reaccionarios como los de Marruecos y Mauritania. Nuestro partido estará con vosotros hasta la victoria final". Otra promesa que no iba a tardar mucho en romperse.

    Con el paso del tiempo Felipe González fue alejándose del Sahara y se convirtió en un defensor del régimen marroquí. "El país con mayor espacio de libertades que conozco del mundo árabe es Marruecos, incluidas las autoridades del Sahara Occidental". A González se le olvidan los desaparecidos en cárceles secretas, las detenciones arbitrarias, los juicios sin garantías y las torturas, los muertos y los apaleados. A González se le olvida la represión documentada por diferentes organizaciones internacionales y periodistas. Pero bueno, ya sabemos que  para Felipe González la dictadura de Pinochet era algo parecido a una tarde de cañas con demasiada lluvia.

    El PP también se ha sumado a las filas del cinismo. Durante los años de oposición a Zapatero, criticó –con razón– que el Gobierno socialista no condenara el desmantelamiento violento del campamento de protesta que los saharauis habían levantado a las afueras de El Aaiún, en los territorios ocupados. Pero años después, ese mismo PP que  acusaba a Zapatero de renunciar a defender los derechos humanos para no disgustar a Marruecos, hace lo mismo: el Gobierno de Rajoy ha denegado asilo político en España a Hassana Aalia, un activista de 27 años, condenado a cadena perpetua por su participación, precisamente, en aquel asentamiento de El Aaiún. El pasado mes de febrero el PP impuso su mayoría absoluta para rechazar en el Congreso la concesión del asilo. Afortunadamente, un mes después, la Audiencia Nacional suspendió la expulsión de Hassana Aalia. La concesión de su asilo sigue en los tribunales. El PP puede apuntarse también a la lista de traidores.

    El Sahara Occidental es uno de los ejemplos más claros del abismo que separa a los gobernantes españoles y la ciudadanía a la que representan. Mientras ellos se dedican a incumplir promesas, miles de ciudadanos en toda España han mostrado durante estos 40 años su solidaridad con el pueblo saharaui: han entregado ayuda para los campamentos de refugiados o han acogido niños en sus casas para evitarles el horror de un verano a más de 50 grados de temperatura en el pedregal en el que viven en Tinduf.

    Es irónico pero el propio Felipe González lo decía en 1976 y podría repetirse hoy: "Quiero que sepáis que la mayor parte del pueblo español, lo más noble, lo más bueno del pueblo español es solidario con vuestra lucha". Sí, Felipe, pero lo menos noble del pueblo español ha traicionado la lucha de los saharauis. Y lo sigue haciendo.


    [Esta opinión procede de: El Diario]


    Compartir

    twitter meneame







    30 de septiembre de 2015

    El Sáhara Occidental ¿puede esperar algo del Estado español?


    Urko Aiartza e Iñaki Anasagasti Senadores de Amaiur y de PNV

    Hace escasos días tuvimos la oportunidad, como miembros de la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, de reunirnos con representantes de Naciones Unidas, así como con embajadores acreditados ante las mismas en un viaje breve a su sede en New York. La visita se llevaba a cabo a consecuencia de la inminente Presidencia del Consejo de Seguridad de NNUU por parte del Reino de España, durante el mes de octubre.

    Cosas del azar, esta Presidencia se produce durante el 40 aniversario de los vergonzosos acuerdos llamados de Madrid, donde el Estado español procedió a abandonar a su suerte ante Marruecos a la otrora provincia del Sáhara Occidental, Colonia del Reino. Ciertamente, durante estos 40 años, el que es de iure todavía la potencia administradora del territorio saharaui conforme a la legalidad internacional, España, no ha hecho más que dejación absoluta de sus deberes morales e internacionales, fuese cual fuese el partido en el Gobierno, con lo que albergábamos alguna esperanza de que ante la notoriedad de la situación (presidiendo el Consejo cuando se cumplen 40 años de la traición) alguna actuación cabría esperar durante estos meses.

    Debemos decir que la decepción no podía ser mayor. El vicesecretario general de Naciones Unidas y jefe del Departamento de Asuntos Políticos, Mr. Jeffrey Feltman, nos manifestó claramente que la situación se encuentra totalmente bloqueada ante NNUU. Si bien la ONU y su enviado especial, así como el propio secretario general, Ban Ki-moon, han tratado de promover la negociación entre las partes, Marruecos únicamente desea hablar sobre su plan de autonomía. Obviamente, el Frente Polisario se niega a tratar solo sobre ello y recuerda, con tino, que la misión de las Naciones Unidas para el Sáhara, Minurso, tiene una R relativa a referéndum y que el proceso saharaui es un proceso de descolonización. El representante de la ONU claramente nos manifiesta que mientras los estados no fuercen a cambiar la situación, el proceso está bloqueado y poco puede hacer el organismo.

