Trabajos Sáhara:
Trabajos sobre el Sáhara Occidental


 Asociaciones de la Coordinadora:


Ayuda Social al Sáhara Occidental.







Associació d'Amistad amb el Poble Saharauí de Crevillent.








Asociación Ayuda al Sáhara Occidental








Expedición Juita
Amigos del Pueblo Saharaui
Marina Baixa









Associació d'amics del Poble Saharaui de Monòver.








Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui
Sede de Mahbes de Novelda









DAJLA
Solidarios con el Pueblo Saharaui









Associació de Solidaritat amb el Poble Saharauí de La Vila Joiosa







Asociación Villena con el Pueblo Saharaui





 ¿Quien es quien?:
Quien es quien muestra el perfil de cada personaje en relación al conflicto del Sáhara.

Pincha en las fotos para acceder

Gentileza de www.saharalibre.es



 Enlaces:
CEAS-Sáhara
Coordinadora Estatal de Asociaciones


ARSO
Asociación por el Referéndum en el Sáhara Occidental


IAJUWS
Asociación Internacional de Juristas por el Sáhara


AFAPREDESA
Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis


POEMARIO POR UN SÁHARA LIBRE

BUBISHER.
Un Bibliobús para los campamentos de Refugiados Saharahuis


FECOPSA.
Fundación de estudios y cooperación con el Pueblo Saharaui


Más enlaces mundiales y de España sobre el Pueblo Saharaui



 El tiempo en los Campamentos de Tinduf en los Territorios Ocupados y en la provincia de Alicante:
Tinduf:
Click for Tindouf, Argelia Forecast

Villa Cisneros:
Click for Villa Cisneros, Western Sahara Forecast
Alicante:

Click for Provincia de Alicante, España Forecast



 




2 de Noviembre de 2012

“MARRUECOS EXHIBE DE NUEVO SU VIOLENCIA CONTRA LOS SAHARAUIS EN PRESENCIA DEL ENVIADO ESPECIAL DE LA ONU”




Cientos de saharauis salieron a las calles de El Aaiún coincidiendo con la visita a la zona del enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, el cual se reunió con activistas saharauis, miembros de organizaciones de derechos humanos, este jueves durante la mañana.

Según algunos representantes de diversas organizaciones de la sociedad civil Saharaui, tales como, CODESA, ASVDH, La coordinación Gdeim Izik, CODAPSO, CSPRON, la finalidad de este encuentro fue buscar “ideas que sirvan a la negociación”.

Las fuentes de El Aaiún citan que las consignas tradicionales a favor de la independencia y de respetar el derecho a un referéndum de autodeterminación, fueron escuchadas por el propio Christopher Ross, asimismo pidieron la libertad de los presos políticos que se encuentran actualmente en cárceles marroquíes, poner fin a las graves violaciones a los derechos humanos y pidieron conocer el paradero de más de 500 desaparecidos.

El Sr. Ross sostuvo también reuniones con miembros de ese sector no oficial y con funcionarios del gobierno de Marruecos, la otra parte importante del conflicto sobre el Sáhara Occidental.

Un día antes a la llegada del enviado especial a la zona, el gobierno de ocupación marroquí desplegó muy ostensiblemente las fuerzas policiales uniformadas, así como civiles, militares, fuerzas auxiliares y ambulancias en toda la ciudad de El Aaiún ocupado; siendo éstas últimas utilizadas ilegalmente, según la Convención de Ginebra, porque sirvieron para transportar a altos funcionarios marroquíes durante la jornada.

Por la tarde, responsables marroquíes utilizaron los altavoces de la mezquita del barrio de Maatala para difundir mensajes intimidatorios a la población saharaui y así, disuadirles de salir de sus casas, y sobre todo, prohibiendo cualquier manifestación.

Hace cuatro días, la coordinación de las asociaciones y los comités de defensa de los derechos de los saharauis hizo un llamamiento a una manifestación pacífica el 1 de noviembre a las 17 horas en la Avenida de Smara en la ciudad de El Aaiún.

A muy tempranas horas de la tarde, los policías marroquíes dispersaban por la fuerza cualquier reunión de 2 o 3 saharauis en la calle, persiguiéndoles y tirándoles piedras.

Los ciudadanos saharauis, las mujeres y los hombres, salieron a pesar de las intimidaciones y las prohibiciones, e hicieron frente a las fuerzas de seguridad pública marroquíes para afirmar su derecho a libertad de expresión y a la independencia.

Las manifestaciones y los enfrentamientos tuvieron lugar en el barrio Maatala, El Qouds, Lhaouda, Raha, Linhach y las avenidas Mezouar, Skeikima, Smara, y Tan Tan. A las 22 horas, las manifestaciones continuaron en el barrio de Porko en el suroeste de la ciudad.

En la Avenida El Qouds, mientras los policías atacaban una manifestación saharaui, Aminatou Haidar salió de su casa para protestar. La policía marroquí la atacó golpeándola y amenazándola con un cuchillo, para después atacar su coche y romper los cristales del vehículo.

Grupos de colonos marroquíes, arriba de 20 coches de la policía y protegidos por los mismos, procedentes de los barrios Lemjazniya y el barrio Almasira, se dirigieron a los barrios saharauis y al lugar de estancia del Sr. Ross, portando banderas de marroquíes, gritando insultos contra los saharauis y aclamaciones a favor del rey de Marruecos.

Hay numerosos heridos entre los civiles saharauis, mujeres y hombres, sin que sea posible hacer un censo completo en el momento de la publicación de este boletín

Sin embargo, las informaciones más precisas que nos llegan hasta este momento, confirman la fuerte violencia policial sobre las población civil saharaui y ataques de bienes inmuebles.

Algunos ejemplos; Bechri Bentaleb de 26 años, y Hassana Abba de 27 años, dos jóvenes militantes saharauis han sido detenidos por la policía marroquí que se los llevó y torturó en el coche policial, posteriormente los abandonó cerca de Oued Saguia. Los policías orinaron sobre los jóvenes saharauis, profiriendo insultos contra ellos, les hirieron con un cuchillo cerca del corazón, tratando de grabarles la bandera de Marruecos sobre su piel.


Mouloud Brahim Salem DIRAA, de 26 años, fue detenido y torturado por otro equipo policial cuando trataba de acceder a una manifestación en el centro de la ciudad. Afirma que este tipo de práctica violenta no le impedirá continuar reivindicando el respeto de los derechos de su pueblo.


Fadah Aghla Menhum , antigua desaparecida durante 7 meses en 1992 en la cárcel secreta de el PC CMI, cerca de El Aaiun, ha sido detenida y agredida por una patrulla de policía, al cabo de unas horas decidieron soltarla. En el momento del ataque se encontraba en el interior del coche de Bairouk Mailmnin con ésta, y dos miembros de Equipo Mediático, Hayat Rguibi y Lamat Zeghman. Estas otras 3 mujeres consiguieron huir corriendo. Tras el ataque el coche saharaui ha sido conducido al depósito de vehículos por la policía marroquí.

El activista saharaui de derechos humanos Aluat ante el asedio de entrar a su casa por parte de los agentes marroquíes, vertió gasolina sobre su cuerpo y amenazó con prenderse fuego, si se atrevían a entrar en su casa.

Las casas de Hafdala Hanoun, de Bouchalga, de Med makhouf el Mousaoui, de Hafdala Ali Fal, en la calle Chaouia, han sido atacadas y saqueadas por los policías marroquíes, al igual que la casa de Bachri Ould Sidi Rahel en el barrio Maatala.

Tras estas reacciones de violencia de las autoridades marroquíes contra los civiles saharauis, Sr. Ross se reunió de nuevo esta tarde con el Wali (gobernador) de la ciudad.

En la ciudad ocupada de Dajla también se han producido violentos enfrentamientos entre la población civil saharaui y las fuerzas marroquíes de represión cerca del juzgado de la ciudad. En el barrio Um Tunsi se ha reprimido con mucha violencia a los ciudadanos saharauis que se manifestaban. Las fuerzas invasoras marroquíes atacan varias viviendas de ciudadanos saharauis en los barrios de Akseikisat, Lubeichat y Um Tunsi.
Fuentes de Dajla, comunican que hay jóvenes heridos a causa de la brutal intervención del ejército marroquí.

En Boujdour una manifestación pacífica fue intervenida brutalmente por las fuerzas de represión en la plaza de Siris.

La ciudad de Smara también han tenido lugar manifestaciones en solidaridad con los ciudadanos saharauis de la ciudad ocupada de El Aaiún.

Esta es la lista provisional de los 40 heridos saharauis que por el momento podemos corroborar debido a las circunstancias:

MBARKA ALINA BAALI
DAGNA DAIDA
DMAHA HAMIDAT
GATO TARFAOUI
ERRAMI CHOUIKHA
ERRAMI SHABBA
DADÍSMO LHOUIBLAT
KHNAIBILA KHATARI
LOUD BOUGGACHA
ABDESSALAM LOUMADI
LIMAM AROILI
MORO MED DADACH
ALI MRAIZIG
BRAHIM ZEGHMAN
AMINETTU HAIDAR
LEMNEISER HASAN
HASSANNA DUIHI
EL ARBI MESAUD
HASENA ABBA
DUMAHA HMEIDAT
ALUAT SIDI MOHAMED
FADAH AGHLAMENHUM
LAROSI AHMED SALEM TAGLABUT
SIDI HUEIBLAT
EMBOIRKAT ABDELKRIM
TAHER ALYAZID
MRABIH MAELAININ
ELMAMI AMAR SALEM
ALI SALEM TAMEK
MOHAMED SALEM LAKHAL
NASER BELALEM
HAMUDI IGHEILED
HAMMAD EL HAMED
JADIYETU MINT BALLA
MINA BAALI
SUKEINA YAYA
BRAHIM ZUGMAN
AZIZA AHL BAH
ATARFAWI METTU
SALEK BAIYA

Condenamos la actuación de la policía marroquí de ocupación que actúa en el territorio de forma impune, sin responsabilidades de su actuar violento contra la población civil.

Exigimos la iniciación de un procedimiento donde se depuren las responsabilidades de la policía marroquí.

Y mostramos nuestra solidaridad con la población saharaui de las zonas ocupadas que día a día y a pesar de la violación constante de los derechos humanos que sufre por parte del régimen marroquí, lucha de forma pacífica contra esta ocupación ilegal, mientras la Comunidad Internacional continúa ciega, sorda y muda.

Esperamos que la visita del Sr. Ross sirva para hacer cumplir el derecho internacional y poner fin a tantos años de violación a los derechos humanos por parte de Marruecos.

Hacemos un reconocimiento especial a las organizaciones: Equipo Mediático, Radio Maizirat, Fundación Sáhara Occidental, Poemario por un Sáhara libre y a las y los compañeros: Chebih Salama, Abderabbou Badi, Hassana Duihi, Ali Roubiou, Omar Akik, Silvia Serrano, Estrella Kasem, Bachir Ahmed Aomar, entre otros compañeras y compañeros a los que por seguridad no podemos nombrar. Gracias a ellas y ellos este comunicado ha sido posible.

AGRADECEMOS SU DIFUSIÓN.

Resistencia Saharaui.

[Esta notícia procede de: Resistencia Saharaui]


Compartir

twitter meneame









12 de julio de 2011

MUERE UNA MUJER SAHARAUI DE GDEIM IZIK



En nombre de todas y de cada una de l@s miembr@s de La Asociación de Mujeres Saharauis en España (AMSE) queremos expresar nuestros más profundos sentimientos de dolor y de pésame por la nueva víctima del violento desmantelamiento del Campamento de Protesta de Gdeim Izik situado en los alrededores de la capital ocupada del Sáhara Occidental.
La ciudadana saharaui Jadiyetu Buhella, nacida en El Aaiun en 1960, ha fallecido el sabado, 9 de julio de 2011, a las 19:00 h. en el hospital de El Aaiun, habiéndose llevado a cabo su funeral y entierro el día siguiente, víctima de la cruel y brutal represión de Marruecos contra ciudadanos saharauis.

La difunta mujer saharaui tenía unos 51 años de edad, deja 2 hijos: una hija de 35 años, Chaiaa y un hijo de 30 años, Yamal.

La principal causa del fallecimiento son las heridas sufridas el 23 de octubre de 2010, cuando viajaba como ocupante de su vehículo Land Rover, que fue tiroteada por las tropas de ocupación marroquíes, que tenían cercado de campamento de Gdeim Izik y raíz del cual sufrió un grave accidente que le provocaron politraumatismos y múltiples heridas que han desencadenado su muerte.

El 24 de octubre de 2010, fue trasladada al hospital Benu Tufel (Marrakech) en estado grave donde, según relata la familia, no recibió ningún tratamiento.

El 9 de noviembre de 2010, la familia decidió trasladarla al hospital militar Marifi (Rabat), donde igualmente padeció una falta de asistencia y tratamiento.

El 28 de diciembre de 2010, las autoridades marroquíes, le dieron el alta de este hospital, sin estar curada de sus heridas, regresando a su ciudad natal.

Padecía, además de las múltiples heridas fruto del accidente provocado por las tropas marroquíes, diabetes, anemia y problemas en los riñones, que han complicado el cuadro que padecía, que unido a la falta de asistencia, le han llevado al fatal desenlace.

Durante todo este tiempo, ha sufrido el padecimiento de unas heridas que no sanaban, siendo la familia la que ha intentado por todos los medios, controlar y curar las mismas. Los familiares le dieron todo tipo de asistencia en la medida en que han podido hacerlos, sin que las autoridades marroquíes hayan colaborado o ayudado, teniendo en cuenta, además, que desde que fue atacado su vehículo, se encontraba con una falta de movilidad y paralización que han dificultado el tratamiento domiciliario que le estaba dando su familia.

AMSE denuncia el brutal ataque que sufrieron los saharauis antes, durante y después del violento desmantelamiento del campamento de la libertad “Gdeim Izik” y hace responsable de los muertos, heridos y presos políticos al régimen de ocupación marroquí, demostrando una vez más que la represión continúa violando cuantos convenios internacionales tiene suscrito el Reino de Marruecos, la legalidad internacional y el derecho humanitario, también las Mujeres Saharauis, lanzamos un urgente llamamiento a las máximas instancias internaionales para que presionen al Reino de Marruecos y se le exija las responsabilidades que tiene en las constantes y reiteradas violaciones de derechos humanos que está cometiendo contra la población civil saharaui en las ciudades ocupadas.


[Esta notícia procede de: Asociación de Mujeres Saharauis en España]






13 de junio de 2011

Dos meses en huelga de hambre en Guelmim

Seis ciudadanos saharauis en Guelmim sufren un grave deterioro de su estado de salud que ya afecta a su integridad física y mental a causa de la huelga de hambre que llevan a cabo desde hace 61 días (empezaron el 12 de abril) para denunciar el saqueo de sus recursos naturales, según informas fuentes saharuis.


LOS SAHARAUIS EN HUELGA DE HAMBRE. Fotografía: GGB

Se trata de Bariaz Mohamed, 35 años, Ddriss Zagara, 27 años, Eddaowdi Aomar, 25 años, Ahachhach Mohamed, 24años, Abrahim Al Rafiky, 24 años, y Mokhtar Lachhab, 22 años.

Las madres y familiares de los huelguistas realizaron una manifestación silenciosa para denunciar la indiferencia de las autoridades marroquíes por las calles de Guelmin

El comité saharaui para la defensa de los derechos humanos en Guelmin ha realizado un llamamiento a los huelguistas para que cesen en su empeño de no ingerir alimentos antes de un trágico final visto el desprecio por su vida que hacen las intransigentes autoridades marroquíes.
 


[Esta notícia procede de: GuinGuinBali]






11 de junio de 2011

Tras cuatro días desaparecido, el escritor saharaui Mustafa Abdaiem encontrado en la nueva Cárcel marroquí de Sale sin la ayuda de las autoeridades de Marruecos

Traducción no oficial: Poemario por un Sahara Libre

Tras cuatro días desaparecido, Mustafa Abdaiem ha sido encontrado en la cárcel de Salé, sin la colaboración de las autoridades marroquíes para conocer su paradero.

Cuatro días después de su secuestro por las autoridades marroquíes en su celda en la cárcel de Tiznit, el preso político saharaui y escritor, Mustapha Abdaiem, fue encontrado por su familia en la mañana del miércoles en la nueva Cárcel de Sale (cerca de Rabat), gracias a una gran movilización y la contribución de los activistas saharauis, presos políticos y los estudiantes, que fueron capaces de localizarle. Las autoridades marroquíes se negaron a dar a la familia cualquier tipo de información acerca de por qué fue secuestrado de la cárcel de Tiznit, o cuando fue trasladado.

A dos hermanas del escritor, Mariam y Malika, finalmente se les permitió verlo durante diez minutos en la cárcel, después de que hubieran llegado con su hermano y sus dos sobrinos a la prisión exigiendo el derecho a verlo. Las autoridades de la prisión fueron tomados por sorpresa y no pudieron negarles la visita, pero sólo fue permitida a las dos hermanas.


Mustafa, dijo a sus hermanas durante la visita de diez minutos, que fue sorprendido por un ataque en la mañana del pasado sábado por un grupo de funcionarios marroquíes, que lo esposaron, le vendaron los ojos y le metieron en un coche. Dijo que pasó alrededor de 10 horas de viaje en el coche hasta que fue instalado en la cárcel, en una celda individual.

Afirmó que no sabía dónde estaba, y no lo supo hasta esa mañana, pocos minutos antes de que sus hermanas lo visitaran. También les informó que no se le permitió llevar su ropa o pertenencias de la cárcel de Tiznit. Las dos hermanas afirmaron que estaba vestido con su ropa de dormir (una camiseta y un pantalón corto) y que no tenía su medicina a sabiendas de que es diabético y también necesita medicamentos para la presión arterial.

Mustafa se quejó de que no le proporcionan una alimentación adecuada, a sabiendas de que está siguiendo una dieta especial debido a sus problemas de salud. Las autoridades de la prisión, según informó a sus hermanas, no quieren escuchar sus quejas y le dan comida normal, como a cualquier preso sin sus problemas de salud.

Cabe recordar que el escritor y preso político saharaui, Mustafa Abdaiem, fue secuestrado el pasado sábado 4 de junio de 2011, por la mañana temprano, en su celda en Tiznit por los guardias, y fue trasladado a un lugar desconocido. Su familia no fue informada y nadie sabe la razón de tal extraño secuestro de la cárcel. Los guardias marroquíes habían atacado también el resto de los presos políticos saharauis en la cárcel, con malos tratos y la confiscación de sus pertenencias. Los presos políticos saharauis en la cárcel de Tiznit iniciaron una huelga de hambre al día siguiente y aún continúan sus protestas este ataque arbitrario.

Al escritor saharaui, que está encarcelado desde 2008 a causa de sus opiniones políticas en favor de la independencia del Sáhara Occidental, no se le dio la oportunidad de ponerse su ropa, según sus compañeros de celda, y que fue secuestrado junto a otro preso político saharaui, Mahmud Alqasem Abou.

En una llamada telefónica el pasado jueves 2 de junio de 2011, el escritor informó a UPES (Unión de Periodistas y Escritores Saharauis) que temía un posible ataque de las autoridades marroquíes a causa de sus escritos que se publican en el sitio web de UPES, en el que expresa sus puntos de vista políticos.


[Esta notícia procede de: Unión de Periodistas Saharauis]






9 de junio de 2011

Los presos políticos saharauis en la cárcel marroquí de Tiznit denuncian agresiones del ejército marroquí

En una conversación telefónica con Thawra, el preso político saharaui Mohamed Salmi, de 36 años, denuncia la represión que sufre junto con otros presos políticos saharauis en la cárcel marroquí de Tiznit. Según Salmi, todo empezó con la salvaje intervención el pasado sábado 04 de junio, cuando cerca de 50 efectivos del ejército marroquí irrumpieron por sorpresa en las celdas de los presos políticos saharauis.

“El objetivo de los uniformados estaba claro”, cuenta Mohamed desde el interior de la cárcel, “acabar con la unión de los presos saharauis, intimidarnos e intentar destruirnos anímicamente”, y añade que “el procedimiento lo tenían establecido: ir celda por celda, seleccionando las de los saharauis, y saquear salvajemente nuestras pertenencias, dejar en mal estado nuestras celdas y llevarse lo poco servible que quedaba”. La agresión se saldó con la desaparición del preso político, escritor y periodista saharaui Mustafa Abdedaem y el también preso político y periodista saharaui Kasem Mahmud, de cuyo paradero no se sabe nada. “Ignoramos el paradero de nuestros compañeros --dice Salmi-- y exigimos que se abra una investigación independiente sobre los sucesos, además de una intervención de organizaciones internacionales como Human Rights Watsh y Amnistía Internacional con el fin de esclarecer los hecho y arrojar luz sobre el paradero de los dos compañeros”.


Mustafa Abdaiem en agosto de 2010

Salmi, por otro lado, relata que no es la primera vez que los presos se conviertan el blanco de las agresiones dentro de las cárceles marroquíes, y recuerda que el año pasado por estas fechas ocurrió “una carnicería idéntica a la del sábado pasado” y el resultado fue más o menos lo mismo, salvo que en esta ocasión se añade la desaparición de los dos periodistas que Salmi achaca a “una venganza por la reciente entrevista que Mustafa Abdedaem concedió al semanario marroquí Al-Watan”, en la que Abdedaem denunciaba las continuas violaciones de derechos humanos contra los saharaui y cuestionaba las políticas carcelarias que el estado marroquí aplica a los presos de conciencia saharauis. En este sentido, Mohamed Salmi alerta sobre su situación y pide que se dé a conocer, que “la sociedad civil española, traicionada por la postura hostil del ejecutivo de Zapatero, denuncie y presione su gobierno para que intervenga ante Marruecos y le obligue a respetar los derechos de los presos políticos saharauis”.

Mohamed Salmi y otros siete presos políticos iniciaros desde ayer una huelga de hambre indefinida en protesta por su situación. Se trata de los presos Muyahid Mayara, Buúmud Mulay Ali, Mahmud Barkawi, Mahayub Alal, Salama Lehmam, Mghaimim Khalil y Hassan Mohamed Lehsan. De momento ninguno de los ocho presos, siempre según Salmi, presenta signos de debilitamiento, aunque advierte que dos empiezan a tener alteración en la presión arterial. Por último, Salmi alerta sobre posibles represalias en la cárcel, lo que “hace urgente una intervención de las organizaciones internacionales”.


[Esta notícia procede de: Ania]






9 de junio de 2011

España cede a Marruecos la investigación de la muerte de un español en El Aaiún

GGB

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha avalado la preferencia de la Justicia de Marruecos para investigar la muerte en el Sáhara Occidental del español Baby Hamday Buyema, que se produjo durante los disturbios que tuvieron lugar el 8 de noviembre de 2010 en el campamento de Gdeim Izik.

Así lo indica el tribunal en un auto en el que rechaza el recurso de apelación que la Liga Española Pro Derechos Humanos, que se querelló contra tres ministros marroquíes y el gobernador de El Aaiún por estos hechos, presentó contra la decisión del juez Ismael Moreno de cursar una comisión rogatoria a la Justicia marroquí para saber si estaba investigando estos hechos.

Los magistrados Ángela Murillo (presidenta y ponente), Teresa Palacios y Carmen Paloma González consideran "absolutamente acertada" la decisión del juez instructor y ponen de manifiesto "el carácter preferente de las jurisdicciones del lugar de comisión de los hechos o de la nacionalidad de sus autores", a fin de evitar "la duplicidad de procesos".


Tras señalar que el juez no debe pronunciarse sobre la admisión o no de la querella interpuesta "en tanto se acredite la existencia o no de investigación de los hechos por la Administración de Justicia de Marruecos", los magistrados de la Sección Cuarta destacan el "compromiso común a todos los estados" en la "persecución de tan atroces crímenes, que afectan a la comunidad internacional".

DELITOS DE LESA HUMANIDAD

El juez Moreno dictó en noviembre de 2010 un auto en el que, a instancias de la Fiscalía, pedía información a Marruecos para saber si estaba investigando estos hechos, en los que además del ciudadano español murieron un centenar de personas y desaparecieron otras 600, según los cálculos de la asociación querellante.

El fiscal Pedro Martínez defendió que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de lesa humanidad en un escrito en el que aseguraba que la actuación de la policía marroquí se dirigió contra "un colectivo muy determinado que reúne los requisitos para ser considerado un grupo nacional o étnico".

La querella está dirigida contra el ministro del Interior marroquí, Taieb Cherkaui, los titulares de Defensa y Asuntos Exteriores, así como el gobernador de El Aaiún, Mohammed Jelmous, el jefe de la Policía del cuerpo especial de los GUS y "aquellos policías todavía sin identificar que intervinieron directamente en el asesinato" de Baby Hamday Buyema. A todos ellos se les imputaban los delitos de lesa humanidad, genocidio, asesinato, lesiones, torturas y secuestro.


[Esta notícia procede de: GuinGuinBali]






28 de mayo de 2011

Yamina Dambar : "En las zonas ocupadas no dejan descansar ni a los difuntos"

ES HERMANA DE SAID DAMBAR, UN JOVEN DE 26 AÑOS, TRABAJADOR EN EL AYUNTAMIENTO DE EL AAIÚN, ASESINADO TRAS EL DESALOJO DEL ´CAMPAMENTO DE LA ESPERANZA´
SU CUERPO PERMANECE EN UNA MORGUE POR LA NEGATIVA DE LAS AUTORIDADES MARROQUÍS A ENTREGAR SU CADÁVER.
YAMILA HABLÓ EN ZARAGOZA INVITADA POR EL OBSERVATORIO ARAGONÉS PARA EL SÁHARA OCCIDENTAL


Yamina Dambar
28/05/2011 DAVID CHIC

-- Tras la acción policial de El Aaiún, ¿ha vuelto todo a su estado anterior?

-- Después del desalojo del campamento siguen los jóvenes manifestándose en cada parte de El Aaiún ocupado, y los ataques violentos de la policía marroquí se han incrementado, para prevenir que no vuelva a haber otro campamento Gdeim Izik. De hecho, a mi hermano Said lo asesinaron el 21 de diciembre, dos meses después del desmantelamiento del campamento.

-- ¿Ha cambiado la imagen internacional del conflicto saharaui?

-- Con las actuales revueltas del norte de África, parece que se ha olvidado la lucha del pueblo saharaui, pero hay que recordar que todo empezó en Gdeim Izik. Poco antes de las revueltas de Túnez, los saharauis ya se habían rebelado contra la opresión marroquí.

-- ¿Todavía hay miedo a posibles represalias?

-- Sí, por supuesto. Tras el asesinato de mi hermano, la policía marroquí rodea la casa día y noche, han pegado a mis hermanas, una de ellas con el brazo roto y la otra ya no puede mover el cuello. Quieren dar su lección de tortura a la gente de mi casa. Pero, a pesar de las represalias y del miedo, la gente sigue manifestándose. (La pasada semana, la casa familiar de Yamila fue atacada para disolver una concentración pacífica de apoyo y su madre resultó herida).

-- ¿Crees que por la situación económica el conflicto del Sáhara ha quedado relegado de la agenda internacional?

-- Para Francia y España es importante el control de la pesca del banco saharaui y las minas de fosfatos, además de que es un enclave geoestratégico para ellos. Me da mucha vergüenza que prioricen lo económico por encima de los Derechos Humanos.

-- ¿La actuación marroquí ha alejado una posible vía de resolución dialogada?

-- El Frente Polisario, como representante de los saharauis durante 35 años ha mantenido una postura dialogante. Incluso cuando se desalojó el campamento, el representante del Polisario que en ese momento estaba en la ONU en Nueva York, no se levantó de la mesa de negociación, que era el objetivo de Marruecos. Como saharauis no entendemos la situación internacional, no entendemos que se perdone a Marruecos.

-- ¿La población del Sáhara puede lograr una situación de cambio como la vivida en Egipto y otros países?

-- Los saharauis llevamos 35 años luchando. El pueblo marroquí tiene miedo, pero los saharauis vamos a seguir luchando todo el tiempo que sea necesario.

-- ¿En qué situación se encuentra en estos momentos el cuerpo de tu hermano?

-- Ahora se van a cumplir cinco meses desde el asesinato. Su cuerpo sigue en el tanatorio del hospital Ben Mehdí, en El Aaiún ocupado. Las autoridades marroquíes presionan a mis padres diciendo que hay cortes de luz, que las neveras se apagan. También dicen que no tenemos derecho a estar ocupando una nevera tanto tiempo. La situación es muy penosa, porque no puede descansar en paz y nosotros no podemos rezarle ni llevarle flores. Ellos no quieren dar el cuerpo para que no se haga una autopsia que desvele cómo fue asesinado. En las zonas ocupadas, Marruecos no deja descansar en paz ni siquiera a los difuntos.

-- ¿Son importantes las muestras de solidaridad y reconocimiento en estos momentos?

-- Es muy importante la solidaridad y apoyo para mi familia, y tantas que están bajo la tortura marroquí. Por eso estamos realizando una campaña para la recogida de firmas y contamos la historia en cada sitio al que podemos llegar. Es lo mínimo que podemos hacer por Said.


[Esta notícia procede de: El Periódico de Aragón]






21 de mayo de 2011

Entrevista con Brahim Dahane, Presente de la ASVDH

Brahim Dahane, Presidente de la ASVDH (Parte 1)

Brahim Dahane, Presidente de la ASVDH (Parte 2)

Brahim Dahane, Presidente de la ASVDH (Parte 3)



[Esta notícia procede de: Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos]




23 de marzo de 2011

Nguía El Hawasi y Hayat Erguibi


Nguía El Hawasi y Hayat Erguibi

Desde el 8 de diciembre del 2010, Hayat Erguibi y Nguia El Hawasi están detenidas en la Cárcel Negra de El Aaiún. Ambas tienen 20 años y son activas militantes en la lucha por la autodeterminación del Sáhara Occidental. Desafían al régimen marroquí pacífica mente mediante pintadas, panfletos, participando en manifestaciones y denunciando públicamente la situación que vive su pueblo. Por ello, hace tiempo que sufren la dis criminación en la escuela, así como el acoso por parte de la policía marroquí, que en múltiples ocasiones las ha insultado, secuestrado, torturado, amenazado de muerte y sometido a brutales violaciones sexuales. Ahora, la represión del régimen de ocupación las encierra en la cárcel.

El 8 de diciembre se encontraban en el aeropuerto de El Aaiún junto a otros jóvenes saharauis, con quienes iban a viajar a Argelia para participar en una Conferencia por el Día Mundial de los Derechos Humanos. Allí fueron arrestadas por la policía de frontera con una orden judicial de busca y captura; les prohibieron embarcar y se las llevaron detenidas.

De acuerdo a un informe de CODESA, los jóvenes en el aeropuerto “fueron interrogados por miembros de la gendarmería marroquí antes de ser llevados a comparecer ante la Fiscalía General de la Corona y el juez de instrucción que producto de la investigación preliminar, ordenó su ingreso preventivo en la prisión negra de El Aaiún en el Sahara Occidental a la espera de proceder a la imputación de cargos penales en su contra, una vez se culmine la instrucción del caso por juez”.

La participación de Hayat y Nguia en el Campamento Gdeim Izik y en las manifestaciones tras su desmantelamiento, serían el motivo de esta detención. Pero no hay que olvidar que ambas vienen sufriendo graves agresiones por parte de las autoridades, desde que en 2005 se uniesen a la Intifada pacífica por la independencia. En ella, muchos jóvenes saharauis conocieron por primera vez la suerte que vive su pueblo, y que sus padres y madres venían años ocultándoles, por miedo, pánico, a que se repitiesen los horribles episodios de represión de los años 80 y 90.

Hayat Erguibi y Nguia El Hawasi han sido secuestradas, torturadas a las afueras de El Aaiún en las furgonetas de la policía marroquí y después abandonadas. Se trata de la forma de represión a la población autóctona por la que más han optado las autoridades marroquíes en los últimos años: capturan a saharauis pro-indeterminación al caer la noche, y les someten a brutales torturas hasta el amanecer, o durante varios días. Tras ser liberad@s, a menudo sólo pueden recurrir a la medicina tradicional saharaui, por miedo, o porque no quieren inventarse una excusa ante los médicos. Éstos últimos, a menudo se niegan a atenderles cuando conocen la realidad de los hechos. Ni en hospitales consta la tortura, ni en comisaría la detención.


Hayat Erguibi
Hayat Erguibi

El 22 de febrero de 2009, Hayat fue secuestrada a las 7 de la tarde por la brigada de Aziz Anouch, conocidos como el grupo de “el del Bigote”. Con los ojos vendados y los pies esposados, se la llevaron en un coche hasta el desierto, insultándola y pegándole durante todo el camino.

En un lugar que Hayat no pudo reconocer, fue interrogada, torturada y sometida a una atroz violación. Los policías le amenazaron con verter ácido sobre su cuerpo, le tomaron fotografías estando completamente desnuda y la coartaron para que no revelara las agresiones ni a los agresores.

Más allá de las torturas físicas, Hayat tuvo que soportar la discriminación y el silencio de dos médicos distintos, que se negaron a revisarla como debían. A los pocos días, denunció el caso ante el juez de instrucción de El Aaiún, que aún no ha abierto investigación alguna al respecto. Además, las autoridades marroquíes han intentado todo tipo de maniobras para desacreditarla: presionaron a su padre para que desmintiera públicamente las denuncias, bajo la amenaza de que meterían a su hija y a sus hermanos en la prisión, echarían a su familia de las casas en las que viven y a él de su trabajo. Intentaron también comprar el silencio de Hayat, a cambio de dinero, casa y empleo para ella y su familia. Hayat nunca dudó en seguir adelante con su denuncia.

En El Aaiún, los centros educativos, rodeados siempre de policía, participan también de la represión. En ellos, “los profesores tratan de forma diferente a los estudiantes marroquíes que a los saharauis. A los marroquíes les molesta que los saharauis se unan y luchen por un mismo objetivo. Un profesor metió en los libros de Hayat objetos que la identificaban como saharaui y llamó al guardia de la escuela para acusarla. Estuvo un mes sin asistir a clases por estos problemas en la escuela, como les pasa a muchos estudiantes saharauis. Las autoridades de la escuela acosan psicológicamente a los alumnos. En la semana de la cultura (los estudiantes saharauis) están obligados a llevar pancartas y banderas marroquíes. No les dejan expresar su deseo de llevar los símbolos saharauis. Si lo haces te detienen”, explicó su compañera Nguia en 2008.

También recibió, entre otras ocasiones, una paliza el 18 de julio del 2010 a la vuelta de su visita a los campamentos de refugiados saharauis en Tindouf (Argelia) mediante el programa Puente de confianza en virtud de una acuerdo firmado entre el POLISARIO Y Marruecos, en el cual son acompañados por la ONU.


Nguía El Hawasi
Nguia El Hawasi

Al igual que su compañera Hayat, Nguia ha sido detenida muchas veces por la policía marroquí. El mismo grupo de “el del Bigote” la secuestró el 3 de noviembre del 2008 a la salida del colegio, desde donde la llevaron a las afueras de la ciudad para interrogarla por haberse reunido con observadores de derechos humanos. Por negarse a responder, la torturaron y amenazaron con arrojarla al río.

No me dejan vivir en paz. Me vigilan y me siguen a todas partes, de forma que tengo que taparme la cara para evitar que me reconozcan (…) me detienen siempre en las manifestaciones, me han causado problemas en mis estudios por las detenciones. (…) me siento acosada, ya no puedo vivir una vida normal como el resto de la gente”, declaró Nguia ante observadores internacionales en 2008.

Los policías que agredieron a Hayat y Nguia gozan de impunidad absoluta y hasta les dijeron que podían denunciarlos ante quienes quisieran, que ellos no tenían miedo.

Privadas del derecho a circular libremente

En agosto del 2009, las jóvenes trataron de viajar al Reino Unido, donde estaban invitadas a participar en el programa “Talk Together”, financiado parcialmente por la Unión Europea. En él, jóvenes marroquíes y saharauis recibirían formación en comunicación y resolución de conflictos, y debatirían posibles salidas a la larga disputa. El grupo procedente de El Aaiún fue detenido en el aeropuerto, se le impidió viajar, y se les condujo, usando la fuerza, de vuelta a sus casas.

Tratando de hacer uso del visado al Reino Unido que se les concedió con el programa, Hayat y Nguía trataron de viajar unos meses después, y tuvieron idéntica suerte.

Detenidas en la Cárcel Negra

Hace más de cuatro meses que Hayat y Nguia permanecen detenidas en una de las cárceles más trágicamente conocidas. En los primeros días denunciaron agresiones no sólo por parte de los guardianes, sino también de otras presas comunes, hasta que fueron separadas. Asimismo se les negó la comunicación con familiares, además de alimentos y medicamentos. El 17 de diciembre CODESA informó de las condiciones bajo las que tuvieron lugar las primeras visitas de familiares, que se mantenían cuando en enero Radio Aswad visitó el territorio ocupado. “Las condiciones impuestas para la realización de las visitas fueron de dos miembros por cada familia durante un tiempo máximo de 10 minutos, bajo un ambiente de gritos y ruidos, que no permitió la debida intimidad con las familias, sin respetar el estado físico y psicológico que ello produce en las jóvenes detenidas y sus madres” informó CODESA

Un informe de CODAPSO, explica que la “situación de los detenidos políticos saharauis en la Prisión Negra de El Aaiún / Sáhara Occidental, como en la prisión local de Salé / Marruecos, es una situación catastrófica e inquietante, y que necesita una reacción internacional urgente. La inmensa mayoría de los saharauis detenidos declararon su vulnerabilidad a formas diversas de tortura, la violación y los tratamientos degradantes y la ofensa a la dignidad del hombre, por parte de la policía durante sus detenciones provisionales en los centros de interrogación en El Aaiún de una parte; y por la política racista y sistemática de la administración general del departamento de las prisiones y de la reinserción marroquí por otra parte

De acuerdo al informe, “este tratamiento inhumano está contra las leyes y los convenios internacionales, y hasta contra el conjunto de reglas mínimas para el tratamiento de los detenidos”. Poco podremos creernos de los avances en derechos humanos de los que hace alarde Marruecos, mientras sigamos conociendo tan de cerca casos como el de estas jóvenes.

¡Libertad para Hayat y Nguia YA!


Nguía El Hawasi y Hayat Erguibi

Nguia: “Dirijo un llamamiento a la comunidad internacional para que intervengan para protegernos de estas agresiones que sufrimos diariamente, tememos que nos hagan desaparecer en cualquier momento. Yo seguiré luchando por mi causa sea cual sea el precio que tenga que pagar por ello”

Hayat: “En cuanto a mí y Nguia, seguiremos unidas y luchando por la autodeterminación del Sahara Occidental”



[Esta notícia procede de: Thawra]




4 de marzo de 2011

AGRESIÓN MARROQUÍ AL RESPETADO Y QUERIDO DEIDA EL YEZID


Deida El Yezid agredido por la policía marroquí

AGRESIÓN MARROQUÍ AL RESPETADO Y QUERIDO DEIDA EL YEZID, MIENTRAS PARTICIPABA EN LA MINIFESTACIÓN PACÍFICA DE EL AAIÚN, EL DÍA 2 DE MARZO DE 2011




[Esta notícia procede de: Minuto a minuto desde los Territorios Ocupados]




1 de marzo de 2011

La población saharaui de Dajla denuncia el acoso de Marruecos


Militares en Dajla

"La población [saharaui] está aterrorizada. Dajla se ha convertido en una ciudad fantasma, con coches quemados en la calle. Mi hija mayor, de 4 años, se despierta gritando: ¡nos atacan los marroquíes! Los niños están muertos de miedo y ni siquiera pueden ir al colegio, porque está cerrado".

Mamai Hanun, activista del Comité Saharaui contra las Violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, es uno de los saharauis de Dajla (Villa Cisneros) que ha denunciado que el viernes un grupo de marroquíes atacó su casa, mientras su familia dormía, "con ayuda de las fuerzas de seguridad".

Desde la ciudad saharaui, explica a Público por teléfono que Dajla "sigue tomada" por "miles" de militares marroquíes, "que controlan cada calle, armados para defender los intereses del Estado marroquí y los de sus colonos".

El pasado fin de semana, Dajla vivió graves enfrentamientos entre la población autóctona saharaui y los marroquíes. De acuerdo con la versión marroquí, quienes provocaron los incidentes fueron "elementos pro-Polisario", según rezaba un comunicado de la agencia oficial MAP.

El wali (gobernador civil) de la región de Ued Eddahab (Río de Oro), Hamid Chabaar, elevó luego a diez el número de heridos en los sucesos. La violencia obligó incluso a suspender el Festival de Música de Dajla que se estaba celebrando en la ciudad.

Casas incendiadas

Bien distinta es la versión de los saharauis, que han denunciado que grupos de marroquíes asaltaron sus casas y quemaron sus coches en la noche del viernes al sábado "sin que mediara provocación alguna".

"Los colonos marroquíes llegaron a las tres y media de la madrugada, cuando todos dormíamos, rompieron las puertas, e incluso encendieron bombonas pequeñas de butano con las que quemaron algunas casas", explica Hanun, quien asegura que, en total, 35 viviendas saharauis "quedaron destruidas".

"Tras asaltar nuestras casas, nos echaron a la calle en plena noche con nuestros tres hijos, que ahora no pueden dormir ni tienen ganas de comer", deplora el activista.

"Los habitantes de Dajla necesitamos protección de las organizaciones humanitarias. Por ello hacemos un llamamiento a la sociedad civil española y al pueblo de España, nuestro único apoyo, para que nos ayude", subraya Hanun.

La Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de Derechos Humanos cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH) alertó ayer del riesgo de nuevas agresiones contra los saharauis de la antigua Villa Cisneros. Uno de sus dirigentes, Hassan Duihi, explicó a este diario que la población local "teme nuevos ataques debido a las amenazas de los marroquíes".

"El origen de todo esto está en la discriminación y el odio hacia los saharauis", prosigue Duihi. "La población de Dajla tiene miedo", concluye el activista.


[Esta notícia procede de: Público]




1 de marzo de 2011 | Levante

´Para España es más importante pescar en Marruecos que los derechos humanos en el Sahara´


Sidi Mohamed Daddach, durante su visita
a Levante-EMV. abelard comes

El activista saharaui Sidi Daddach afirma que "sólo reclamamos que se aplique la Ley Internacional y nos dejen expresarnos en un referéndum para decidir nuestro futuro"

AMAT SAPENA VALENCIA Sidi Mohamed Daddach es un símbolo de la lucha por la autodeterminación del Sahara Occidental. Ha permanecido 25 años en las sórdidas cárceles de Marruecos, su cuerpo ha sufrido las más salvajes torturas y ha podido sobrevivir a una condena de muerte al serle conmutada por la cadena perpetua. Nada le ha hecho abdicar de sus ideas, más bien lo contrario, a sus 54 años está convencido de que, más tarde o más temprano, el pueblo saharaui recuperará la libertad. Cree que todo lo ha padecido no ha sido en balde. "Es una parte de la lucha de mi pueblo por la dignidad humana. Estos 25 años de cárcel, torturas y vejaciones y los de otros compañeros han dado argumentos y razones imbatibles a nuestra causa. Lo que pasado estos años nos ha permitido situarnos de igual a igual con Marruecos".
El activista saharaui culpa a la Comunidad Internacional de que la solución en el Sahara Occidental siga prácticamente igual que hace tres décadas. "Si Estados Unidos, La Unión Europea y Marruecos tuvieran una verdadera voluntad de arreglar la situación, cumpliendo sus propios acuerdos firmados, ahora estaríamos en otro escenario bien distinto. Pero para algunos estados priman más los intereses comerciales que los Derechos Humanos y la Ley Internacional y hacen la vista gorda. Francia y España hablan de Derechos Humanos pero son palabras vacías". De España le duele "la posición del Gobierno, es como una balanza que sube y baja conforme la presión de la sociedad española. Para España es más importante los acuerdos de pesca con Marruecos, la explotación de fosfatos y la arena del Sahara que la Ley Internacional". Daddach se queja de que "la Misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sahara es la única misión que no cuenta con un mecanismo de suspensión de los Derechos Humanos. El Frente Polisario siempre ha pedido que se incluya pero Francia lo ha vetado, obviamente por intereses comerciales".
Las revueltas en Egipto, Tunez y Libia pueden ayudar a que cambie la situación del Sahara Ocidental. "La ola de libertad contra las dictaduras es beneficiosa. Estos pueblos piden respeto a los Derechos Humanos y a la Democracia, lo mismo que el saharaui. Y si estos nuevos gobiernos actúan con los mismos principios que les ha llevado al poder, nos apoyarán. Tenemos el derecho a la autodeterminación y nos tienen que ayudar".
Dadach cree que el régimen de Mohamed VI correrá la misma suerte que los de Mubarak y Ben Ali . "Es una dictadura árabe más y no puede quedar al margen de lo que está sucediendo en la zona. Será hoy, mañana o pasado, pero Marruecos se contagiará de la ola de libertad que ha derrocado a otros tiranos. Solo reclamamos la aplicación de las leyes internacionales para que se pueda celebrar un referéndum de autodeterminación en el que también estaría la opción de permanecer en Marruecos, y que se acepte la decisión que el pueblo tome. Lo que pedimos es que nos den la oportunidad de expresarnos".
El activista saharaui hace un llamamiento para presionar a Marruecos a cambiar "las condiciones de sus cárceles. Son prisiones inhumanas en las que hay torturas y no se respetan los mínimos derechos. Un ejemplo claro es el Grupo de los 7 saharauis, siete personas que fueron detenidas cuando regresaban de un campamento y que llevan un año en la cárcel sin saber de qué delito se les acusa".