    ¿Y qué responden los representantes de los estados? El embajador ante NNUU del Reino de España fue bastante claro. Francia, como aliado de Marruecos, no va a hacer nada para que el tema del Sáhara esté en la agenda del Consejo en este 40 aniversario, y tampoco los Estados Unidos. La pregunta clave, sin embargo, no se responde (o más bien sí lo hace) con la falacia de que no se puede hacer nada ante el posible veto de Francia a cualquier iniciativa siquiera referida a los derechos humanos. Y es que la pregunta clave es qué piensa hacer el Estado español cuando presida el Consejo de Seguridad con respecto al Sáhara. Y la respuesta es que el Estado español no piensa hacer nada de nada durante su presidencia del Consejo. Ninguna iniciativa respecto al Sáhara en su cronograma. Nada. Hablarán de Libia, de Siria, de Afganistán, de la Resolución sobre la participación de las mujeres en la resolución de los conflictos… pero ni una palabra sobre los 40 años de ocupación ilegal marroquí en el Sáhara. España no desea molestar a su amigo marroquí ni a su amigo francés. Las referencias sobre los Estados Unidos no creemos que sean ciertas. Hay un cambio de actitud y posición por parte de la Administración estadounidense en este tema, aunque sea tenue. Una actitud diferente por parte del Estado español podría incidir más en esos cambios, pero claro, ya sabemos que últimamente al Ministerio del Sr. Margallo únicamente le preocupa obtener declaraciones vacías de apoyo a la unidad de España, y conseguir eso pesa más en la balanza, por ejemplo, del acuerdo militar sobre el uso de la base de Morón que la cuestión saharaui.

    Lo más rocambolesco del asunto viene cuando a nuestra pregunta de si lo único que vale para que el Consejo de Seguridad trate el tema es una situación de violencia que altere la tan cacareada paz y seguridad, no se nos responde que no.

    Pero ¿cómo pedir a los demás estados del Consejo que trabajen por la cuestión saharaui si el mayor responsable histórico del tema y presidente del Consejo se hace el Poncio Pilatos? Por suerte, hay otras voces que claman en este desierto. El mismo día que el embajador español señalaba que no se podía hacer nada (o, mejor dicho, que no quieren hacer nada), el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, manifestaba antes de partir a NNUU que es hora de que se ponga fecha al referéndum del Sáhara y conminaba al Consejo a tratar las violaciones de Derechos Humanos y la explotación ilegal de los recursos naturales en los territorios ocupados. Y es que ya son años que los saharauis, como nosotros los vascos o los catalanes, se dieron cuenta de que no hay nada que hacer con los principales partidos del Estado español. Esperar algo de ellos es condenarse al fuego eterno.

    Al pueblo saharaui no le queda más que continuar en su heroica labor sin esperar nada de aquel Estado que primero lo invadió y colonizó y luego lo abandonó a su suerte en manos de un nuevo ocupante. Tampoco ahora cuando presida el Consejo de Seguridad.


    [Esta opinión procede de: Gara]


    Compartir

    twitter meneame







    29 de septiembre de 2015

    Una decena de independentistas saharauis detenidos en protestas en Dajla


    Rabat, 29 sep (EFE)

    Una decena de jóvenes independentistas saharauis fueron detenidos anoche en violentos disturbios ocurridos en la ciudad de Dajla (antigua Villa Cisneros), en el sur del Sahara Occidental, informaron hoy fuentes diversas.

    Las autoridades locales de Dajla, a través de la agencia oficial marroquí MAP, han informado de que los servicios de seguridad han detenido a nueve personas que agredieron a las fuerzas públicas en los de barrios de Tunsi, Ksiksate y Labchate.

    Según la información oficial, unas cuarenta personas, en su mayoría menores de edad, atacaron a las 3.00 de la madrugada (misma hora GMT) a la fuerza pública con bastones y botellas de líquido incendiario y varios agentes sufrieron heridas "más o menos graves".

    Se ha abierto una investigación sobre los incidentes bajo la supervisión de la Fiscalía y las autoridades han informado a las familias de las detenciones, aunque estas aseguran que no han recibido información alguna.

    Por su parte, El Mami Amar Salem, vicepresidente del Colectivo de Defensa de Saharauis (CODESA), independentista, confirmó a Efe que esta noche han tenido lugar "violentos enfrentamientos" entre jóvenes saharauis y las fuerzas del orden marroquíes en el barrio de Tunsi, y por el momento su organización tiene contabilizados doce detenidos.

    Amar Salem comentó que los jóvenes salieron a la calle para conmemorar el primer aniversario de la muerte en el Hospital Militar de Dajla del preso independentista Hasan al Uali, de 43 años, por una supuesta negligencia médica.

    Hasan al Uali cumplía tres años de cárcel tras los violentos enfrentamientos de 2011 en Dajla entre civiles marroquíes e independentistas saharauis después de un partido de fútbol y que se saldaron con siete muertos.

    El vicepresidente de CODESA comentó que los manifestantes también quisieron protestar por el fallecimiento de otro saharaui, Maichan Lehbib, en aquellos enfrentamientos de 2011 en Dajla.