[Esta Notícia procede de: Levante-EMV]




22 de febrero de 2011 | San Borondón

Los presos políticos saharauis de la cárcel de Salé, en huelga de hambre

Transcribimos a continuación la carta firmada por los presos políticos de la cárcel de Salé (Marruecos), tras el desmantelamiento del campamento Gdeim Izik, en la que denuncian las condiciones "insoportables y degradantes de la condición humana" que están soportando en la que informan que han decidido inicar una huelga de hambre de 48 horas para llamar la atención de la tragedia que soportan en reivindicación de sus derechos y llamar la atención del estado marroquí hasta lograr la liberación de todos los prisioneros políticos saharauis en  las cárceles de Marruecos.

Nosotros los abajo firmantes  militantes saharauis de los Derechos Humanos y prisioneros políticos saharauis en el contexto del desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik y de las manifestaciones de Aaiún en el Sahara Occidental, y después  de nuestra transferencia por orden del  juez de instrucción de la corte Militar permanente Rabat en  Marruecos, prisioneros en la cárcel de Salé, estamos aislados en celdas individuales  de castigo , donde faltan las condiciones básicas de vida, sin ventilación, sin luz del sol. Todo el tiempo vivimos actos ilegales, en forma de violencia física (golpes), violencia psicológica (insultos, gritos, humillaciones), el acoso permanente.

Y estamos en estas condiciones insoportables y degradantes de la condición humana y aislados totalmente del mundo exterior, incomunicados, sin hablar de la provocación y del acoso y maltrato hacia nuestros familiares.

Frente a todo esto, y luego de agotar  todos los medios y frente a la posición hermética de la dirección penitenciaria quien ha cerrado todas las puertas del diálogo, si continúa sosteniendo esta política de marginación y de indiferencia hacia nuestras reivindicaciones, hemos decidido dar comienzo a una huelga de hambre 21 y 22 de febrero 2011, de 48 hs, como una primera etapa dentro de un plan de lucha, para lograr atraer la atención sobre nuestro sufrimiento y nuestra tragedia y la atención de nuestras reivindicaciones, que se traducen en una sola, nuestros derechos son:

  • La visita abierta de amigos y familiares, y en una sala especial de visitas.
  • Atención sanitaria, cuidados, servicio médico, sobre todo teniendo en cuenta que muchos de nosotros sufrimos enfermedades crónicas.
  • Alimentación nutritiva y balanceada.
  • Derecho a estudiar, a leer, a aprender.
  • Contacto con el mundo exterior (Libros, diarios, TV, radio, etc)
  • Libertad de correspondencia tanto la enviada como la recibida.
  • Recreos de tiempo suficientemente largos.
  • Derecho a comunicarse por teléfono con familiares y con el abogado defensor.
  • Y por último llamamos a todos los saharauis y a todas las personas de conciencia y a todas las fuerzas democráticas del mundo que defienden los Derechos Humanos a apoyarnos en esta lucha por nuestro derecho a la dignidad, y ayudarnos  a hacer presión sobre el estado marroquí hasta lograr la liberación de todos los prisioneros políticos saharauis en  las cárceles de Marruecos.

    Firman los militantes saharauis por los Derechos del Hombre y los prisioneros políticos

    Saharauis:

    Defensores  de Derechos Humanos:

    1) Ennama Asfari.
    2) Ahmed Sbai
    3) Sid Ahmed Lemjayed.
    4) Abdallahi Lakhfaouni.
    5) Mohammed Tahlil.
    6) Bashir Khadda.
    7) Hassan Dah.
    8 ) Banga Cheikh.
    9) Mohamed Lamine Haddi.

    Miembros del Comité de Diálogo del campamento:

    10) Abdallahi Toubali.
    11) Mohamed Bourial.
    12) Houssein Zaoui.
    13) Daich Dafi.
    14) Abdeljalil Laarousi
    15) Sidi Abdel Rahman Zayou
    16) Mohamed Bashir Boutenguiza (militante asociado a la presidencia de la asociación de desarrollo y compatibilidad de los inmigrantes)
    17) Sidi Abdellah Abhah (militante asociado a la presidencia de la asociación de desarrollo y compatibilidad de los inmigrantes)
    18) Mohamed Bani.
    19) Mohamed Elayoubi.
    20) Taqui Elmachdoufi.

    Prisión local de Salé en Marruecos.

  • [Esta opinión procede de: Revista Digital San Borondón]
    Facebook


    February 18, 2011 | Robert F. Kennedy Center for Human Rights

    WESTERN SAHARA: ACCOUNTS OF HUMAN RIGHTS ABUSES PERSIST IN WAKE OF NOVEMBER UNREST

    Based on dozens of interviews, this report documents human rights abuses inflicted by Moroccan government forces against civilians during the dismantlement of the Gdaim Izik protest camp in November 2010, and in its aftermath.

    In January 2011, a delegation of the Robert F. Kennedy Center for Justice and Human Rights traveled to Western Sahara to visit 2008 Robert F. Kennedy Human Rights Award Laureate, Aminatou Haidar. Led by Haidar, the delegation examined human rights violations allegedly committed by Moroccan security forces against Sahrawis. The delegation met with more than two dozen victims of abuse, torture, and imprisonment and their families, in addition to Moroccan government officials and representatives of the United Nations Mission for the Referendum in Western Sahara (MINURSO).

    According to the findings of the report, torture, arbitrary arrest and detention, failure to follow criminal procedures, and repression of civilians by Moroccan government forces are all too common in Western Sahara. This context, in concert with the violence that broke out on November 8, 2010, when Moroccan security forces dismantled the Gdaim Izik camp set up by residents of Western Sahara to protest social and economic discrimination, reinforces the need for impartial international human rights monitoring of the situation.

    Clic aquí para ver/descargar el documento:


    [This news comes from: Robert F. Kennedy Center for Human Rights]
    Facebook


    8 de febrero de 2011 | Poemario por un Sáhara Libre

    Sultana Jaya. Memorias del dolor

    La joven saharaui Sultana Jaya cuenta a JR las atrocidades y torturas a las que fue sometida por la policía y las fuerzas ocupantes de Marruecos. Muchos coterráneos suyos continúan sufriendo las mismas violaciones de sus derechos

    JUVENTUD REBELDE Jorge L. Rodríguez González

    La conocí en Pretoria. Estaba rodeada de coterráneos y se movían de un lado a otro entre la muchedumbre multinacional que por esos días de diciembre acogía la capital sudafricana, durante el XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. Parecía que se les iba la vida en cada razón que daban para defender a su pueblo saqueado.

    Su melhfa*, de color blanco y azul, la mostraba como una mujer común entre tantas saharauis reunidas en el campus de la Universidad Tecnológica de Tshwane. Sin embargo, bajo esas telas se encontraba una piel y un alma que habían soportado estoicamente las atrocidades de las fuerzas represivas marroquíes. Tres años no es nada para desterrar malos recuerdos; una vida no le basta a Sultana Jaya para dejar de sentir en su cabeza el impacto de la porra, ni en los labios el sabor de su sangre…

    Desde 2005 se encontraba en Marruecos, adonde había sido desterrada por las autoridades de Rabat, por su implicación en la Intifada iniciada ese año. El 9 de mayo de 2007 Sultana se encontraba participando en una sentada de solidaridad con los saharauis prisioneros en las cárceles marroquíes y para celebrar la creación del Frente POLISARIO. Sabía que había riesgos, pues una semana antes muchos jóvenes de la Universidad de Agadir habían sido atacados por estudiantes marroquíes de extrema derecha, a que contaban con el apoyo del Gobierno de Rabat, cuyas tropas también violentaron el distrito universitario para arrestar ilegalmente a los educandos y torturarlos.

    El destino de Jaya no fue distinto al de otros jóvenes de Agadir. Súbitamente, centenares de guardias cargaron contra las decenas de estudiantes saharauis que coreaban consignas de solidaridad con sus coterráneos presos en las cárceles de Marruecos. La bella Sultana fue salvajemente golpeada.

    «Salimos hacia el barrio universitario para protegernos; pensamos que estaríamos seguros allí, pero los soldados se lanzaron como perros de caza. ¡Eran 700! Nos tiraron gases lacrimógenos, botellas con gasolina; nosotros no teníamos armas», narró Sultana Jaya a JR.

    La joven fue alcanzada por un policía que no se cansaba de apalearla en la cabeza, le metió la porra en el ojo, y le estalló el globo ocular. «Cuando de repente me vi con el ojo en las manos, se lo dije al guardia, pero ni se conmovió; al contrario, me dio más porrazos y le dijo a otro policía que me sacara el otro ojo».

    Mientras más sangraba, más se envalentonaban los policías. Incluso el que la masacró se enorgullecía de su atrocidad. «Decía jubiloso: “Yo fui quien le sacó el ojo”», cuenta la joven.

    A pesar de su estado crítico, Sultana fue detenida. La llevaron a la comisaría de Jamaa Lafnaa, donde permaneció varias horas. Durante todo el camino en una furgoneta siguieron los golpes. Otros estudiantes a su lado corrieron la misma suerte.

    «Uno de los agentes dijo: “Vamos a violarlas”; otro propuso quemarnos, y hubo hasta quien dijo ser especialista en agresión psicológica».

    El interrogatorio en Jamaa Lafnaa tuvo los mismos ingredientes. «Allí se tortura», me dice Jaya, como advirtiéndome que aún le quedaban muchas betialidades que contar.

    No fue la única «huésped» de Jamma Lafnaa. Cuando llegó allí ya se encontraban otros estudiantes universitarios sufriendo su propio calvario. «Durante las sesiones de suplicio nos obligaban a decir consignas promarroquíes; querían que aceptáramos la ocupación.

    «Seguía perdiendo mucha sangre. Cuando se cansaron de golpearme, me montaron en una ambulancia para llevarme al hospital. Yo no quería ir, porque temía más represalias. Durante el camino, un policía me metía los dedos en el ojo.

    «Uno de los especialistas me dijo que no me podía atender, y me llevaron a una habitación donde había dos mujeres marroquíes; les pedí gasa pero no me la dieron. Fue muy triste encontrar allí ese odio.
    «Luego un médico preguntó: “¿Dónde está la Polisario?”, y yo le respondí: “Aquí”. Entonces me cogió por el cabello, me dio zapatazos por la boca, me puso el pie sobre la cabeza, y me dijo: “Tienes que tomarte la sangre; esta basura tienes que bebértela”.

    Al día siguiente, Sultana Jaya estaba en la misma situación. Ni tan siquiera una mujer marroquí, familiar de una enferma, pudo hacer algo por ella. «Apenas marcó un número de teléfono que le di para que llamara a mi familia, los policías que estaban vigilando la habitación la abofetearon, solo por intentar ayudarme. Luego me aislaron en otro recinto», cuenta la joven de 30 años, y recuerda que allí una enfermera le dijo que tenía que comprar el hilo si quería que la suturaran.

    Un marroquí se ofreció a ayudarla y le pidió un número de algún contacto para marcarle. Al momento, dos amigos saharauis llegaron en su socorro. «En un principio se negaron a que me vieran, porque los marroquíes querían coserme los párpados sobre la cuenca del ojo, directamente, sin ninguna intervención quirúrgica. Pero mis amigos amenazaron al médico con denunciarlo ante un tribunal internacional si no asumían su responsabilidad como galenos».
    Los consecutivos maltratos y la tardanza de un tratamiento médico causaron a Sultana el daño irremediable de perder el ojo.

    El 27 de mayo Jaya tuvo que comparecer ante un juicio sin garantías procesales y con muchas presiones y chantajes. «El procurador del Rey (de Marruecos) me dijo que si quería estar libre, tenía que decir que quienes me habían maltratado habían sido mis compañeros de la Universidad. Por supuesto me negué, y eso me costó ocho meses en prisión».
    Una vez que estuvo libre, Sultana pudo viajar a Europa, con un visado humanitario gestionado por una ONG sueca de apoyo al pueblo saharaui, sin que las autoridades de la monarquía se percataran, y en Barcelona fue sometida a una delicada operación para colocarle una prótesis ocular.

    Dos años después regresó a El Aiuún, capital de los territorios ocupados, donde la esperaron muchos saharauis, pero el recibimiento fue sofocado cruelmente por las fuerzas ocupantes. Todos los accesos a esa ciudad permanecieron bajo estricto control policial, militar y de seguridad a lo largo del día, en previsión de la llegada de Sultana. Lo mismo sucedió en Bojador, localidad a la que pensaba trasladarse la joven, y a lo largo de todo el trayecto que une ambos puntos. Asimismo, tuvieron lugar varias cargas policiales con enorme brutalidad y se violó el domicilio de numerosos ciudadanos saharauis, especialmente aquellos relacionados con la defensa de los derechos humanos en el territorio del Sahara ocupado por Marruecos. En esa ofensiva resultaron heridos varios civiles.

    Mientras, la policía marroquí se seguía ensañando en Sultana, a quien en octubre de 2009 le incautó su documentación en el aeropuerto de El Aiuún para que la joven no pudiera viajar a Barcelona, a revisarse la prótesis ocular en una consulta que debía ser cada seis meses. Actualmente su familia sigue bajo constante vigilancia.

    Sultana Jaya, hoy vicepresidenta del Foro de Mujeres Saharauis, anhela regresar a su Bojador, pero las autoridades de Rabat se lo prohíben. «Si entro me estaré exponiendo a las torturas, pues estoy fichada por la policía y existe una orden de detención contra mí».

    De hecho, en abril de 2010, cuando regresaba de los campamentos de refugiados saharauis de Tiundouf (Argelia), acompañada de otros activistas, el grupo fue atacado por colonos marroquíes. No obstante, ella afirma muy resuelta: «Regresaré para continuar en mi país la lucha por la autodeterminación de mi pueblo. El Sahara tiene que ser libre».

    *Melhfa: ropa tradicional de la mujer saharaui; es un vestido amplio y ligero confeccionado a partir de la unión de dos telas de cuatro metros de largo.

    Expediente cruel
    Historias de dolor y sufrimiento como la de Sultana Jaya siguen repitiéndose en el Sahara Occidental, con total impunidad y el silencio de Estados Unidos y Europa, las potencias cómplices de la ilegal ocupación por Marruecos de ese pueblo del norte de África. Una de las agresiones más recientes y escandalosas fue el saqueo del campamento de la dignidad de Gdeim Izik, en noviembre de 2010, por el ejército marroquí. Desde entonces se desató una gran ofensiva militar, policial y de los servicios secretos contra los participantes en esa iniciativa pacífica para exigir el derecho del pueblo saharaui a su independencia.

    Los detenidos han sido expuestos sistemáticamente a diversos tipos de tortura y violaciones de los derechos humanos por la policía, tanto en su detención como durante el tiempo en que han estado ilegalmente recluidos.
    Muchos como Abdallah Lekhfaoni, Mohamed Al-Ayoubi (diabético), Zaoui Elhoucein, Abdallah Toubali, Daish Daf y Hassan Dah fueron violados por los militares, quienes para ello usaron palos. Mohamed Elbachir Boutiguza fue sometido a la misma violación, pero con un objeto metálico. Todos ellos y otros cuyos nombres bastarían para llenar esta página recibieron palizas y agua fría y orina sobre sus cuerpos desnudos, en las largas sesiones de tortura.

    A Mohamed Elbachir Boutiguza, miembro de la Comisión de Diálogo del campamento de Gdeim Izik, le practicaron torturas tan sádicas como las llamadas «el avión», en la que atan un palo a la espalda del prisionero con los brazos abiertos y lo cuelgan del techo; le queman con cigarrillos encendidos y le introducen botellas de coca cola por el ano. También sufrió la técnica del «pollo asado»: le dan con maderos en las rodillas, lo cuelgan de un palo simulando un pollo que cocinan a fuego lento y le impiden dormir durante varios días.

    Las descargas de electricidad, especialmente en las uñas de manos y pies, los simulacros de ahogamiento, la privación de sueño y alimentación, aparecen también en la amplia lista marroquí de procederes para torturar, tanto en sus comisarías como en cárceles tan tristemente famosas como la de Salé, donde fueron encerrados muchos de los saharauis que participaron en el Campamento de la Dignidad.

    [Esta notícia procede de: Poemario por un Sáhara Libre]
    Facebook


    8 de febrero de 2011 | Westwern Sahara Resource Watch

    Detenido Presidente de Comité Saharaui Protección Recursos Naturales

    Western Sahara Resource Watch trabaja por defender
    los derechos del pueblo saharaui a disfrutar de sus
    recursos naturales.

    Sidahmed Lemjiyed, Presidente del Comité Saharaui de Protección de los Recursos Naturales (CSPRON) fue detenido el pasado 25 de diciembre en El Aaiún, junto con la activista de Derechos Humanos Izzana Amidan, en base a sendas órdenes de busca y captura emitidas por el Fiscal General en noviembre de 2010. Izzana Amidan ha sido puesta en libertad provisional, mientras que Sidahmed Lemjiyed ha sido remitido al Tribunal Militar.

    El 26 de diciembre 2010, el Procurador General del Rey del Tribunal de Apelación de El Aaiún en el Sahara Occidental declaró falta de jurisdicción y la remisión al Tribunal Militar de Rabat en Marruecos de la causa abierta contra el Defensor de Derechos Humanos saharaui Sidahmed Lemjiyed por su participación en el Campamento Gdeim Izik.

    En el caso de que el Juez de Tribunal de Primera Instancia e Instrucción Militar acuerde admitir a tramite el procedimiento abierto contra el Sr. Sidi Ahmed Lamjaid, será enviado a la prisión de Salé en Marruecos, convirtiéndose en el nº 20 de los detenidos con procesos pendientes ante este Tribunal.

    El Juez de Instrucción del Tribunal de Apelación de El Aaiún en el Sahara Occidental ha ordenado la puesta en libertad provisional de las saharauis Izzana Amidan de 30 años de edad y Mahjouba Baillat de 35 años, tras haberles tomado declaración en el marco de la investigación preliminar abierta, debiendo presentarse ante el Juez nuevamente el 27 de febrero de 2011.

    "Desde Western Sahara Resource Watch condenamos enérgicamente la detención injustificada y arbitraria de Sidahmed Lemjiyed, así como la de todos los otros saharauis que han sido detenidos sin cargo alguno", ha declarado esta tarde Javier García Lachica, Presidente de Western Sahara Resource Watch en España. "Es intolerable", declaró el Sr. García Lachica, "que las autoridades marroquíes actúen con tal impunidad ante la indiferencia de la MINURSO y de la comunidad internacional".

    Sidahmed Lemjiyed es el Presidente del Comité Saharaui de Protección de los Recursos Naturales (CSPRON) y ha colaborado en numerosas ocasiones con WSRW denunciando la explotación de recursos naturales en los territorios ocupados. "El Sr. Lemjiyed es un activista saharaui que trabaja activamente por la defensa del derecho de los saharauis a disfrutar de sus recursos naturales y por su derecho a la celebración del referendum de autodeterminación del Sahara Occidental, derechos ambos reconocidos por la Asamblea General de Naciones Unidas. Por tanto, su detención ha sido totalmente arbitraria y exigimos su inmediata puesta en libertad".

    [Esta notícia procede de: Westwern Sahara Resource Watch]
    Facebook


    6 de febrero de 2011 | Poemario por un Sáhara Libre

    4 presos políticos saharauis de la Cárcel Negra son puestos en libertad

    El viernes 4 de febrero de 2011, el juez de instrucción liberó a 4 presos saharauis encarcelados en la Cárcel Negra, por su participación en el campamento de campo de Gdeim Izik.

    Los presos son Jatari Lemouahad, Rguibi El Kadi, Med Salem Lemrabet y Salek Bouchanna, en libertad condicional.

    En el mismo contexto, el preso Taki Machdoufi, de la prisión de Sale, ha comparecido delante el juez de instrucción del tribunal militar de Rabat.

    [Esta notícia procede de: Poemario por un Sáhara Libre]
    Facebook


    30 de enero de 2011 | Thawra

    Siguen las torturas, la discriminación de los derechos de los presos políticos sahrawis dentro de la cárcel negra del Aaiun ocupado.

    Daha Alhosayni, 21 años , el joven sahrawi fue torturado de una forma brutal y salvaje, por los verdugos de la cárcel negra y lo aislaron en una celda durante cuatro horas, sufriendo las secuelas de las torturas sin ninguna atención medica , y sin saber el motivo de las torturas.

    El joven sahrawi es uno más de los cientos de jóvenes,que fueron presos por los acontecimientos del campamento de Gdiem izik y las manifestaciones del Aaiun ocupado, y está en la espera, como todos los presos políticos pendientes de los juicios de las fuerzas de ocupación marroquí.

    [Esta notícia procede de: Thawra]
    Facebook


    15 de enero de 2011 | Thawra

    CODESA: Situación de los presos y torturados saharauis

    Maayouf Abdelwahab

    Colectivo de Defensores de Derechos Humanos Saharauis,

    El 12 de Enero de este nuevo año, en el Sáhara Occidental continua existiendo una violación impune de los Derechos más fundamentales de la población saharaui, por parte del Reino Marroquí. El peor ejemplo lo tenemos con los presos y ex-presos políticos de las cárceles Marroquies, lejos de haberse resuelto y esclarecido el desmantelamiento del campamento Gdeim Izik y sus consecuencias, la situación empeora cada día.

    La familia del saharaui Maayouf Abdelwahab de 20 años de edad, revela el sufrimiento de su hijo que junto a docenas de compañeros se encuentran encarcelados en la Prisión Negra del Aaiún en el Sáhara Occidental, bajo deplorables y atroces condiciones más de ciento cincuenta personas se encuentran en prisión preventiva tras la protestas que se sucedieron en la ciudad por el violento desalojo del Campamento Gdeim Izik el 8 de noviembre de 2010. [...]

    La familia del detenido político saharaui Maayouf Abdelwahab proveniente de Guelmin al sur de Marruecos, para poder visitar a su hijo una vez por semana durante sólo unos minutos, recorre los 800 Km. de ida y vuelta que separan esta localidad de la ciudad del Aaiún en el Sahara Occidental.

    El pasado 12 de enero de 2011 el Defensor Saharaui de Derechos Humanos Enaama Asfari de 41 años compareció ante el Juez del Tribunal Militar de Rabat para se interrogado en el marco de la instrucción de la causa abierta contra él, trascurridos dos meses desde su ingreso en la prisión de Salé en Marruecos.

    Las autoridades marroquíes detuvieron a Enaama Asfari el 7 de noviembre de 2010, en la casa de un amigo en la ciudad de Aaiún en el Sahara Occidental, diez horas antes del violento ataque contra el Campamento de Gdeim Izik a 12 Km. al este de la ciudad, donde se reprimió a miles de civiles saharauis desplazados.

    Ese mismo día, el 12 de Enero han obtenido un permiso de libertad provisional 10 saharauis que habian sido detenidos tras los disturbios de El Aaiún, Fatimatu Essabi de 44 años de edad, Zahra Elanssari de 40 años, Hassan Benha de 34 años, Ellili Hamoudi de 41 años, Baba Yaakoub Baba de 64 años, Sami Soulh Abdeslam de 30 años, Ahmed Naji de 22 años, Dadda Ahmed Hamadi de 42 años, Salama Elaasri de 55 años y Mohamed Ezzain R’guaibi tras su comparecencia en el marco de la investigación detallada sobre sus causas que lleva a cabo el Juez de Instrucción del Tribunal de Apelación del Aaiun en el Sahara Occidental.

    El magistrado de dicho Tribunal ordenó la libertad condicional para prisioneros inmediatamente después su comparecencia e interrogatorio por separado asistidos por los abogados de la defensa, el Fiscal General no ha realizado acciones hasta la fecha desconociéndose el motivo.

    Asimismo ha sido denegada la petición de la libertad condicional a un grupo de 14 saharauis que fueron detenidos, en relación con el Campamento Gdeim Izik y las manifestaciones que se produjeron en las ciudades del Aaiun y El Marsa (la playa) en el Sahara Occidental, tras comparecer los días 1, 2 y 7 de enero de 2011, Ali Baiba Salem, H’mimidi Hamadi, Boufarra Jamal, Mohamed Aobaid, Mohamed Lamin Daih, Mohamed Lemine Marzouk, Mohamed Abderrahmane Elkaihal, Mohamed Rachidi, Moulay Ahmed T’chichi, Hilmi Aissam, Mohamed Mbarek Dah de 55 años de edad, Ali Elmir de 25 años de edad, Ali Kaifa 22 años de edad y Ahel L’haj Othman.

    [Esta notícia procede de: Thawra]




    6 de enero de 2011 | Poemario por un Sahara Libre

    19 detenidos saharauis defensores de derechos humanos sometidos a torturas y violaciones en la Cárcel de Salé

    19 DETENIDOS SAHARAUIS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS SOMETIDOS A TORTURAS, VIOLACIONES Y MALOS TRATOS POR LA POLICIA MARROQUI Y A CASTIGOS COLECTIVOS EN LA CARCEL DE SALE (MARRUECOS).

    Los días 13 y 16 de diciembre de 2010, los abogados Arguibe La Habieb y Basil Hammad visitaron a los 19 prisioneros saharauis defensores de derechos humanos, en la prisión de Salé en Marruecos que se encuentran a la espera de nuevo señalamiento de vista, una vez culmine la fase de instrucción, ante el magistrado del Tribunal Militar de Rabat.

    Los abogados pertenecientes al Colegio de Agadir en Marruecos, confirmaron al Colectivo de Defensores de Derechos Humanos Saharauis CODESA, que los detenidos han sido expuestos sistemáticamente a diversos tipos de torturas y violaciones contra los derechos humanos por la policía tanto durante su detención como durante su reclusión bajo responsabilidad de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

    DETENIDOS SAHARAUIS QUE FUERON SOMETIDOS A TORTURAS, VIOLACIONES Y ABUSOS:

    MOHAMED ELBACHIR BOUTIGUZA, nacido en 1974 en el Aaiun Sahara Occidental, detenido el 19 de noviembre de 2010, por la policía marroquí permaneció en la Comisaría de la Gendarmería en el Aaiun, largo tiempo con los ojos vendados, esposado y sin ropa durante su interrogatorio fue violado antes de ser llevado a Comisaría con un objeto metálico que introdujeron en su recto, sufrió descargas de electricidad, especialmente en las uñas de las manos y los pies, todo ello acompañado de insultos, privación de sueño y alimentación.
    Los abogados afirmaron que debido a la violación sufrida Mohamed Elbachir Boutiguza continúa sangrando abundantemente.

    ABDALLAH LEKHFAOINI, nacido en 1974 en el Aaiun (Sahara Occidental), miembro de la Comisión de Diálogo del campamento de desplazados saharauis Gdeim Izik, fue detenido el 13 de noviembre de 2010, a 25Km. al suroeste Aaiun, por miembros de la gendarmería, el ejército y los servicios secretos de Marruecos, sometido a diversos tipos de tortura durante su detención durante la que perdió de consciencia, obligado a desnudarse y violado con un palo introducido en el recto, quemado su cuerpo con cigarrillos, torturado con las prácticas sádicas denominadas “el avión”[1] y “pollo asado”[2], vertiendo orina sobre su cuerpo, con simulacros de ahogamiento, permaneció con los ojos vendados durante todo el proceso, privado de sueño y alimentación.

    MOHAMMED AL-AYOUBI, nacido en 1955, diabético, padece trastornos psicológicos desde su infancia, detenido el 8 de noviembre de 2010 en el campamento Gdeim Izik por efectivos del ejército, la gendarmería y fuerzas paramilitares, fue violado por un palo introducido en su recto, con los ojos vendados, esposado y desnudo, vertieron agua fría y orina sobre su cuerpo, acompañando todo ello con insultos y patadas.
    Los abogados y su hermana Aisha Al-Ayoubi confirman que debido a las torturas infringidas a Mohammed Al-Ayoubi, tiene dificultad para hablar, fatiga y fracturada la mano derecha, dolencias que no está siendo tratadas en la administración penitenciaria, sufre de trastornos mentales y diabetes (véanse los informes anexos).
    Zaoui Elhoucein, nacido el 10 de enero de 1975 en el Aaiun (Sahara Occidental), detenido a las doce y media de la noche del día 2 de diciembre de 2010, en la casa del marido de su hermana, Mohamed Al-Saadi, en el barrio de al-Amal de la ciudad, fue agredido por la policía marroquí antes ser interrogado por el Fiscal General, es miembro de Comité de Diálogo del campamento Gdeim Izik, fue sometido a diversas formas de tortura física y psicológica, tras ser despojado de sus ropas fue violado con un palo introducido en su recto, vertieron sobre su cuerpo durante la noche agua fría mezclada con orina, durante el tiempo que permaneció en las dependencias de la gendarmería marroquí lo mantuvieron con los ojos vendados, esposado con las manos a la espalda, recibió innumerables insultos, golpes y patadas, privado de sueño, alimentación y bebida.
    El saharaui Zaoui Elhoucein, que está casado, debido a los efectos de las torturas infringidas tiene dificultad para mantener el equilibrio y articular palabras.

    Abdallah Toubali, nacido en 1980 en el Aaiun (Sahara Occidental), miembro del Comité de Diálogo del campamento de desplazados Gdeim Izik fue detenido el 20 de diciembre 2010 por la policía marroquí, desnudo, esposado y con los ojos vendados fue violado con un palo que introdujeron por la fuerza en su recto, vertieron agua fría y orines sobre él, acompañado todos estos actos con insultos y golpes reiterados en todo su cuerpo.
    Son visibles las marcas en todo su cuerpo producidas durante las sesiones de tortura de las que fue objeto Abdallah Toubali especialmente en su cabeza.

    Daish Daf, nacido el 11 de mayo de 1978 en el Aaiun (Sahara Occidental), miembro del Comité de Dialogo del campamento de desplazados Gdeim Izik, fue arrestado el 30 de diciembre de 2010 por agentes de policía marroquíes en su casa, fue torturado desnudado y violado con un palo que introdujeron en su recto, igualmente vertieron agua fría y orines sobre su cuerpo, durante el tiempo que estuvo detenido le mantuvieron con los ojos vendados, expuesto a violaciones contra los derechos humanos, esposado y privado de sueño, comida y bebida.
    Daish Daf, que es padre de un niño, tiene marcas visibles de las torturas en todo su cuerpo.

    Hassan Dah, nacido el 18 de enero de 1987 en el Aaiun (Sahara Occidental), un ex preso político y defensor saharaui de derechos humanos, miembros de saharaui almsard de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, detenido desde el 5 de diciembre de 2010 en el Café Las Dunas en la Plaza Edchira en el Aaiun por la policía marroquí, torturado psicológica y físicamente, fue violado por un palo que introdujeron en su recto, con los ojos vendados y esposado, vertieron agua fría y orina sobre su cuerpo y expuesto a múltiples violaciones de derechos humanos.
    Hassan Dah, que sufre complicaciones graves en todo el cuerpo, fue acusado por los agentes del servicio de secreto marroquí de ser el corresponsal de la radio y la televisión del Frente POLISARIO y la persona que les informaba sobre el campamento Gdeim Izik.

    DETENIDOS SOMETIDOS A TORTURAS Y AMENAZADOS CON VIOLACIONES Y MALOS TRATOS:

    Abdeljalil Laaroussi, nacido en 1978 en el Aaiún (Sahara Occidental), fue detenido de forma arbitraria el 12 de noviembre de 2010, en Bourjadour en el Sahara Occidental, por efectivos de la policía, la gendarmería y el ejército, fue trasladado al Aaiun y sometido a diversas formas de tortura psicológica y física, desnudado y esposado con los ojos vendados durante más de 4 días, fue colgado de un palo suspendido en el aire, sufrió golpes en todo su cuerpo, aturdido por descargas eléctricas, arrancado el pelo y amenazado con violarle a él y traer a su esposa para violarla delante de él, durante este tiempo fue insultado y objeto de violaciones graves de derechos humanos.
    Abdeljalil Laaroussi es padre de dos niños, padece de trastornos psicológicos por los efectos de la tortura.

    DETENIDOS SAHARAUIS QUE FUEROS SOMETIDOS A TORTURAS Y MALOS TRATOS:

    Mohamed Bourial, nacido en 1970 en el Aaiun (Sahara Occidental), miembro del Comité de Diálogo del campamento de desplazados Gdeim Izik, fue detenido de forma arbitraria por miembros de la policía, la gendarmería y el ejército de Marruecos el 8 de noviembre de 2010, fue llevado al cuartel general esposado, durante 5 días estuvo con los ojos vendados, desnudo y fue golpeado brutalmente con un cable de acero.
    Mohamed Bourial es padre de dos niños, aún sufre dolores en su cuerpo por los efectos de las sesiones de tortura y malos tratos de los que fue objeto.

    Cheikh Banga, nacido el 12 de enero de 1989 en Bassa, activista de derechos humanos, miembro del Colectivo de Defensores de Derechos Humanos Saharauis CODESA y la Asociación marroquí de derechos humanos, AMDH rama ASA, ha sufrido pena de prisión política en dos ocasiones anteriores, detenido el 8 de noviembre de 2010 en el campamento Gdeim Izik por miembros del ejército y la gendarmería, fue golpeado con violencia durante su detención, en el transcurso de la misma lo mantuvieron desnudo, esposado y con los ojos vendados, sufrió intento de asfixia hasta que perdió la conciencia, suspendido en el aire y golpeado en todo el cuerpo, insultado y escupido en el rostro.
    Cheikh Banga sufre de dolor agudo en las manos y los hombros

    Mohammed Bani, nacido en 1969 en el Aaiun (Sahara Occidental), fue detenido arbitrariamente de anticipación el 8 de noviembre de 2010 por fuerzas paramilitares, el ejército, la gendarmería y la policía cuando de disponía a abandonar en su coche el campamento Gdeim Izik tras la violenta intervención de las autoridades marroquíes contra el campamento de desplazados saharauis.
    Fue sometido a diversas formas de tortura psicológica y física, tras ser golpeado brutalmente en la cabeza lo mantuvieron durante 6 días herido a la intemperie, con los ojos vendados, esposado y privado de sueño y alimentos, vertieron agua fría y orina sobre su cuerpo.
    Mohammed Bani es padre de 6 hijos, padece los efectos de la tortura especialmente en la cabeza y el rostro, sus heridas se encuentran infectadas en muy mal estado, según confirma su familia cuando realizó la primera visita al preso en la cárcel de Salé.

    Taki Elmachdoufi, nacido en 1985 en el Aaiun (Sahara Occidental), era soldado del ejército marroquí antes que fuera expulsado hace año y medio, el 8 de noviembre de 2010 fue detenido arbitrariamente en la Avenida Smara de el Aaiun por la policía marroquí y el ejército, entregado la gendarmería, fue torturado y maltratado, con los ojos vendados, esposado con las manos en la espalda durante 6 días padeciendo un trato inhumano, desnudo, orinaron encima de el; debido a los golpes que sufrió resultó gravemente herido y fue trasladado el hospital militar en dos ocasiones según afirmaron testigos presenciales a su familia.
    Taki Elmachdoufi sufre dolor agudo en todo su cuerpo, con complicación en la cabeza y el rostro como resultados de la tortura que padeció durante los 6 días que estuvo detenido en el cuartel de la Gendarmería.

    Sidi Abdallah Abhah, nacido en 1975 en el Aaiun (Sahara Occidental), detenido el 19 de noviembre de 2010, detenido por la policía y la gendarmería, durante el interrogatorio permaneció desnudo, esposado y con los ojos vendados, orinaron encima de el, privado de sueño y obligado a permanecer sentado de cara a la pared sin permitirle realizar ningún movimiento, también fue objeto de diversos tipos de tortura psicológica y física.
    Sidi Abdallah Abhah sufre de dolores severos en todo el cuerpo por la tortura recibida durante su detención en la Comisaría de la gendarmería marroquí.

    DETENIDOS SAHARAUIS QUE HAN SIDO OBJETO DE MALOS TRATOS

    ENNAAMA ASFARI ABDI MUSSA, nacido en 1970 en Tan-Tan ciudad al sur de Marruecos, es licenciado en Derecho Público Internacional en la Facultad de Derecho y Ciencias Económicas de la Universidad de Marrakech, defensor de derechos humanos saharaui, Presidente de la Comisión para la defensa de los derechos humanos en el Sahara Occidental con sede en Francia (CORELSO), fue detenido el 7 de noviembre de 2010 en la casa de un amigo en el Aaiun (Sahara Occidental) por agentes de la inteligencia marroquí, durante su detención permaneció con los ojos vendados y esposado, según su testimonio a su abogado no sufrió tortura física, lo presionaron para que abandonara el Campamento de protesta, unas horas antes de que fuera atacado violentamente por las autoridades marroquíes el campamento Gdeim Izik.
    Las autoridades marroquíes detuvieron a Ennaama Asfari y fue remitido al Tribunal Militar, ya había sido detenido en otras ocasiones, en Smara en diciembre de 2007, en Marrakech en abril de 2008 y en agosto de 2009 en esta última ocasión pasó cuatro meses en la cárcel por motivos políticos relacionados con su posición sobre la cuestión del Sahara Occidental

    Ahmed Sbai, nacido en 1971 en el Aaiun (Sahara Occidental) ex preso político encarcelado en los años 2002 y 2006, defensor saharaui de derechos humanos, Secretario General del Comité para la protección de los presos saharauis, miembro de la Asociación Saharaui de las Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos cometidas por el Estado marroquí (ASVDH) y del Comité contra la tortura del Aaiun, fue detenido arbitrariamente el 8 de diciembre de 2010, en el barrio de Lirak por la policía marroquí, gravemente maltratado tras haber protestado por su detención en la gendarmería marroquí, donde permaneció esposado y con los ojos vendados.
    Ahmed Sbai confirmó que no había sido torturado físicamente, pero fue golpeado e intimidado durante el interrogatorio, permaneció esposado y con los ojos vendados hasta la remisión del Juez de la causa al Tribunal Miliitar de Rabat en Marruecos.
    Ahmed Sbai sufre complicaciones del corazón y el aparato circulatorio, fue ingresado en un hospital de la ciudad de Agadir en Marruecos

    Mohamed Tahlil, nacido en 1981 en Bourjador (Sahara Occidental), ex preso político saharaui encarcelado en los años 2005 y 2007, defensor de los derechos humanos y Presidente del Comité local de la sección de Bourjador de la Asamblea saharaui para las víctimas de las violaciones graves de los derechos humanos cometidas por el estado marroquí (ASVDH), fue detenido el 5 de diciembre de 2010 en el Café Las Dunas en la Plaza Edchira en el Aaiun (Sahara Occidental) por la policía marroquí, confirmó que no había sido sometido a tortura física, pero sí psicológica, durante el interrogatorio permaneció con los ojos vendados y esposado.
    Mohamed Tahlil padece complicaciones de sus enfermedades del aparato digestivo y renal, debido a anteriores detenciones por motivos políticos y a las huelgas de hambre que con anterioridad ha protagonizado.

    BACHIR KHADDA, nacido en 1986 en la ciudad Tan-Tan al sur de Marruecos, ex preso político en 2008, saharaui Defensor de los derechos humanos, miembro del Observatorio Saharaui de derechos humanos en el Sahara Occidental, detenido el 5 de diciembre de 2010 en el Café Las Dunas de la Plaza Edchira de el Aaiun (Sahara Occidental), según su testimonio no ha sido objeto de torturas físicas, pero sí a prácticas que atentan contra los derechos humanos, permaneció durante todo el período de su detención en la gendarmería marroquí con los ojos vendados y esposado.

    Zayou ABDUL RAHMAN, nacido en 1974 en el Aaiún (Sahara Occidental), Licenciado en Económicas y trabajador del Ayuntamiento del Aaiun, fue detenido arbitrariamente el 21 de noviembre de 2010, en el aeropuerto del Aaiún por la policía en base a una orden de busca y captura emitida por la Fiscalía del Tribunal de apelación con motivo de su participación en el Campamento Gdeim Izik, no fue sometido a tortura, pero fue maltratado y permaneció durante todo el período de su detención esposado y con los ojos vendados.
    Es muy probable que la detención Abdel Rahman, padre de un niño menor, esté relacionada con su presencia en la Comisión de Diálogo de los civiles saharauis desplazados en el Campamento Gdeim Izik.

    MOHAMED LAMIN HADDI, nacido en 1984 en el Aaiun (Sahara Occidental), defensor saharaui de derechos humanos es miembro de la Asociación Saharaui de víctimas de violaciones graves de los derechos humanos cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH), fue detenido arbitrariamente el 20 de noviembre de 2010, por agentes de la inteligencia marroquí, confirmó que no fue sometido a tortura física, pero sufrió violaciones de derechos humanos, esposado, con los ojos vendados y privado de alimentación.
    La detención de Mohamed Lamin Haddi puede ser debida a que el 20 de noviembre de 2010 tenía previsto reunirse con dos médicos belgas, la Dra. Marie-Jeanne Wuidar y la Dra. Ann Collier, quienes habían viajado hasta El Aaiun en una misión humanitaria para visitar algunas de las víctimas de la represión de las autoridades de Marruecos, las médicos belgas fueran expulsadas de el Aaiun (Sahara Occidental).