    Además, el representante de CODESA aseguró que otras cuatro personas fueron detenidas el pasado sábado en otra manifestación en Dajla, y dos de ellas ya han sido puestas en libertad por ser menores de edad.

    Este año se conmemoran los 40 años de la Marcha Verde, cuando decenas de miles de marroquíes atravesaron la frontera entre su país y el Sáhara Occidental y precipitaron la salida de la excolonia española; un aniversario que puede provocar un aumento de tensión en la zona.


    [Esta notícia procede de: La Vanguardia]


    Compartir

    twitter meneame







    29 de septiembre de 2015

    Polémica en Marruecos por la suspensión de la apertura de un Ikea


    Francisco Peregil | Rabat

    Estaba todo preparado. La compañía sueca Ikea pretendía inaugurar este martes en las afueras de Casablanca su primera tienda en el Magreb: 27.000 metros cuadrados, con una inversión de 40 millones de euros. La empresa ya había presentado sus catálogos, había contratado a más de 300 personas, había anunciado sus precios -muy criticados, por cierto, en Internet porque son más caros que los de Ikea en Europa-, había colocado carteles en las principales ciudades del país. Y de pronto, la apertura se ha cancelado. La razón oficial, aportada por el gobierno civil de Casablanca es que a Ikea le falta el "certificado de conformidad". En las redes sociales esta explicación ha provocado una catarata de chistes. Y la causa "extraoficial" la aportaba el lunes por la tarde el medio digital Le 360: la inauguración quedaba suspendida "en represalia por el proyecto de Suecia para reconocer a la quimérica República Árabe Saharaui Democrática (RASD)".

    El lunes por la tarde el presidente del Gobierno marroquí, el islamista moderado Abdelilá Benkirán, había convocado a los nueve partidos parlamentarios para tratar precisamente el proyecto del Gobierno socialdemócrata sueco de reconocer a la RASD, el estado proclamado por el Frente Polisario. Tras esa reunión, el medio Le 360, que goza de excelentes fuentes en el Palacio Real, avanzó su exclusiva sobre la cancelación de la apertura.

    Sin embargo, el Gobierno marroquí se apresuró a emitir un comunicado en el que indicaba que la causa de la cancelación era meramente administrativa y no obedecía a razones políticas. En las redes sociales, nadie parece creer semejante versión. La etiqueta #certificadoDeConformidad comenzó a difundirse con comentarios en los que se criticaba la falta de seguridad jurídica y la "política bananera" de un país donde se "confunde la economía con la política".

    No obstante, todos los partidos políticos, los cuatro de la coalición gubernamental y los cinco de la oposición, apoyan a Benkirán en su defensa de los intereses patrios y no cuestionan su versión de los hechos. La versión oficial es que el Gobierno y la oposición enviarán a Estocolmo en los próximos días una comisión urgente que aporte la versión de Marruecos sobre el Sáhara Occidental y contrarreste el proyecto sueco.

    Por su parte, el secretario general del opositor Partido del Progreso y el Socialismo (PPS), Nabil Benabdallah, se mostró de acuerdo en que "defenderán la soberanía (sobre el Sáhara) por todos los medios posibles, incluidos los medios económicos", según informó la agencia Efe. El líder del PPS aseguró que la reunión no estuvo centrada en el proyecto de Ikea, pero tampoco descartó que Ikea, "como los demás intereses suecos en el país", pueda verse afectada. En la cuestión del Sáhara la oposición y el Gobierno no presentan ninguna fisura.


    [Esta notícia procede de: El País]


    Compartir

    twitter meneame







    24 de noviembre de 2014

    Hasta siempre América


    Hoy es un día muy triste, amanecía sin America de Furundarena.

    La gran família de la causa saharaui ha tenido la gran suerte de que estuvieras junto a nosotr@s poniendo en funcionamiento todos los proyectos hasta el día de hoy.

    Mujer excepcional que ha luchado hasta el final, dejándonos un gran vacio. Seguiremos tu camino y esperamos que desde la distancia nos sigas guiando como lo has hecho siempre.

    Un abrazo,
    Coordinadora de Asociaciones Solidarias con el Pueblo Saharaui de la Provincia de Alicante.






    Compartir

    twitter meneame



     
     Inicio ¿Quienes somos? Proyectos Actividades Vacaciones en Paz Caravana Solidaria Entidades Colaboradoras
    Hemeroteca DDHH Sáhara Ocupado Campañas Resoluciones O.N.U. Galería Fotográfica Galería Vídeos Documentos

    Saharaalicante.org
    - Sitio de la Coordinadora de Asociaciones Solidarias de Ayuda al Pueblo Saharaui de la Provincia de Alicante -

    - Contacto:  saharalicante@gmail.com

    Todo el contenido de este sitio no tiene Copyright © por lo que se puede copiar o enlazar libremente.

    Web Analytics