    Todos los detenidos han padecido durante su detención e interrogatorio:

  • Todos los detenidos fueron sometidos a malos tratos, torturas y violaciones en la sede de Dirección de Vigilancia del Territorio (DST) y en su mayoría han sido detenidos por paramilitares armados y enmascarados.
  • Todos los detenidos fueron obligados a firmar o poner su huella en los informes de la policía judicial, en la comisaría de gendarmería de El Aaiun (Sahara Occidental), esposados, con los ojos vendados sin poder leer, ver o escuchar lo que decían.
  • La mayoría comparecieron descalzos y gravemente heridos ante la Fiscalía General del Tribunal de Apelación del Aaiun en el Sahara Occidental, así como ante la Fiscalía General y Juez del Tribunal Militar de Rabat sin que se hayla abierto investigación sobre las violaciones, torturas y malos tratos infringidas por los funcionarios públicos durante la detención y los interrogatorios, aunque sí se ha abierto investigación en el caso del detenido ABDALLAH LEKHFAOINI relativa a las torturas que le infringieron según informan los abogados defensores.
  • Los detenidos siguen sufriendo los efectos de las torturas, violaciones y abusos sin recibir tratamiento, según la información facilitada por Aisha Al-Ayoubi, hermana del detenido Mohamed Al-Ayoubi, que padece diabetes y tiene la mano derecha fracturada no ha recibido tratamiento ni medicinas para sus dolencias durante su estancia en prisión.
  • Las familias de los saharauis no son informadas por la policía o la gendarmería de las causas, las condiciones y circunstancias de las detenciones, ni de los cargos que se les imputan, no permitiendo visitarles hasta pasadas 3 semanas de la detención bajo custodia policial antes de ser enviados a la prisión de Salé en Marruecos.
  • Los servicios de inteligencia marroquí trasladaron a un primer grupo de 6 prisioneros saharauis a la cárcel de Salé en Marruecos, con los ojos vendados y esposados con las manos a la espalda, pasaron toda la noche a la intemperie, desnudos y en cuclillas en el suelo los detenidos: ENNAAMA ASFARI ABDI MUSSA, Cheikh Banga, Mohamed Bourial, Mohamed Bourial, Mohammed Bani y Taki Elmachdoufi

  • ABUSOS COMETIDOS CONTRA LOS DETENIDOS EN LA PRISION DE SALE EN MARRUECOS

    Los presos saharauis han sufrido igualmente malos tratos desde su llegada a la prisión de Salé en Marruecos, confinados en celdas de aislamiento, con prohibición de toda comunicación con el exterior, sin escuchar la radio, sin ver televisión, sin leer los periódicos o cambiarse de ropa, no han recibido asistencia ni tratamiento médico, no han podido salir al patio, incumpliendo con la regulación establecida de las normas mínimas para el tratamiento de los reclusos contenidas en las Resoluciones nº 663 de 31 de julio de 1957 y nº 2076 de 13 de mayo 1977 de el Consejo Económico y Social de la ONU, en particular uno de los principios fundamentales regulados en el Art. 6.

    Principio fundamental
    Art. 6.1.- “Las reglas que siguen deben ser aplicadas imparcialmente. No se debe hacer diferencias de trato fundadas en prejuicios, principalmente de raza, color, sexo, lengua, religión, opinión política o cualquier otra opinión, de origen nacional o social, fortuna, nacimiento u otra situación cualquiera”.

    Ropas y Cama
    Art. 17.1).- “Todo recluso a quien no se permita vestir sus propias prendas recibirá las apropiadas al clima y suficientes para mantenerle en buena salud. Dichas prendas no deberán ser en modo alguno degradantes ni humillantes”.

    Información y derecho de queja de los reclusos
    Art. 35.1.- “A su ingreso cada recluso recibirá una información escrita sobre el régimen de los reclusos de la categoría en la cual se le haya incluido, sobre las reglas disciplinarias del establecimiento y los medios autorizados para informarse y formular quejas; y cualquiera otra información necesaria para conocer sus derechos y obligaciones, que le permita su adaptación a la vida del establecimiento.”

    Contacto con el mundo exterior
    Ar. 37.- “Los reclusos estarán autorizados para comunicarse periódicamente, bajo la debida vigilancia, con su familiar y con amigos de buena reputación, tanto por correspondencia como mediante visitas”.

    Art. 39.- “Los reclusos deberán ser informados periódicamente de los acontecimientos más importantes, sea por medio de la lectura de los diarios, revistas o publicaciones penitenciarias especiales, sea por medio de emisiones de radio, conferencias o cualquier otro medio similar, autorizado o fiscalizado por la administración”.

    Resumen de los malos tratos impartidos a los detenidos saharauis por parte de la administración penitenciaria de Salé General en coordinación con el Departamento de Prisiones y los servicios de inteligencia de Marruecos:

  • No se les permite tener efectos personales y son forzados a llevar el uniforme de la prisión, únicamente se visten con sus ropas en caso de visita familiar o de los abogados defensores.
  • Los detenidos saharauis se enfrentan diariamente, especialmente por la noche, a reiterados registros en sus celdas por parte de los guardias.
  • Los presos saharauis se encuentran en régimen de aislamiento, por lo que no se benefician de los 10 minutos, dos veces al día, de salir al patio a tomar sol.
  • Los detenidos reciben la visita de sus familias con el permiso del Fiscal General o del juez del Tribunal una vez por semana durante 10 minutos, separados a través de mamparas con la prohibición de hablar sobre los cargos que se les imputan y las torturas y malos tratos a los que han sido sometidos.
  • Las familias deben recorrer más de 1200 Km. para visitar a sus hijos durante 10 minutos a la semana sin conocer todas las circunstancias de su detención y sus sufrimientos en la cárcel.

  • SOLICITAMOS

  • Apertura de una investigación sobre la tortura y las vejaciones cometidas por las autoridades marroquíes contra los presos saharauis.
  • Asegurar urgentemente tratamiento médico para las dolencias graves a causas de las torturas y malos tratos infringidas a los prisioneros saharauis.
  • Enjuiciar a los responsables de torturas y malos tratos a los detenidos saharauis, tal y como reflejan los convenios internacionales.
  • Apertura de investigación sobre los abusos cometidos a los saharauis mientras se encuentran bajo responsabilidad de las Administración penitencia de Sale en Marruecos, así como poner fin a los mismos.
  • Detener los procesos judiciales ante las jurisdicción militar de civiles saharauis y garantizar las condiciones de un juicio imparcial de los presos saharauis o su inmediata puesta en libertad incondicional.


  • Nota: Excluimos de esta investigación al Defensor saharaui de los derechos humanos "Sidi Ahmed al glorioso", que fue detenido en relación con el mismo tema y enviado a la prisión de Sale en Marruecos por el juez del Tribunal del Aaiun desde el 26 de diciembre de 2010, se encuentra pendiente de remisión al Tribunal Militar de Rabat, así como a los más de 150 presos que han sido sometidos a violaciones, torturas y malos tratos durante su detención o su estancia en la prisión negra del Aaiun (Sahara Occidental) por su participación en el campamento Gdeim Izik y en las manifestaciones que tuvieron lugar en la ciudad tras su violento desalojo desde el sábado 8 de noviembre de 2010.

    Colectivo de Defensores de Derechos Humanos Saharauis. CODESA
    El Aaiun, Sahara Occidental, a 1 de Enero de 2011

    [1] …qué es el avión? Te atan un palo a la espalda con los brazos abiertos y te cuelgan del techo. También te queman la piel con cigarrillos, te meten botellas de coca cola por el ano…
    [2] Te dan con palos en las rodillas, te cuelgan de un palo como un pollo asado, no te dejan dormir en varios días….

    [Esta notícia procede de: Poemario por un Sahara Libre]




    30 de diciembre de 2010 | Thawra

    ¿Que les ocurre a los presos en El Aaiún?

    La defensora saharaui de derechos humanos Izzana Amaidan de 31 años de edad, ha confirmado tras ser puesta en libertad provisional el 27 de diciembre de 2010, que fue detenida en el exterior de la casa de el mártir Said Damber, agentes de policía marroquíes la obligaron a entrar en el interior del coche con los ojos vendados, siendo objeto de múltiples formas de tortura, arracando su cabello, golpeando su cara contra el coche, infringiendole golpes en zonas sensibles de su cuerpo, acoso sexual, amenazas de violación y el asesinato, advertida de la liquidación física de todos los activistas saharauis.

    Durante todo el trayecto en coche hasta la sede de la gendarmería marroquí en el Aaiun (Sahara Occidental), fue golpeada brutalmente, maltratada, insultada y objeto de prácticas degradantes contra su dignidad, al llegar a la comisaría le fue retirada la venda de los ojos e interrogada hasta bien entrada la noche por los servicios secretos de Marruecos sobre su participación en el Campamento “Gdeim Izik”.

    Izzana Amaidan fue detenida arbitrariamente por la policía marroquí, el 25 de diciembre de 2010, junto a la ciudadana saharaui Mahjouba Baillat fue decretada su libertad provisional pendiente comparecer ante el juez el 28 de febrero de 2011 para ser interrogado detallada.

    El Colectivo de Defensores de Derechos Humanos Saharauis CODESA ante la continua violación de los derechos humanos en el Sahara Occidental, manifiesta:

    - Su absoluta solidaridad con las víctimas de torturas y detenciones arbitrarias, victimas de acusaciones infundadas y falsas.
    - Protesta ante los secuestros y detenciones llevados a cabo por los servicios secretos de Marruecos y la aplicación de torturas en los interrogatorios a los civiles saharauis defensores de derechos humanos.
    - Condena los golpes y malos tratos sufridos por la defensora saharaui de derechos humanos Izzana Amaidan.
    - Exige que se permita la entrada al Sahara Occidental a los observadores y la prensa internacional y el envío de comisiones internacionales independientes para investigar la tortura y la práctica de abusos diarios por parte del Estado marroquí relacionadas con la posición de la cuestión del Sahara Occidental, la participación en el Campamento Gdeim Izik y las manifestaciones pacíficas reclamando el derecho del pueblo saharaui a la libre determinación.

    [Esta notícia procede de: Thawra]




    24 de diciembre de 2010 | Público

    La Policía marroquí mata a tiros a un joven saharaui.

    La familia denuncia que le dispararon a bocajarro en la cabeza.

    El miércoles salió de casa para ver un partido de la Copa del Rey y nunca regresó. Se llamaba Said Sidahmed, iba a cumplir 27 años el 1 de enero y, según relató su familia, murió este jueves completamente solo en un hospital de El Aaiún tras pasar 24 horas en coma, con una bala metida en el cerebro. Para su familia y las asociaciones saharauis es un "mártir" de su causa, cuya muerte relacionan con la presencia de algunos miembros de su familia en el Campamento Dignidad, desalojado por las fuerzas de seguridad marroquíes el 8 de noviembre.

    Lehbib y Jamila Sidahmed, dos de los hermanos del joven, explicaron en Lanzarote que Said falleció a causa de dos disparos en la frente, a quemarropa, efectuados por un agente de la policía marroquí al que acusan de haber acabado con la vida de un joven responsable, el menor de nueve hermanos, educado y nada pendenciero. Licenciado en Económicas, trabajaba en el Ayuntamiento de El Aaiún y acababa de terminar un master. Público intentó sin éxito, y en sucesivas ocasiones, contactar con Mohamed Yadali, responsable de prensa de la wilaya (gobierno civil) de El Aaiún, para conocer la versión de las autoridades marroquíes sobre la muerte del joven.

    "Lo que más nos duele es que ahora querrán decir que estaba metido en problemas. Marruecos va a por los jóvenes educados que son una esperanza para el Sáhara", se lamentaron sus hermanos.

    Una bala entre los ojos
    Lehbib y Jamila relataron que todo ocurrió en la madrugada del miércoles, a las dos y media de la mañana. Tras el partido de fútbol, Said se había quedado un rato con un amigo. El joven salía solo de un cibercafé próximo a su casa cuando dos agentes de la policía lo interceptaron. "Le pidieron la documentación, pero él no la llevaba consigo. Entonces comenzó una discusión y le dispararon". A bocajarro. Entre los ojos. "No era activista ni estaba metido en nada, el único problema es que iba sin identificación; en realidad esto le ha ocurrido simplemente por ser saharaui".

    Los allegados de Said relacionan el asesinato con la participación de algunos de sus familiares en el campamento desmantelado en noviembre. Por este mismo motivo, uno de sus hermanos permanece escondido de las autoridades desde entonces. "En [el campamento de] Gdem Izik incluso nos quemaron el coche y nos obligaron a firmar una denuncia por robo, como si hubiese desaparecido".

    Los padres de Said, que permanecen en El Aaiún, tratan en estos momentos de que se les permita ver el cadáver del joven.

    La noche anterior la pasaron acampados ante el hospital Hassan Ben el Mehdi, pero ni siquiera se les dio acceso cuando su hijo ya estaba en coma irreversible, denuncian. A mediodía de este jueves el personal sanitario les comunicó la muerte sin más explicaciones y sin entregarles informe médico alguno.

    "Desde el principio intentaron sobornarnos para que no difundiéramos esto. Poco antes de comunicarnos su muerte, presionaron a mi madre para que firmara un documento aceptando que fue un accidente, y a cambio el hospital compraría las medicinas para tratarlo. Por supuesto, no firmó. Es lo de siempre: hacer que aquí no ha ocurrido nada", relató el hermano de la víctima.

    Algunas asociaciones de defensa de los derechos humanos basadas en el Sáhara Occidental bajo ocupación marroquí anunciaron que están recabando datos para presentar una querella por la muerte de Said en los tribunales marroquíes.

    [Esta notícia procede de: Público]




    21 de diciembre de 2010 | Público

    Amnistía critica la impunidad de los torturadores en el Sáhara

    Rabat no investiga los abusos cometidos por marroquíes durante los disturbios de El Aaiún

    Derechos pisoteados en medio de protestas, violencia y represión. El título del informe que Amnistía Internacional (AI) ha divulgado sobre el desalojo del Campamento de Gdem Izik, en El Aaiún, es elocuente y describe una espiral de violencia y de violación de derechos iniciada por la brutal intervención de las fuerzas de seguridad marroquíes el 8 de noviembre. Una situación que terminó con los trece muertos que confirma la organización (11 marroquíes y 2 saharauis), más de 200 detenidos, asaltos a edificios públicos, negocios y casas, y numerosos casos de saharauis torturados en total impunidad.

    El documento, elaborado sobre el terreno entre el 22 de noviembre y el 4 de diciembre por una misión de Amnistía, censura la violencia ejercida por ambos bandos, marroquíes y saharauis. Sin embargo, traza una línea divisoria entre las consecuencias que afrontan unos y otros: mientras que 130 saharauis han sido procesados, ningún agente marroquí, ni tampoco los civiles que participaron en asaltos y saqueos de casas, deberá responder por sus actos, al menos según los datos en poder de Amnistía Internacional.

    "Todos los saharauis entrevistados por Amnistía Internacional explicaron cómo habían sido golpeados, torturados o sometidos a otros malos tratos, y la mayoría presentaba cicatrices y heridas visibles, que coincidían con sus testimonios. A pesar de ello, las autoridades marroquíes no han tomado ninguna medida para investigar las denuncias de tortura y otros malos tratos", denuncia la organización internacional.

    Sin las autopsias

    Nadie ha sido investigado por la muerte en circunstancias no aclaradas de dos saharauis (uno, Babi Gargar Hamadi, era también español). Rabat asegura que Hamadi murió atropellado y el otro, Brahim Daoudi, por "un ataque de asma", pero las familias aún no tienen los resultados de las autopsias, lamenta AI. Sin embargo, varios saharauis han sido acusados por homicidios de marroquíes. Víctimas como los jóvenes agentes Yassine Bougataya, de 24 años, y Anas Belhouari, de sólo 23.

    Tampoco se ha abierto una investigación por abusos como los sufridos por una mujer de 60 años, cuyo testimonio recoge el informe: "Cuando estaba saliendo de la tienda [de campaña], tres antidisturbios me golpearon con sus porras, levanté mi brazo izquierdo para protegerme y recibí golpes muy fuertes hasta que un gendarme amable me salvó".

    "Al día siguiente fui al hospital. En la puerta, mi hija dijo que tenía diarrea porque teníamos miedo de decir que me habían pegado. Una vez dentro, conté que me había caído: tenía tres fracturas en el brazo y moratones enormes en piernas y espalda".

    Personas inofensivas como esta saharaui, o un joven discapacitado de 22 años, al que los gendarmes golpearon salvajemente para que luego el juez lo liberara sin cargos, llevan a AI a recordar a Marruecos: "Las agresiones a personas bajo custodia y que no supongan ninguna amenaza son siempre ilegítimas y no deben tolerarse".

    Aunque la organización no logró el permiso para acceder a los saharauis presos, sí habló con sus abogados, que explicaron que la mayoría ha denunciado torturas, "incluido uno que denunció haber sido violado con una botella". De los "más de 130 saharauis procesados", al menos 19 han sido remitidos al tribunal militar "pese a ser civiles", deplora la organización, que recalca que algunos son "conocidos activistas saharauis que propugnan la autodeterminación del Sáhara occidental. Su detención ha hecho aumentar el temor de que las autoridades pretendan implicar a opositores y críticos pacíficos debido a sus opiniones políticas".

    Para acabar con la impunidad, Amnistía insta a Rabat a "garantizar que se realizan con prontitud investigaciones judiciales sobre todos los abusos contra los derechos humanos" o bien a establecer una comisión "independiente" de investigación. En su informe, la organización incluye una recomendación para el Consejo de Seguridad de la ONU: que amplíe el mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara occidental (MINURSO), para que supervise el respeto a los derechos humanos en la ex colonia española y en los campamentos de refugiados de Tinduf.

    [Esta notícia procede de: Público]




    17 de diciembre de 2010 | Nahia

    Las seis mujeres saharauis detenidas han sido víctimas de malos tratos en la Cárcel Negra de El Aaiun

    Desde Thawra, nos volvemos a poner en contacto con vosotros para informaros de que, cómo veníamos avisando, el acompañamiento que iba a realizarse hoy, día 15, para recibir en El Aaiún, a los activistas saharauis procedentes de la Conferencia de Argel, no va a producirse.

    Por primera vez las autoridades marroquíes han presentado cargos penales contra las seis mujeres saharauis detenidas que serán juzgadas por la jurisdicción ordinaria en las secciones primera y segunda de la Sala de lo Penal del Tribunal de Apelación de El Aaiún en el Sáhara Occidental.

    Las detenciones de las Defensoras saharauis de Derechos Humanos ENGUIYA ELKHAWDI y HAYAT RGUEIBI ambas de 20 años, ELKHAIDOUMA ALHAMANI conocida por GhaIia de 29 años, OUM ALFADLI GAOIDA de 48 años, FATIMETOU ASABI de 44 años y AZAHRA ALANSARI se producen en el marco del desmantelamiento del Campamento de Gdeim Izik y las manifestaciones posteriores que tuvieron lugar en la ciudad y el puerto de El Aaiún en el Sahara Occidental, el 8 de noviembre 2010.

    Según confirman las familias de las presas saharauis, tras su detención por los agentes del servicio de secreto marroquí, no les fue permitido visitarlas ni facilitarles suministros durante bastante tiempo, desconociendo tanto la situación en la que se encontraban como el motivo de su detención ya que la Administración penitenciaria se negó a gestionar la solicitud de visita.

    Asimismo las familias manifiestan que todos los detenidos, incluidas las mujeres que se encuentran en la prisión negra del Aaiun en el Sahara Occidental, son víctimas de malos tratos y violaciones de los derechos humanos, con la prohibición de recibir visitas, correspondencia, tramitar quejas y conocer de sus procedimientos, comunicarse telefónicamente o facilitarles suministros, alimentos o medicamentos.

    La visita de las familias al centro de detención, sometidas a control e inspección previa, se realizó en una sala muy estrecha de 21 metros cuadrados y separados de las detenidas por una mampara, situación que impidió a las familias conocer las circunstancias en las que se produjeron las detenciones y los cargos presentados contra ellas, así como el tipo de torturas y malos tratos a las que han sido sometidas debido a las condiciones ambientales existentes en las que se produjo la visita con mucho ruido y bajo la advertencia de los guardas a las reclusas para evitar que hablasen sobre el sufrimiento padecido y las condiciones de su confinamiento.

    La condiciones impuestas para la realización de las visitas fueron de dos miembros por cada familia durante un tiempo máximo de 10 minutos, bajo un ambiente de gritos y ruidos, que no permitió la debida intimidad con las familias, sin respetar el estado físico y psicológico que ello produce en las niñas detenidas y sus madres, las familias no pudieron tener una relación familiar cálida y cercana con las detenidas, especialmente las reclusas que tienen hijos y las prisioneras más jóvenes, que padecen enfermedades crónicas, como Ghalia que es diabética.

    ....

    [Solo se ha reproducido parte de esta notícia.  Léela completa en: Nahia]




    15 de diciembre de 2010 | Hablemos del Sáhara

    SOMETIDOS A AISLAMIENTO LOS 19 SAHARAUIS EN LA PRISION DE SALE EN MARRUECOS

    Ya son 19 el número de presos enviados a la prisión de Salé en Marruecos por su participación en el Campamento Gdeim Izik incluidos defensores de Derechos humanos, ex presos políticos saharauis y miembros de la Comisión de Dialogo del Campamento, que fue desmantelado y arrasado en su totalidad el sábado 8 de noviembre de 2010 después de la violenta intervención de las tropas marroquíes.

    Estas personas que fueron detenidas en diferentes días y lugares han sido enviadas a la prisión en espera de juicio por el Tribunal Militar en Rabat, la primera de las detenciones se produjo el 7 de noviembre 2010, tras el arresto de Enaama El Asfari, durante el asalto al Campamento Gdeim Izik se produjeron las detenciones de Cheij Banga, Mohamed Burial, Mohamed Ayubi, Mohamed Bani, Taghi Machdufi, Abdala Ljafauni detenido en la desembocadura del río Foum Lwad (a unos 25 km al Suroeste del Aaiun) y Alarusi Abdlyalil detenido en Boujador en el Sáhara Occidental, a continuación fueron arrestados en la ciudad de Aaiun en el Sahara Occidental: Abderahman Zeyu, Mohamed Lamin Hadi, Abdalahe Abbah, Mohamed Bachir Butinkiza, Hussein Zawi, Abdalahi Taubali, Daf Daich, Mohamed Tahlil, Bachir Jadi, Hasana Dach y Ahmed Sbaai, el 13 de noviembre de 2010 seis de las personas detenidas del primer grupo fueron presentadas ante la Fiscalía General de la Corona en la Corte de Apelación de El Aaiún, que se inhibió en el proceso a favor de la jurisdicción militar, de igual forma que con el resto, todos ellos han sido detenidos e interrogados por la gendarmería y los diversos cuerpos de inteligencia marroquí.

    Sus familias manifiestan que se les ha dificultado el acceso para visitarlos en la cárcel, después de viajar cientos de kilómetros, a pesar de disponer del permiso para visitarles emitido por el Procurador General de la rey y el magistrado de la corte marcial de Rabat en Marruecos, pudieron visitarlos a las 3 semanas de su detención.

    Las familias informaron que estas visitas fueron muy cortas y en condiciones inhumanas, detrás de mamparas por lo que desconocen las condiciones de los detenidos, los cargos imputados a cada uno de ellos y las torturas y malos tratos a los que están siendo sometidos durante su custodia, permanecen aislados sin poder visitarles después de que la Comisaría General de la Administración Penitenciaria les haya privado de los derechos más básicos, encontrándose incomunicados, sin poder recibir llamadas telefónicas, escribir, leer, recibir visitas, privados de la nutrición, tratamientos e higiene adecuadas y sin permiso para enviar y recibir correspondencia.

    Las familias de los saharauis están preocupadas por estas prácticas contrarias a la legislación básica que regula el trato a los prisioneros, Ley 23/98 de la legislación marroquí, que podría tener graves repercusiones para la salud física y mental de los detenidos, especialmente aquellos que sufren enfermedades crónicas tras haber padecido en varias ocasiones detenciones por motivos políticos debido a su posición o su participación en manifestaciones pacíficas, a favor del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui en el Sahara Occidental.

    EL Colectivo de Defensores de Derechos Humanos Saharauis CODESA adjunta a esta nota las fotos de los detenidos saharauis que fueron han sido enviados a la prisión de Salé en Marruecos.

    Las primeras siete fotografías corresponden a Defensores de Derechos Humanos.
    Las siguientes doce fotografías corresponden a miembros del Comité de Dialogo del Capamento Gdeim Izik y otros prisioneros relacionados.

    [Esta notícia procede de: Hablemos del Sáhara]




    7 de diciembre de 2010 | Poemario por un Sáhara Libre

    Detención y torturas a dos menores del campamento saharaui de Gdeim Izik

    Fuente CODESA
    El Aaiun. 06/12/2010

    El menor saharaui de 15 años, Ahmed Kentaui, fue secuestrado por miembros del ejército y la gendarmería marroquí el pasado 8 de noviembre en el Campamento saharaui de Gdeim Izik después de haber estado acompañado por su madre.

    A pesar del intento de la madre de persuadir a los agentes marroquíes de impedir que lo lleven éstos lo trasladaron en un camión militar y después en vehiculo de la gendarmería. El menor fue sometido a sesiones de torturas y vejaciones por los militares. Luego fue conducido a un centro el en que se unió a grupo de saharauis que estaban detenidos en las dependencias de la gendarmería de El Aaiun Sahara Occidental.

    Ahmed Kentaui afirmó que estuvo durante cuatro días sometido a continuos maltratos y torturas por haber estado en el campamento saharaui de Gdeim Izik antes de ser desmantelado brutalmente por las fuerzas marroquíes.

    El menor una vez dentro de la comisaría lo sometieron a un interrogatorio sin la presencia de sus padres siendo éste menor de edad. El adolescente lo trasladaron el día 12 de noviembre ante al procurador del rey y el juez del tribunal de primera instancia para ser liberado con signos de torturas que se ven en todo su cuerpo.

    Otro menor saharaui conocido como Mohamed Lamin Suleima, que sufre transtorno psicológico por haber sido torturado anteriormente por esos mismos agentes ha sido víctima de torturas durante cuatro días al igual que muchos jóvenes saharauis a raíz de las protestas que se originaron en El Aaiun tras el violento desalojo del campamento de la dignidad saharaui.

    [Esta notícia procede de: Poemario por un Sáhara Libre]




    6 de diciembre de 2010 | Deia

    Testimonios desde el dolor

    Dos mujeres que permanecen escondidas en Smara (Sahara Occidental) relatan las atrocidades cometidas por los marroquíes desde el desmantelamiento del campamento de protesta de Gdaim Izik.

    EL Primer Ministerio está en Rabuni, que dista unos treinta kilómetros del campamento de El Aaiún, el segundo más poblado de la región de Tinduf, que acoge además otros tres campamentos principales (Smara, Djala y Awsera). En total viven en este territorio cerca de 165.000 saharauis. Argelia los acoge en sus tierras y les ha cedido una buena porción de desierto, kilómetros y kilómetros de un paisaje triste, sin indicios, que ellos gestionan como pueden. Rabuni está en la mitad de esa inmensa nada arcillosa y ahí se concentran los esfuerzos de todo el Primer Ministerio. En el edificio trabajan el primer ministro saharaui (Abbas El Fassi) y el director de la administración general (Mohamed Moulud Ergeibi), junto con sus colaboradores.

    Muchos de los testimonios que llegan desde los territorios ocupados por Marruecos convergen aquí, principalmente a través del correo electrónico o vía Skype. Abdul Mohamed Salem es el encargado de recoger toda esa información, y lo hace por las tardes, día a día. Abdul se encierra en una pequeña habitación amarilla, ajada por los rigores del calor diurno y por las extremas heladas que la noche regala en estos asombrosos parajes. Un sofá marrón y otro negro flanquean su mesa, que soporta el peso liviano de un ordenador portátil y de una bandera del RASD (República Árabe Saharaui Democrática). En la pared cuelga un diminuto y polvoriento retrato del presidente, Mohamed Abdelaziz. El olor a menta del té espumoso lo impregna todo y enciende los sentidos de Abdul, concentrado en la pantalla del ordenador y en los pequeños destellos rojos que emite el Skype, programa que permite hablar con otras personas a través de internet.

    Sorbe la pócima del desierto y vuelve otra vez al ordenador. Le están llamando. "Es J.M.", dice entusiasmado. "Es una mujer saharaui que estuvo en Gdaim Izik, el campamento atacado en el Aaiún. Ahora se esconde en Smara. Ella os puede contar cosas, pero no podéis publicar su nombre. Irían a buscarla y la prenderían". J.M, entonces. "Salm Alikum", la chica se presenta, saluda en hasanía (dialecto árabe) pero prosigue en un perfecto español: "El ataque fue a la madrugada. A las cinco de la mañana los policías y militares habían rodeado el campamento y a las seis atacaron. Lo hicieron con todas las armas que tenían, y también hubo disparos. Yo pude ver al menos a dos muertos. A uno lo conocía. Se llamaba Regreg y tiene dos hijos. El campamento estaba lleno de jóvenes, de mujeres, de niños y de ancianos, y no tuvieron piedad con nadie, le pegaron a todo el mundo".

    Desprotegidos

    J.M. se toma un respiro y vuelve a los hechos de aquel fatídico despertar: "Los más jóvenes hicieron frente a la Policía con piedras y con botellas que llenaron con gasolina, lo único que tenían; gracias a ellos pudimos escapar, porque nos hicieron un pasillo de seguridad. Pero hay personas a las que les cogió la noche en el campamento, porque los incidentes se prolongaron todo el día. Luego los enfrentamientos se trasladaron a El Aaiún, donde se alargaron hasta la una de la madrugada. En el campamento había 800 jaimas y más de diez mil personas. Muchos han desaparecido, no sabemos dónde están, pero a algunos ya los han encontrado. Hace poco hallaron 16 cuerpos que los marroquíes habían tirado a un pozo". J.M. describe los hechos sin alterarse, con la voz serena de quien los ha repasado una y otra vez: "En Gdaim Izik había 800 jaimas y las quemaron todas; además, los militares y la Policía robaron todo lo que había dentro. Aquello fue terrible, pero lo que ha ocurrido después es peor. Apenas podemos salir a la calle. Los militares se han ido pero las calles están tomadas por la Policía y por los civiles marroquíes, y entre todos están robando a los saharauis. Han robado en tiendas, han robado en casas y han robado coches. El propio rey de Marruecos les ha incitado a hacerlo. Es una vergüenza". Ahora sí se ha alterado un poco y su voz resuena en la sala como un salmo: "Es una vergüenza, una vergüenza, tenéis que hablar de esto cuanto antes, para que alguien ponga fin a esta injusticia. Nosotros no pedimos nada más que protección. Los saharauis estamos totalmente desprotegidos en nuestra propia tierra. Es injusto, totalmente injusto".

    Insultos y vejaciones

    J.M. se oculta en un barrio céntrico de Smara, y tiene miedo a salir fuera. Su vecina, S.M.A., fue agredida hace poco cuando pasó a recoger a sus hijas por el colegio. J.M. la llama y ella accede a hablar. Su voz es más grave y titubeante, aunque las declaraciones son igual de contundentes. Ella habla hasaní, y traduce Abdul: "Las mujeres marroquíes nos insultan y nos provocan, y les dicen a sus hijos que peguen a los nuestros, que muchas veces llegan a casa con el ojo hinchado o con algún golpe en el cuerpo. Eso pasa en las escuelas de Mohamed V, Mulay Rasid y en Marcha Verde, que nosotras llamamos Marcha Negra, porque es como el infierno". "Tenemos miedo de salir a comprar alimentos -prosigue-, y son los chicos jóvenes los que se arriesgan. No podemos denunciar a nadie, la ley no está a nuestro favor, la Policía no está a nuestro favor... Tenemos miedo porque no sabemos cuándo tirarán nuestra puerta para entrar en nuestras casas, como si fuéramos terroristas. ¡Nosotros no somos terroristas!". S.M.A. se desahoga y sus palabras son un SOS que nadie atiende y que se pierde en los cauces arenosos de despachos lejanos, donde queda archivado.

    Impunidad en las cárceles

    La situación se ha calmado tanto en El Aaiún como en Smara, pero los saharauis, que apenas son el 20% de la población total del Sahara Occidental, viven en la penumbra. No se atreven a salir a la calle por miedo a las represalias de los vecinos marroquíes, no se atreven a preguntar por los desaparecidos (corren el riesgo de ser detenidos), no se asoman a los hospitales (se arriesgan a recibir una paliza). Y hay cosas peores. "Las mayores injusticias las hacen en las cárceles. Nadie sabe cuántos saharauis están detenidos, ni cuántos han desaparecido. Pero sí sabemos lo que les pasa a los que van a la cárcel, porque algunos han salido y lo han contado. A una mujer la hicieron sentarse sobre una botella, así, literalmente. A otra muchacha, Elgalia, le cortaron la cabeza. Todo eso lo estamos viviendo nosotros. ¿Europa va a hacer algo? ¿Francia? ¿España? ¿Alguien va a hacer algo? ¿La ONU va a hacer algo", pregunta entre disimulados lamentos J.M.

    La ONU tiene desplegados observadores desde hace tiempo, pero al parecer los miembros de Minurso no pasan de ser meros observadores, testigos mudos de las injusticias que sufren los saharauis a diario. Así lo entiende J.M.: "Los observadores de la ONU están aquí, pero se quedan mirando, y a veces ni eso, ni siquiera quieren observar. Otras veces las autoridades marroquíes no les dan permiso para ir al lugar donde han ocurrido enfrentamientos o ataques". J.M. asegura tener pruebas visuales de muchos de estos atropellos, y detalla que, en las últimas fechas, los civiles marroquíes, colonos e hijos de los colonos "son el auténtico peligro, porque están envalentonados y quieren nuestras propiedades. Quieren echarnos de aquí, pero no lo van a conseguir. El mundo tiene que conocer esto, necesitamos que se sepa lo que pasa, porque no queremos perder a más familiares". J.M. da las gracias y se despide de Abdul, soltando la última proclama de quien se ve acorralada: "No nos van a echar de aquí. Nunca".

    [Esta notícia procede de: Deia]




    27 de noviembre de 2010 | GuinGuinBali

    Human Rigth Watch confirma las torturas a saharauis


    La ONG estadounidense Human Rigth Watch ha hecho hoy público un informe contundente respecto al clima de represión que se vive en El Aaiún desde que las fuerzas de seguridad desmantelaran por la fuerza el campamento Gdeim Izik. Ataques a civiles, torturas a detenidos "incluso insconscientes" y bloqueo informativo son algunas de las denuncias que documenta.

    "Las fuerzas de seguridad tienen el derecho de utilizar una fuerza proporcionada para prevenir la violencia y proteger vidas humanas, pero nada puede justificar golpear a personas bajo custodia hasta caer inconscientes", afirma Sarah Leah Whitson, directora de HRW para Oriente Medio y Norte de África mediante un comunicado de prensa, en el que aparecen los testimonios de varias víctimas.

    La organización denuncia que las fuerzas de seguridad de Marruecos cometieron "repetidos abusos" y golpes a los saharauis detenidos tras los disturbios del 8 de noviembre en las afueras de El Aiún.

    "Las fuerzas de seguridad marroquíes también atacaron directamente a los civiles", concluye en su último informe sobre la situación, en el que también pide a las autoridades de ese país que cese "inmediatamente el abuso contra los detenidos y realice un investigación independiente" a ese respecto.

    El documento incluye las informaciones oficiales facilitadas por parte de Marruecos de que 11 miembros de las fuerzas de seguridad y "al menos dos civiles" murieron durante los disturbios.

    En este sentido, dice que no ha podido comprobar por sí misma la cifra de muertos y heridos, aunque sí ha comunicado al ministerio del Interior marroquí que tiene pruebas de que agentes marroquíes "dispararon el 18 de noviembre en El Aiún hiriendo a civiles", y que también protagonizaron otros "ataques violentos contra saharauis. Al día siguiente, las autoridades marroquíes lo negaron".

    También documenta que las fuerzas de seguridad participaron junto con civiles marroquíes en ataques de represalia contra civiles saharauis en sus propias casas. Y que a los heridos, posteriormente, no se les permitió acudir a los hospitales para recibir tratamiento médico.

    "Tales conductas, además de golpear a detenidos, no pueden ser vistas como un uso de la fuerza legítimo para prevenir o detener actos de violencia por parte de manifestantes", recalca la organización.

    Asimismo señala que las autoridades del país magrebí detuvieron tras los incidentes a cientos de saharauis, de los que "todavía retienen a un centenar. Nueve han sido trasladados a Rabat" como parte de la investigación que "sigue un tribunal militar, según han comunicado a HRW sus abogados".

    La organización humanitaria denuncia igualmente las restricciones para el acceso a la información que Marruecos ha impuesto sobre El Aiún, permitiendo la entrada con cuentagotas de medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales.

    HRW informó de que Marruecos impidió dos veces que uno de sus investigadores tomase un avión hacia El Aiún el 11 de noviembre, aunque al día siguiente le permitió el vuelo y que permaneció en el territorio hasta el 16 de noviembre realizando entrevistas a civiles y policías, al igual que al gobernador de El Aiún, Mohamed Jelmous.

    Whitson expresó su satisfacción porque "Marruecos ha cambiado el rumbo y nos ha permitido investigar en El Aiún, pero un Gobierno que repetidamente dice que no tiene nada que ocultar debería demostrarlo, permitiendo a toda la prensa y a las ONG entrar y recoger información sin obstáculos"

    HRW señaló también que intentará vigilar la investigación oficial abierta por el fiscal marroquí del tribunal de apelaciones de El Aiún, así como el tratamiento dado a las víctimas de derechos humanos que lo denunciaron.

    Según la organización, en esos ataques participaron policías de unidades antidisturbios y fuerzas auxiliares, "que asisten a otros cuerpos de las fuerzas de seguridad y que no forman parte del ministerio del Interior".

    Asimismo HRW asegura haber detectado abusos en las detenciones durante el proceso de custodia, "incluidas palizas que dejaron a algunos de los detenidos inconscientes, además de que les orinaron encima y les amenazaron de violación"."El abogado de uno de los detenidos comunicó al juez que su cliente había sido violado, y muchos otros recibieron palizas y otros abusos", relata la organización, que señala también que Marruecos no ha permitido a los familiares de los detenidos ir a visitarles, según les dijeron esas personas en diversas entrevistas.

    En su informe incluye, entre otros, el relato del saharaui Ahmed Yeddou Salem, de 34 años, quien como ya contó también para GuinGuinBali, dijo a HRW que en la mañana del desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik, fue detenido por gendarmes marroquíes que lo "golpearon y patearon hasta perder la consciencia". Y después pasó cinco días en una celda junto otros 72 detenidos.

    MALESTAR EN MARRUECOS CON EL PARLAMENTO EUROPEO
    Seguramente el informe de HRW será recibido con el mismo disgusto en Rabat que la aprobación por unanimidad, en el Parlamento Europeo, de una resolución que pide que la ONU lleve a cabo una investigación independiente y permita el libre acceso de la prensa al Sáhara. El ministro de Comunicación, portavoz del Gobierno marroquí, Khalid Naciri, la calificó hoy en rueda de prensa -según informa la Agencia de Noticias de Marruecos (MAP)- de "parcial e injusta" además de "precipitada y no objetiva".

    “Lamentamos enormemente que el Parlamento Europeo haya dado la razón al partido popular español, que se comprometió en una campaña hostil y desenfrenada contra Marruecos”, destacó el ministro. ¿“Por qué el PP, durante la larga noche franquista, no escribió ni una línea a favor del pueblo saharaui? ”, se preguntó el ministro, precisando que “los que creen que pueden amputar a Marruecos de su Sahara, se equivocan”.

    En el mismo tono desafiante, según la información difundida por MAP, el ministro continuó: “Ahora, hay ciertos aprendices de brujo que han hecho creer que Europa podía ganar algo poniendo de rodillas a Marruecos. Marruecos pueblo orgulloso y con confianza en sí mismo, no se arrodillará jamás”, insistió.



    [Esta notícia procede de: GuinGuinBali]




    31 de octubre de 2010 | Revista África

    Sahara Occidental: la dignidad masacrada

    El ejército marroquí no conoce de límites. Lleva varios días impidiendo, por todos los medios, que el agua, los alimentos y las medicinas lleguen a un campamento improvisado en las afueras de El Aaiún ocupado, donde miles de saharauis acampan, desde el 10 de octubre, para protestar contra la humillación y la exclusión a la que son sometidos por el reino de Rabat hace 35 años. A punta de pistola y golpizas, tampoco permiten que se sigan sumando más personas a las ya concentradas en el lugar. Al parecer las órdenes son muy claras: matar si es necesario. Y así lo hicieron.

    En la tarde del domingo, ocho ciudadanos saharauis que intentaron sortear los controles policiales establecidos alrededor del campamento improvisado de Agdaym Izik (a unos 18 kilómetros al este de El Aaiún) fueron blanco de la metralla del ejército marroquí, una vez este fue avisado.

    Elgarhi Nayem Foidal, de 14 años, no llegó con vida al hospital después de recibir varias heridas de bala, mientras se desconocía el estado de gravedad del resto, pues fueron trasladados a un hospital militar rodeado de controles al que no pueden acceder ni los familiares de las víctimas. Uno de los heridos falleció el lunes, pero ninguna de las familias sabe exactamente si es su muerto, pues los efectivos no dicen una palabra sobre el asunto.

    Todo esto, mientras el enviado de la ONU para el Sahara Occidental, el estadounidense Christopher Ross, se encontraba de gira por Marruecos con el declarado propósito de que su gobierno y el Frente Polisario se sienten a dialogar el mes próximo en Nueva York. Para ello se reunió hasta con el mismísimo rey Mohamed VI.

    Se trata de otra de las llamadas reuniones informales que hasta el momento no han dado resultados, pues el régimen de Rabat solo quiere proponerle al pueblo saharaui una autonomía, mientras este demanda que se le conceda el derecho a su autodeterminación.

    De seguro el ataque del ejército marroquí a los manifestantes pone la suficiente pimienta para que la tensión sea cada vez más picante, y se radicalice aún más la posición de un pueblo hastiado de la ocupación y el saqueo.

    Sahara Occidental: la dignidad masacradaEl Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y secretario general del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, pidió al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, que intervenga con «urgencia» para evitar nuevas masacres. Ya las autoridades saharauis habían alertado con anterioridad sobre la posibilidad de que ocurrieran hechos como los del fin de semana, pero una vez más los llamados y denuncias fueron recibidos por oídos sordos, y la credibilidad de ese organismo internacional continúa bailando en un hilo.

    Hoy, en los acantonamientos de jaimas (casas de campaña) se encuentran unas 20 000 personas. A pesar de que los efectivos marroquíes fortalecen cada vez más su bloqueo a punta de cañón, algunos saharauis se arriesgan a morir cuando intentan llegar a Agdaym Izik.

    Tampoco falta la violencia psicológica. Los helicópteros marroquíes que sobrevuelan la zona en la mañana, durante la noche apagan sus luces, y pasan bien pegados al suelo, simulando aterrizajes, para atemorizarlos. La policía deja pasar subrepticiamente a marroquíes con la intención de que entren en las jaimas a amenazar a sus moradores.

    Sahara Occidental: la dignidad masacradaSin embargo, los acantonados ni siquiera han mencionado la palabra independencia. Si en respuesta a sus protestas pacíficas por reivindicaciones sociales el ejército marroquí tiene la libertad de matar, imagínense qué podría ocurrir si hablan de una patria independiente.

    Algunos medios de comunicación mal intencionados han usado la ausencia de demandas independentistas en esta protesta, para minimizar la causa saharaui. Pero como destaca Sahara Today, cuando se les pregunta si la autodeterminación se encuentra entre los derechos que reclaman, contestan que «está en el corazón de todos los saharauis y Marruecos lo sabe», pero proclamarlo sería «hacerse el “haraquiri”», pues daría excusas al ejército para desmantelar el campamento por la fuerza.

    La lista de víctimas sigue creciendo y la experiencia de los «campamentos de la dignidad» —así se conoce ya a Agdaym Izik— se ha repetido en otros lugares como en Smara ocupada. ¿Seguirá Rabat asesinando inocentes? ¿Acaso Christopher Ross le jalará las orejas a Mohamed VI?

    [Esta notícia procede de: Paper Blog]




    15 de octubre de 2010 | Delegación saharaui en España

    Grave represión marroquí en la ciudad saharaui de Bojador ocupado



    Varios ciudadanos saharauis resultaron heridos después de la brutal intervención de las fuerzas de ocupación marroquíes después de un éxodo masivo de los habitantes de la ciudad de Bojador.

    Decenas de personas han llevado a cabo una manifestación el jueves por la noche fuera de la ciudad en protesta por ellos sobre la política de la ocupación, de empobrecimiento y marginación de la población saharaui, mientras los colonos marroquíes reciben subvenciones y viviendas.

    Las fuerzas de ocupación intervinieron con brutalidad contra los manifestantes sobre a las diez de la noche, hiriendo a dos jóvenes, Babeit Mohamed Lamin y Buamud Lejlifi, antes ser arrestados y conducidos a un destino desconocido.

    A raíz de esta intervención, varias personas fueron heridas, entre ellas la ancianda Aicha Larois Sidahmed Ali; Hamdi Hbadi; Abdul Rahman Hbadi; Faras Emboirik; Mahmud Sudani; Mrabih Ma El Ainin.

    Hay que señalar que las fuerzas de ocupación marroquí mantienen aislado todavía el barrio de Leghboibat, en donde se ha desarrollado una manifestación esta mañana para denunciar la intervención brutal contra los ciudadanos saharauis y el asalto a varias casas, entre ellas la de la familia Ahel Waddi, Ahel Bachir, Ahel Hammia, Ahel Suedahmed, Ahel Dafa, Ahel Kueirir, Ahel.

    Entre los heridos graves están los ciudadanos sahararauis, la joven Buta Jaya y su hermano Nafi Jaya, Mohamed Salem Samad y también su hermano Brahim Samad, Mahfud Semlali, Said Zreibii, Hamani Ali, Mohamed Lakhal, Fneish Said y Nueinu Maata Mulana. Hasta este tarde sigue siendo declarado el estado de alerta y persecución contra las familias saharauis en Bojador.

    [Esta notícia procede de: Delegación saharaui en España]




    23 de septiembre de 2010 | Saharatoday

    Denuncian en Ginebra tratos “degradantes e inhumanos” infligidos por Marruecos contra la población saharaui

    En su intervención en el marco de la 15 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, el defensor de derechos humanos El Mami Amar Salem, denunció la situación de las prácticas de “tortura” y otros tratos “degradantes e inhumanos” infligidos por las fuerzas marroquíes contra la población civil saharaui y muy particularmente contra los presos políticos, los desaparecidos y los activistas de derechos humanos.

    El Mami Amar Salem en representación del Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos (CODESA) y la Organización Saharaui Contra la Tortura (OSCT), indicó que esta política represiva de la ocupación marroquí tiene como fin “aterrorizar a la población y aniquilar cualquier deseo legítimo de expresar su opinión a cerca de la autodeterminación e independencia del pueblo saharaui”.

    En este sentido, el defensor saharaui lanzó un llamamiento urgente a la comunidad internacional en su conjunto, y muy especialmente el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, por velar que se respete la Convención contra la tortura, firmada y ratificada por el gobierno marroquí.

    Así, solicitó la creación de Comisión Internacional de Investigación ante “la persistencia y gravedad de la práctica de la tortura que ha alcanzado más de 30.000 ciudadanos saharauis desde el inicio de la invasión marroquí en 1975?.

    Los responsables de estos crímenes de lesa humanidad deben responder por sus actuaciones y el reino de Marruecos debe facilitar la tarea de una justicia independiente e imparcial a tal efecto, insistió.

    Al mismo tiempo, el defensor saharaui de derechos humanos pidió que se ejerzan las presiones pertinentes sobre las autoridades marroquíes para que pongan en libertad a todos los presos políticos saharauis, tales como Ali Salem Tamek, Hamadi Nasiri y Brahim Dahane, todos destacados defensores de derechos humanos de prestigio internacional y considerados presos de conciencia por Amnistía Internacional y numerosas organizaciones internacionales.

    Ginebra, 23/09/2010

    [Esta notícia procede de: Saharatoday]




    15 de septiembre de 2010 | Saharatoday

    Kenán, la chispa que hizo saltar la Intifada

    Se llama Ahmed Mahmud Mohamed Ali Ahmed Salem, pero todos le conocen por Kenán. Tiene 33 años y el último tercio de su vida se la ha pasado entrando y saliendo de las cárceles marroquíes. Su traslado a una prisión de Agadir en mayo de 2005 fue la chispa que hizo saltar la Intifada saharaui. Este miércoles lo vuelven a juzgar.

    Esta es la historia de un joven saharaui que se ha pasado los últimos nueve años de su vida entrando y saliendo de las cárceles marroquíes. No es el único, pero la historia de Kenán simboliza el calvario que viven muchos saharauis en estos tiempos. Además, su traslado a una prisión de Agadir en 2005 está en el origen de la Intifada saharaui.

    La primera vez que entró en prisión fue en 2001, acusado de agredir a un policía. Tras cumplir un año de cárcel y poco después de salir en libertad, volvieron a detenerlo en Agadir, en esta ocasión por insultar al rey. Aunque él lo niega, la pena fue de tres años.

    En 2004, mientras cumplía condena en la Cárcel Negra de El Aaiún, escribió al procurador del Rey para renunciar al pasaporte marroquí, tras lo cual el Frente Polisario le mandó un pasaporte a su casa. En mayo de 2005 fue trasladado sin previo aviso a la prisión de Inzegan, en Agadir. El día 21, sus familiares y amigos fueron hasta el juzgado de El Aaiún para interesarse por Kenán, pero fueron recibidos a palos.

    A partir de ese momento, una ola de manifestaciones sacudió a los territorios ocupados del Sahara Occidental, en lo que se denominó la Intifada saharaui. Cada día se producía una protesta y cada día era reprimida con violencia. Centenares de personas fueron golpeadas, detenidas y enviadas a prisión, entre ellos destacados activistas como Brahim Dahane, Hmad Hamad, Aminatou Haidar, Ali Salem Tamek, entre otros.

    De nuevo en libertad, en 2006, cuando se dirigía a Bojador junto a su hermano, Brahim Sabbar y Ahmed Sbai para crear una asociación de Derechos Humanos, Kenán fue de nuevo detenido y acusado de agresión a la policía. Le cayeron otros tres años de cárcel.

    Tras salir de prisión el año pasado y estando en una cafetería de Rabat, veinte policías irrumpieron en el local, le vendaron los ojos y lo llevaron a Temara, un pueblo próximo a la capital donde existe una cárcel secreta bajo tierra del régimen marroquí. Durante 19 días lo torturaron sin parar. Su familia supo que estaba allí porque un amigo suyo, que también había sido trasladado a Temara, había oído sus gritos

    Entonces se pusieron en marcha. Recorrieron juzgados y tribunales, preguntaron a las autoridades y a las organizaciones de Derechos Humanos. Durante un mes y veinte días anduvieron buscándole. En ese momento le trasladaron a la prisión de Okasha, en Casablanca, el 15 de noviembre del año pasado. Sobre él pesan acusaciones de todo tipo, venta de drogas, tráfico de armas, fabricación de dinero, pertenencia a banda criminal y falsificación de documentos.

    Tras mucho insistir, su familia recibió la confirmación de que estaba en Okasha el 17 de diciembre de 2009. Durante ocho meses estuvo incomunicado en una celda, hasta que por fin pudo recibir visitas de sus familiares. Su juicio se ha pospuesto hasta en tres ocasiones, el 10 de junio, el 28 de junio y el 13 de julio. La nueva convocatoria es este miércoles, 15 de septiembre, en Casablanca.

    [Esta notícia procede de: Saharatoday]




    15 de septiembre de 2010 | 20 minutos

    La Policía marroquí golpea y deja parapléjica a una joven saharaui

    * La agredida trataba de proteger a una embarazada.
    * Los agentes irrumpieron en su casa y apalearon a su familia.
    * Un tratamiento en España podría devolverle la movilidad.


    Es otra historia cruel y habitual localizada en el norte del Sáhara Occidental. Los habitantes de El Aaiún malviven hacinados entre incómodos silencios en el trastero del mundo. Pero alguna vez se sobreponen al pánico y rompen sus faringes para gritar consignas de libertad. Y la libertad es proporcional a los minutos que invierte la Policía marroquí en aparcar sus lecheras en el desierto, ajustar los cascos antidisturbios y golpear aire, brazos, dignidad y cerebros.

    La rabia derrotó a la mesura el pasado 30 de agosto. Un grupo de jóvenes se concentraron en cualquier calle y aullaron contra la ocupación. La Policía marroquí corrió y empezó la caza. La dispersión despejó la calle en menos de un minuto. Pero los agentes localizaron presas en casas colindantes y comenzó la segunda fase de la represión: acceder a propiedades privadas y golpear indiscriminadamente a ciudadanos saharauis.

    Agresiones físicas
    La familia Foucraui auxilió a un grupo de jóvenes que burlaban las porras de la Policía. Hasta que la Policía burló la puerta de su domicilio. Y comenzó la recreación alauí de La naranja mecánica. Los golpes cortaron el aire, hasta que uno cortó la espalda de la joven Foucraui. Literal. Intentaba proteger a una mujer embarazada de la agresión policial cuando un mal golpe la dejó inmóvil e insensible de cintura para abajo. La familia la trasladó a un hospital de El Aaiún, pero ante la precariedad de los recursos humanos del centro médico, varias familias recaudaron 600 euros para trasladarla a la ciudad de Agadir.

    Ahora descansa en una habitación y espera los resultados de unas pruebas que determinarán si la lesión es reversible o definitiva. Aunque los primeros análisis sugieren que un traslado a España sería clave para recuperar la movilidad. Algunas ONG que trabajan sobre el terreno gestionan su viaje, pero los costes del traslado han imposibilitado, por el momento, esta opción.

    La familia ha denunciado la agresión ante la Policía, pero la Policía es marroquí. "Es inútil luchar contra las instituciones. Es acusar al propio sistema de los abusos que comete", explica el observador civil Pablo Álvarez desde El Aaiún. Antes de colgar informa de que enviará la historia y las fotografías de dos mujeres saharauis atropelladas intencionadamente por un Policía. Recientemente envió el testimonio de un joven al que amenazaron con violar a orillas de un río. Llueve sobre mojado.

    Un juicio justo o su liberación
    Tres activistas saharauis detenidos el pasado mes de octubre tras viajar a los campos de refugiados en Tinduf (Argelia) anunciaron este lunes su intención de iniciar una huelga de hambre de 48 horas para exigir un juicio justo o su liberación incondicional. Los tres fueron arrestados en Casablanca hace once meses, junto con otros cuatro activistas, acusados de "atentar contra los intereses de la nación" por haber supuestamente contactado durante su estancia en Tinduf con altos cargos del Frente Polisario y de la seguridad militar argelina.

    [Esta notícia procede de: 20 minutos]




    13 de septiembre de 2010 | Asociación ASPA

    Montaje de fotografías sobre la situación de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental Ocupado.

    Violación de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental Ocupado from Asociación ASPA on Vimeo.

    Este video forma parte de la Exposición: "Sahara, soñando con el reencuentro.

    [Este vídeo procede de: Asociación ASPA]




    11 de septiembre de 2010 | San Borondón

    Un niño saharaui de trece años muere a manos de un colono marroqui en Tan-Tan

    Desde el Observatorio de DDHH para los Teritorios Ocupados del Sahara Occidental denuncian que "una vez más un colono movido por el odio fomentado por las altas esferas del Majzen asesina cruelmente a un saharaui,con toda impunidad"

    Esta vez la víctima,desgraciadamente es un inocente niño que acababa de cumplir los trece años,su única culpa ha sido el haber nacido Saharaui.

    Se trata de Salek ould Mohamed Omar de trece años que murio como consecuecia de la brutal paliza por parte de un colono marroqui en la ciudad de Tantan.

    La trágica agresión se produjo el pasado día 19 de agosto cuando el niño jugaba en la compañía de de varios amigos que también sufrieron la agresión de este colono.

    Salek Ould Mohamed Omar fue llevado con urgencia al hospital despues de sufrir un coma profundo,pero la complicacioó de las heridas sufridas no se pudo evitar el fatal desenlace.

    Familias saharauis del lugar organizaron una manifestación en silencio para mostrar las condolencias a la familia de la víctima y exigir el enjuciamiento del agresor o agresores.

    Desde el Observatorio de DDHH para los Teritorios Ocupados del Sahara Occidental muestran su repulsa por estos actos criminales que cada dia se suceden al mismo tiempo hacemos llegar nuestro dolor a la familia de Mohamed Omar en estos momentos dificiles.

    Asimismo solicitan que haya un mecanismo Internacional para la protección de la población saharaui en los territorios ocupados del Sahara Occidental

    [Esta notícia procede de: San Borondón]




    23 de agosto de 2010 | Tercera Información

    Marruecos tortura a un incapacitado y agrede a los saharauis

    La noche del 20 al 21 de agosto de 2010, la policía marroquí, vestida de paisano, irrumpió en varias viviendas, domicilio de saharauis en el Barrio Maatala de El Aaiún ocupado, agrediendo a sus moradores por el simple hecho de haber estado participando en una manifestación pacífica reivindicando el derecho de autodeterminación.

    Dos de las viviendas pertenecen a los ciudadanos saharauis MOHAMED FADEL LEHBIB y MOHAMED SALEM BUUMUD. En esta intervención fueron agredidos brutalmente los jóvenes JAMAL ALHSEINI, LUALI ALHSEINI, ABDELGHANI KABDANA e IBRAHIM BOUUMUD. Al mismo tiempo en los alrededores del barrio fue interceptado por la llamada "Brigada de la Muerte", bajo el mando de los inspectores marroquíes MOHAMED ELHASOUNI y ABDELHALI EL ALAOUI, el ciudadano saharaui SAID HADDAD, el cual padece una discapacidad física que le impide caminar (ver fotografía). SAID HADDAD fue detenido y conducido a un vehículo policial estacionado allímismo, donde fue torturado. Se encuentra herido y con todo el cuerpo señalado por las huellas del salvaje maltrato al que fue sometido.

    Mientras todo esto sucedía, los vecinos y vecinas del barrio fueron forzados a permanecer encerrados en sus casas, coaccionados con amenazas y con la prohibición expresa de salir de sus respectivos domicilios y de reunirse o pararse en un sólo lugar, debiendo estar circulando en todo momento. El Barrio Maatala estuvo cerrado por miembros del Servicio de Inteligencia ayudados por policías motorizados y apoyados por varios vehículos de la policía secreta en coches civiles provistos de cámaras usadas para filmar cualquier movimiento de los vecinos y vecinas.

    Esta notícia procede de: Tercera Información]




    23 de agosto de 2010 | El Sáhara de los Olvidados

    Brutal agresión de la policía y militares a los activistas defensores de los DD.HH.

    A las dos de la madrugada del día 22 a 23 de agosto de 2010, ANTONIO VELÁZQUEZ (turista de nacionalidad mexicana), ISABEL TERRAZO (turista de nacionalidad española) y otras dos turistas, también de nacionalidad española, más concretamente de Aragón, estaban esperando el regreso desde Argel de los cinco activistas defensores de DD.HH entre los que se encontraban SULTANA JAYA, BRAHIM SABBAR, ANASSIRI y MHAMED HAMMAD.

    La gente estaba festejando pacíficamente en el Barrio de Maatala el regreso de los cinco activistas saharauis que habían estado participando en la Universidad de Verano de Boumerdas (Argelia). Toda la zona se encontraba rodeada de militares y de policías vestidos de civil. Todos ellos portaban porras en las manos, listos para actuar. Allanaron varias casas de saharauis y se fueron directamente a por BRAHIM SABBAR, ANASSIRI, SULTANA JAYA y HMAD HAMMAD a quienes tiraron al suelo golpeándolos brutalmente tanto con las porras como con los puños.

    También hicieron lo mismo con todos los turistas que estaban allí, sabiendo que eran turistas puesto que les pidieron la documentación ANTES y DESPUÉS de la agresión. Con ANTONIO VELÁZQUEZ se ensañaron más que con las mujeres, la agresión física a ellas consistió en recibir algún golpe pero no ha sido tan grave.

    Según un primer relato de ANTONIO VELÁZQUEZ, han intentado sacarlos de la casa de HMAD a la fuerza, pero ellos se han negado, con lo que en estos momentos están bajo “arresto domiciliario”, pues además están rodeados por muchos policías de paisano, personajes siniestros conocidos por su virulencia y agresividad en sus atentados.

    ANTONIO VELÁZQUEZ ha declarado, completamente indignado y preocupado por la situación, “que en los territorios ocupados del Sahara Occidental lo que se está viviendo es una ‘guerra de baja intensidad’ y que la Comunidad Internacional, incluida la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del S.O.) que está allí mismo, no hacen nada, que son simples turistas los que tienen que venir a dar fé de esta situación y después informar al resto del mundo.

    Que estas agresiones se suceden constantemente contra toda la población saharaui por el hecho de ser saharaui sin importarles ni el sexo ni la edad de la persona que agredan, sean niños o ancianos. Que en este momento tanto él como sus compañeras temen por su integridad física más que en ningún otro momento de este viaje, temen salir de la casa y temen salir de la ciudad, por lo que les pueda suceder. Que hacen un llamamiento a todas las organizaciones internacionales para que tengan los ojos puestos en esta situación y hagan un seguimiento de ella y que se ponga en conocimiento de las autoridades españolas y las autoridades mexicanas solicitando su protección”.

    Cabe destacar que desde ese momento, los heroicos y valientes miembros de la Intifada, después de ver la brutal intervención, han alzado una bandera saharaui en la Avda. Smara, principal arteria de la ciudad de El Aaiún ocupado.

    La lista provisional de heridos es la siguiente: BRAHIM SABBAR (heridas en la espalda), SULTANA JAYA (heridas en la cabeza), ANTONIO VELÁZQUEZ (tres porrazos en el hombro, tres en el resto del cuerpo y uno en la cabeza, tiene la mitad de la cara desfigurada, heridas en la nariz), ANASSIRI (hematomas por todo el cuerpo), MADRE DEL ACTIVISTA HMAD HAMMAD (ingresada en el Hospital Bel Mehdi a causa de la presión).

    El OBSERVATORIO DE DERECHOS HUMANOS PARA LOS TERRITORIOS OCUPADOS DEL SÁHARA OCCIDENTAL hace un llamamiento urgente haciendo suya la petición de los activistas de Derechos Humanos de los compañeros y compañeras que están realizando un viaje para conocer el Sáhara Occidental, para que se difunda esta información y se vuelque la mirada hacia este territorio ocupado por Marruecos donde sistemáticamente se violan los más elementales derechos humanos de sus habitantes y sus visitantes.

    L@s obsevadores internacionales son:

    - Ema Pamar Lax.
    - Pilar Almudena Foctuno Aguiran.
    - Isabel Terrraza Rebollo.
    - Antonio Vaquez

    Esta notícia procede de: EL SÁHARA DE LOS OLVIDADOS]




    22 de agosto de 2010 | EL SÁHARA DE LOS OLVIDADOS

    Paliza a Bassiri David en El Aaiún.

    BASSIRI DAVID, ciudadano con doble nacionalidad, de padre saharaui y madre española, nacido en Zamora, recibió ayer a las 7 de la tarde una brutal paliza por parte de la policia marroquí mientras estaba en el portal de la casa de su abuela. Los sicarios lo acusaron de atreverse a mirar a los ojos a uno de ellos mientras el furón de policia pasaba. La familia lo encontró tirado en el suelo sin poder moverse y los policias marroquies les dijeron que no se atrevieran a dar ni un paso mas hacia él. Entonces su tía les dijo que no tenian derecho a hacer eso a lo que ellos respondieron que los que no tienen derecho a estar en la calle a esas horas ni a RESPIRAR en presencia de una autoridad marroqui SON LOS SAHARAUIS.

    Esta notícia procede de: EL SÁHARA DE LOS OLVIDADOS]




    18 de agosto de 2010 | Brigada SUMUD

    Las autoridades marroquíes extienden dos meses más el encarcelamiento de los Tres Presos Políticos Saharauis del G 7

    El Aaiún (Sáhara Occidental ocupado), 17/08/2010.
    El Juez de investigación en el tribunal militar de Rabat, extendió el lunes por dos meses más el encarcelamiento de los tres Presos Políticos Saharauis del Grupo de los Siete: Ali Salem Tamek, Brahim Dahan y Ahmed Nasiri, presos en la cárcel marroquí de Salé desde el 16 de octubre de 2009, tras visitar los campamentos de refugiados saharauis.

    Según un comunicado del Colectivo Saharaui de Defensores de Derechos Humanos (CODESA), "esta extensión se produce en un momento en que han aumentados las voces libres de organizaciones y asociaciones de derechos humanos en el Sáhara Occidental, Marruecos y el mundo para exigir la liberación de los tres Presos Políticos Saharauis, encarcelados por ejercer su derecho a la circulación".

    Esta prolongación dictada por el juez marroquí contra los Presos Políticos Saharaui es la quinta tras 8 meses divididos en cuatro etapas de dos meses cada una.

    En este sentido, CODESA expresó su "profunda" preocupación por el resultado final de este proceso para los tres defensores saharauis de los derechos humanos, a quienes el estado marroquí mantiene encarcelados de forma "arbitraria debido a su posición respecto a la cuestión del Sáhara Occidental y por visitar a los campamentos de refugiados saharauis junto con otros cuatro defensores saharauis de los derechos humanos que quedaron en libertad provisional".

    Así, pidió a Marruecos respetar la Declaración sobre defensores de los derechos humanos y poner fin al arresto de estos activistas saharauis de derechos humanos y a todos los presos de conciencia saharauis en todas las cárceles marroquíes.

    Por último, CODESA llamó a todas las organizaciones de derechos humanos y a las asociaciones en el mundo a "ejercer presión sobre el Estado marroquí para la liberación de todos los defensores de los derechos humanos y presos de conciencia saharauis".

    Esta notícia procede de: Brigada SUMUD]




    17 de agosto de 2010 | Saharatoday

    Intervención “brutal” de la policía marroquí causa varios heridos saharauis

    Varios ciudadanos saharauis resultaron heridos tras una intervención “brutal” de policías marroquíes vestidos de paisano contra los saharauis que protestaban contra los ataques de la policía en la casa del ciudadano saharaui, Knaibila Mojtar, informó este lunes Ministerio de los Territorios Ocupados y las Comunidades en el Exterior.

    La misma fuente, indicó que la casa de Knaibila Mojtar, de 61 años, había sido asaltada por un grupo de policías marroquíes, quemando la puerta de entrada. Esta patrulla de policías pidió ayuda para intentar entrar en la casa, aun rompiendo las ventanas de la casa.

    Un número de ciudadanos saharauis resultaron heridos en estos enfrentamientos, Ahal Fali Wald Abaid, Hamadin Shaba, Fali Fali Jida y Ndauruha.

    En la protesta, según la fuente, decenas de ciudadanos saharauis se reunieron con banderas de la RASD y coreando lemas nacionales ante el refuerzo de las fuerzas de ocupación, 9 coches y 2 patrullas que intentaron dispersar la manifestación.

    ....

    Solo se ha reproducido parte de esta notícia.  Léela completa en: Saharatoday]




    16 de agosto de 2010 | Front Line

    Informe de Front Line sobre el Sáhara Occidental

    El trabajo independiente en favor de los derechos humanos en Sahara Occidental continúa siendo reprimido por las autoridades marroquíes, quienes consideran que esa región es parte de Marruecos. No ha habido progresos respecto a la eventual realización del referendo propuesto por las Naciones Unidas sobre el futuro del Sahara Occidental. Las libertades de asociación y expresión están limitadas.

    La cuestión de la autodeterminación de Sahara Occidental ha ido creando tensiones políticas y de seguridad profundas a lo largo del área del Sahara, controlada por las autoridades de Marruecos, y está afectando todos los aspectos de la vida cotidiana, entre ellos la tarea de los/las defensores/as de los derechos humanos.

    Casos anteriores de desaparición forzada (largos períodos de cárcel y graves torturas durante el período 1976-1991) todavía ensombrecen la vida y los sentimientos de la mayoría de los activistas.

    En relación con el derecho a la libertad de asociación, ninguno de los grupos de derechos humanos de Sahara Occidental está inscripto legalmente. Las autoridades los consideran como partidarios de quienes están por la autodeterminación o “separatistas”. Alguno de estos grupos han intentado inscribirse, pero sin éxito.

    En consecuencia, la tarea de todos estos grupos es considerada ilegal, y afiliarse a ellos es delito; no tienen un lugar donde trabajar, cuentan recursos financieros muy limitados, enfrentan dificultades al tratar con el gobierno o aún con organizaciones no gubernamentales inscriptas, y deben afrontar mucho problemas a la hora de comunicarse con el exterior o salir del país.

    En cuanto al derecho a la libertad de reunión, especialmente desde el denominado “levantamiento por la independencia del 2005”, todo tipo de manifestación pacífica o reunión es considerado ilegal y dispersado por la fuerza. Los participantes, entre ellos/ellas defensores/as de los derechos humanos, habrían sido golpeados/as en el lugar mismo y/o arrestados/as o intimidados/as.

    De acuerdo con los casos más recientes, activistas, entre ellos/as defensores/as de los derechos humanos, tanto hombres como mujeres, fueron objeto de períodos informales de arrestos breves, y luego liberados en áreas aisladas. Otros fueron detenidos/as y objeto de juicios injustos acusados/as delitos relacionados con violencia, que dan como resultado sentencias a entre 6 y 18 meses de prisión.

    El hostigamiento también incluye el perder el trabajo o el congelamiento de los beneficios sociales (la tasa de desempleo en Sahara Occidental es muy alta) y allanamientos de los domicilios de destacados/as defensores/as de los derechos humanos.

    Una gran proporción de los detenidos son estudiantes de la escuela secundaria, a la vez que la policía mantienen una presencia constante en las instituciones educativas. Muchos hombres jóvenes denuncian haber sido arrestados y golpeados por la policía mientras estaban detenidos, lo que incluiría ataques sexuales. Muchas denuncias, relacionadas con las mencionadas violaciones, fueron presentadas ante distintos cuerpos administrativos y legales; sin embargo no se ha recibido ninguna respuesta seria.

    Lee la notícia en: Front Line]




    16 de agosto de 2010 |

    TURISTAS ASEDIADOS POR LA POLICIA MARROQUI Y EL EJÉRCITO EN UNA CASA DEL SAHARA OCUPADO.

    Desde el día 13 de agosto de 2010, los turistas, Antonio Velázquez, mexicano, con número de pasaporte 062100 32098, e Isabel Terrazas, española, con número de DNI 40455702-J, han sido seguidos desde su salida del aeropuerto de El Aaiún y durante los paseos de visita a la ciudad por la policía de ocupación marroquí (agentes de uniforme y de paisanos) y el ejército, y desde ayer se encuentran asediados en la casa de los saharauis que les acogen en sus vacaciones. No pueden salir de la casa por temor a que los policías de ocupación marroquí y el ejército cumplan las amenazas directas que les han hecho, señalándolos con el dedo, amenazas de TORTURA a ambos y a la mujer además de VIOLACIÓN, y las represalias que podrían tener los habitantes de la casa donde se hospedan; no les permiten usar su videocámara.

    Ellos han grabado un video dónde denuncian estos hechos, con la confianza de que su difusión le proporcionará algo de seguridad a ellos y a los ocupantes de la casa, y para dejar constancia de estos actos represivos de la policía de ocupación marroquí y del ejército, si les ocurriera algo, o fueran detenidos o desaparecidos; y nos han pedido que hagamos la mayor difusión del mismo.

    Enviarlo de forma masiva a los medios de comunicación, y llegado el caso, la prensa estaría informada y esperamos que la prensa antes de que suceda una desgracia se haga eco de esto hecho deplorable, condenable y de clara violación de Derechos Humanos no sólo hacia la población saharaui sino también hacia los turistas que visitan el Sáhara ocupado.




    8 de agosto de 2010 | ASVDH

    Testimonio de Hassan Dah

    Hassan Dah

    Nombre : Hassan Dah
    Fecha y lugar de nacimiento :18/01/1987 en El Aaiún – Sahara Occidental
    DNI : SH 133404
    Dirección : Barrio Maatala, bloc 3, n°21, El Aaiún – Sahara Occidental

    El avión en el que viajamos aterrizó a las 20h en el aeropuerto de El Aaiún, en Sahara Occidental. Veníamos de Casablanca tras un vuelo procedente de Argel.

    El aeropuerto estaba lleno de personal del servicio de inteligencia y policías de paisano.
    El trámite fue muy rápido para la mayoría de los pasajeros; para nosotros, muy lento.
    Nos aislaron uno por otro, nos quitaron la ropa y cachearon hasta los zapateros. Se interesaron por mis nuevos zapatos que había comprado en Argelia. Me preguntaron si era Mohamed Abdelaziz (presidente de la República Arabe Saharaui Democrática) quien me los había dado. Me hicieron preguntas como ésta, sin sentido.

    Al salir, hacia las 23h, encontramos delante del aeropuerto a los militantes Brahim Sabar, Hassana Alouat y Mohammed Rashid N’dour. Nos esperaban en sus coches para llevarnos hasta el lugar de la recepción.

    Cuando llegamos, hicimos el signo de la victoria bajando de coche. Las fuerzas policial lo consideraron una provocación, y nos atacaron.

    Yo, acompañado de la Sra. Jaddijetu, fuí el primer blanco.
    A ella la golpearon en la cabeza y perdió el conocimiento.Me molieron a golpes entre siete personas y también perdí el conocimiento.

    Lo recobré en la casa. Se oían gritos y lamentos, y penetraban piedras por las ventanas que lanzaba la policía.
    La presión aumentó en la casa cuando circuló el rumor de que un policía hubiera sido apuñalado por una persona presente en la casa.

    Hacia las 3h de mañana decidí marcharme en compañia de Mohamed Manolo.
    Al salir de la casa, me rodearon un gran número de policía de paisano. Cuatro de ellos me sacaban fotos.

    Me esposaron, y me vendaron los ojos con un trapo que olía a orina.
    Luego me forzaron a subir en un coche de policía, y sin mediar palabra, me empezaron golpear, abofetear y patear en camino de la Jefatura de policía.

    Supe que estaba en la sede de la Jefatura porque ví el suelo y la escalera por la parte baja de la tela.
    Me llevaron a un cuarto y sentí que había muchos hombres.Comenzaron a interrogarme.
    Me preguntaron si fui yo el que apuñaló al policía, luego, que quién lo hizo y cuanto pagó el Frente Polisario para hacerlo.
    Me sorprendían sus extrañas preguntas mientras me golpeaban sin razón.
    Me amenazaron con forzarme a sentarme sobre una botella de cristal, luego me ataron los manos por delante de mis tibias y me pusieron un palo bajo mis rodillas dobladas y por encima de los brazos. A continuación me colgaron cabeza abajo, (la policía lo llama « pollo asado »). Mientras me golpeaban, repetían las mismas preguntas : ¿quién apuñaló al policía?

    Me dijeron que tenían pruebas fotográficas de que era yo. Les dije que si tenían pruebas, me las enseñaran. Entonces me volcaron agua sucia, por la boca y la nariz hasta que sentí afixiarme.

    Creo que estuve así durante dos horas, entonces les dije: “paren, paren, diré la verdad”.
    Alguien ordenó cambiarme de posición y me bajaron al suelo.
    Pedí que me quitaran la venda de los ojos. Cuando lo hicieron, ví que había una veintena de oficiales. Señalé con el dedo a uno de ellos y dije: “es él. Es él el que apuñaló al policía”

    Se pusieron nerviosos y volvieron a ponerme la venda sobre los ojos y me esposaron con los manos a la espalda.
    Permanecí en esta posición, de las 6h de la mañana hasta la 13h. Cada diez minutos la policía me sacudía para impedirme dormir. Pedí un poco de de agua y de comer porque tenía sed y hambre. Me contestaron que no había agua ni comida para los Polisario.

    Luego me llevaron a una oficina. Querían que firmara el atestado sin leerlo. Me negué.
    Me quitaron la venda de los ojos. Leí el atestado y firmé porque estaba de acuerdo con la manera con la que habían escrito mis declaraciones. Me hicieron firmar 17 veces.

    Luego me trasladaron a otro lugar donde me dejaron en las mismas condiciónes que antes, en el suelo esposado y con los ojos vendados.
    Finalmente, hacia las 21h., me pusieron en libertad.

    [Notícia publicada en: ASVDH]




    27 de julio de 2010 | La Crónica. Badajoz

    Un activista pacense, agredido en una carga policial en el Sáhara

    Javier Sopeña

    Tuvo que refugiarse en una casa junto a un centenar de saharauis durante horas.

    Javier Sopeña, un activista pacense de 25 años y colaborador del Observatorio de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Badajoz, resultó herido hace unos días en una carga de la policía marroquí en El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental, donde llegó hace dos meses.

    Según su testimonio, se encontraba junto a decenas de saharauis y otros cuatro españoles en una vivienda esperando la llegada de once activistas saharauis que regresaban de los campamentos de Tinduf (Argelia) y cuando salieron a recibirlos "policías de paisano", que habían mantenido cortada y vigilada durante todo el día la zona, comenzaron "a cargar contra todos los que estábamos en la puerta con patadas y puñetazos", relató.

    Sopeña logró repeler los golpes en la cabeza protegiéndose con las manos, pero recibió una fuerte patada a la altura del riñón que le causó lesiones de las que varios días después aún no se ha recuperado. Otros tres activistas canarios también fueron agredidos. Contó que durante toda la noche, más de un centenar de personas --entre ellos muchos niños-- tuvieron que permanecer refugiadas en la vivienda ante el asedio de la policía marroquí "que lanzó piedras tan grandes como cabezas" a través de las ventanas.

    El joven pacense lamentó la impunidad con la que la policía marroquí actúa y señaló que el Observatorio de Derechos Humanos del Colegio de Badajoz ya ha redactado una denuncia basándose en el informe que él mismo ha remitido para presentarla ante la misión de la ONU y no descarta otras acciones legales.

    No es la primera vez que el activista pacense es agredido por las fuerzas de seguridad marroquí, en marzo vivió un suceso similar. "Aquí es lo habitual", afirmó con resignación desde El Aaiún, donde continuará desarrollando su labor a pesar de este último incidente. Es la cuarta vez que Javier Sopeña viaja al Sáhara, donde su labor consiste en apoyar a los activistas saharauis, con tareas como el acompañamiento cuando éstos regresan de los campamentos de refugiados.

    Lee la notícia en: La Crónica. Badajoz]




    27 de julio de 2010 | Activistas de DDHH saharauis

    Protestas de familias saharauis por su situación de marginalidad en El Aaiun ocupada

    El Aaiun territorios ocupados Sahara Occidental. 26 julio 2010.

    Fuente, activistas de derechos humanos saharauis.

    El defensor de derechos humanos saharaui Hamad Hammad, denuncio ayer la situación de varias familias saharauis en la ciudad de El Aaiun que se han visto obligadas a dejar la ciudad y montar sus tradicionales jaimas en un lugar del desierto donde acampaban antiguamente con sus ganados situado a 40 kilómetros al este de El Aaún.

    Según Hamad las familias fueron sorprendidas por patrullas de la gendarmería marroquí y le obligaron a la fuerza a trasladarse a la ciudad. Las familias saharauis no disponían de casas en la ciudad derecho y demandas sociales que exigían a la administración de ocupación marroquí. Hamad explicó que las familias saharauis acordaron volver a campar en su desierto si las autoridades no les buscan una solución a sus demandas legítimas a una vivienda digna en su tierra y la escolarización de sus hijos. La protesta de estas familias ha puesto histéricos las autoridades marroquíes y no saben cómo controlar el descontento social entre la población saharaui, en palabras del defensor de derechos humanos saharaui Hamad Hammad.




    25 de julio de 2010 | Sahara Today

    Testimonio de la agresión contra la activista saharaui Kaltum Lebseir

    Kaltum Lebseir

    Testimonio de la activista saharaui Kaltum Lebsir, que fue agredida por la policía de la ocupación marroquí el domingo, 18 de Julio de 2010, en el recibimiento de la VII delegación de activistas saharauis de los derechos humanos que regresaban de su visita a los campamentos de refugiados saharauis.

    Texto íntegro del testimonio

    Esto me ocurrió en la calle en la avenida Bucra-a, cuando escapaba de varias patrullas de la policía de la ocupación marroquí.

    Llegué a El Aaiún, la mañana del domingo, 18 de julio, en un taxi procedente de Smara.

    Quería venir a la recepción de la VII delegación de activistas saharaui de derechos humanos, que regresaban de una visita a los campamentos de refugiados saharauis.

    Me tomó un descanso en la casa de mi tío en el barrio de Al’Ina’ach. Alrededor de 18,00 de la tarde, fui a la casa de Othman N’dour, un miembro de la delegación, donde su familia recibió partidarios y simpatizantes saharauis en una ceremonia para la ocasión.

    Cuando llegué a la avenida Bucra-a, me sorprendió que decenas de coches de la policía marroquí rodeaba la casa de la familia del Sr. N’Dour. También hubo decenas de ellos vestidos de civil, y diversos cuerpos de la seguridad marroquíes y de la inteligencia.

    Como muchos de los policías marroquíes estaban visiblemente agresivos, me decidí a entrar en la casa de un miembro de mi familia, no muy lejos del lugar.

    Una hora más tarde hemos oído gritar y salimos a ver qué estaba pasando fuera. La policía perseguía a los ciudadanos saharauis con el fin de intimidar.

    Corrí hasta la avenida Bucra-a a esperar y ver la situación desde lejos. Estaba acompañada por decenas de saharauis que esperaban la llegada de los miembros de la delegación.

    De repente nos sorprendió una patrulla de policías vestidos de civil que nos perseguía a todos. Uno de ellos me dio un puñetazo en la nariz. Yo sangraba mucho y me desmayé.

    Cuando me desperté, miré hacia la persona que me golpeó y le pedí explicaciones de porque me había hecho eso. Él estaba con un grupo vestido de civil y uniformados. Posteriormente me insultó y me dio una patada, gritando palabras que no entendía y me dejó tirada en la carretera.

    Uno de los ciudadanos saharauis me ayudó y me entré en su casa. Me asistió como pudo. Algunos activistas de Derechos Humanos me aconsejaron que presentara una denuncia en la Comisaría de la policía marroquí. No lo hice, debido a que ya he hecho varias denuncias, pero nunca me han respondido.

    El Aaiun (Sahara Occidental ocupado), 25/07/2010

    [Solo se ha reproducido parte de esta notícia.  Léela completa en: Saharatoday]




    23 de julio de 2010 | Sahara Today

    “He visto palizas desde que era una niña”

    Hayat Rguibi

    Estos días, se han publicado imágenes de esta mujer dolorida, en el suelo, después de recibir golpes y porrazos por parte de la policía la noche del domingo; aparece en otra fotografía en mitad de una masa de gente, hinchadas las venas del cuello, puño en alto, haciendo la señal de victoria con la que los saharauis expresan su lucha por la independencia. Es una de las activistas por los derechos humanos que regresaba de visitar los campamentos de Tinduf.

    Pero al día siguiente, Hayat Rguibi, sentada en el suelo, en la esquina de una habitación de una típica casa saharaui, es, también, una adolescente de solo 19 años que se sonroja cuando su amigo, que está haciendo las veces de traductor, le lanza pícaras insinuaciones. Y se deshace en carcajadas nerviosas cuando le decimos que hacen buena pareja. Una adolescente que, por haber realizado este viaje, ya no podrá asistir al instituto, donde estaba estudiando informática. Pero que aún aspira a aprender idiomas; e incluso, puestos a soñar, a convertirse en “abogada, para defender a mi gente”.

    De momento, siendo tan joven, ya tiene un nombre dentro de la Intifada. Es activista desde los 14 años. Ella nació bajo la ocupación y, en las circunstancias actuales, desgraciadamente, parecen más realistas los anhelos que también expresa a este respecto: “Es bueno que todos sepan quien eres, si, es a lo que aspiro, a que me respeten por mi lucha”.

    La delegación de la que formó parte es la séptima que desde el pasado mes de octubre visita los campamentos; la séptima formada por activistas de los derechos humanos. Hasta ese momento, iban los que, en virtud de un acuerdo firmado entre el Polisario y Marruecos, eran escogidos para un programa denominado Puente de la confianza, y a quienes acompañaba personal de la ONU. Pero según dicen los dirigentes saharauis, Marruecos “solo deja usar ese puente a quienes no pueden protestar, selecciona a los que tienen comercios, o familiares en la cárcel, cualquier circunstancia que les impida hablar claro cuando llegan a los campamentos”. Por eso, ellos están haciendo llegar ahora a estos activistas.

    En Tinduf, donde Hayat ha pasado cinco días, se ha reunido con familiares que no conocía, pero de los que llevaba años oyendo hablar; aunque todos, dice, son de algún modo familia. Los más ancianos se echaron a llorar al verlos. “Nos preguntan por la opresión marroqui, quieren saber cómo vivimos aquí y se les saltan las lágrimas al ver que hay jóvenes luchando como ellos lo han hecho”, narra.

    No obstante, lo que más le conmovió fue “ver con mis ojos que allí hay un país, con un gobierno, gente muy inteligente que lucha por ser libre; fue muy emocionante, la verdad es que no tengo palabras para explicar lo que sentí”. Tampoco para describir “la tristeza de ver que nuestro país está partido en dos; eso duele mucho”, añade.

    Hubo una manifestación clave en su vida, a partir de la cual, se incorporó a la lucha pacífica pero activa; aunque “la causa”, ese Sahara libre al que aspiran, la maman desde la cuna. “He visto pegar a mucha gente, palizas, desde que era una niña, desde que recuerdo; cuando eres pequeña la policía entra a veces en clase, a mis padres les han golpeado delante mía”. Por eso, por difícil que pueda resultar entender desde fuera que hagan a los niños partícipes de sucesos como los del domingo -cuando la policía, a su llegada, cargó contra decenas de personas que esperaban para recibirlos y tuvieron que atrincherarse en una vivienda durante toda la noche- a ella le parece normal: “Es bueno que estén, para que conozcan su causa, no es demasiado duro, no, así se acostumbran”. A los golpes, dice, se van a tener que acostumbrar aunque no quieran. En su caso, ha pasado por todo. Detenciones, torturas e incluso, confiesa en un hilo de voz “intentos de violación”.

    Para Hayat, lo esa noche ya es algo normal. “Me alegro de que hubiera españoles, porque si no, hubieran entrado en la casa desde el primer momento, pero no quieren que la gente lo vea, que sepan lo que ocurre”. ¿Cómo explicar esa violencia? “En cualquier país ocupado, el ocupante aplasta al ocupado, ellos dicen que todos somos marroquis, y no quieren que salgas a decir que eres saharaui, ni que nuestro mensaje sobre los territorios ocupados llegue a los campamentos; nosotros somos portavoces de algo que quieren ocultar”.

    Pero eso no les va a frenar, asegura. Ella conocía bien el riesgo y, aún así, cuando el Frente Polisario la eligió para formar parte del grupo se sintió “honrada”. “Esperaba este recibimiento, si, pero es que estoy dispuesta a hacer lo que sea por mi país, dar la vida si es necesario”. Como ella, había varias estudiantes más en el grupo. Afafe El Houcain o Inguia Elhaouassi, que se suman a la conversación, comentan que, si antes estaban fichadas, “ahora más, pero no nos importa”.

    “Es que estas mujeres son muy valientes”, comenta el traductor. Cierto es que las mujeres, a nivel de activismo, están en primera fila. No hay distinciones respecto a los hombres. Sus grandes referencias son Aminatu Haidar y Algaliya Djime. “¡El ejemplo más grande!”, dice Afafe.

    Entonces ¿que les parece que no haya presencia femenina en el Frente Polisario, en el Gobierno?. “La mujer lucha, y es una parte muy importante, además, pero sí, nos gustaría que fueran también llegando al poder, entrando en el gobierno; yo creo iremos llegando poco a poco”, analizan.

    Hay un par de ideas que todas quieren dejar claras, volviendo loco al traductor por un momento: “El pueblo saharaui va a seguir luchando, no queremos dinero de Marruecos, ni esperamos nada bueno de ellos, claro. Por eso agradecemos mucho a los españoles que nos apoyan, pero tienen que presionar a su gobierno y al resto de Europa para que hagan algo”.

    Laura Gallego

    [Solo se ha reproducido parte de esta notícia.  Léela completa en: Saharatoday]




    22 de julio de 2010 | GuinGuinBali

    Galeria fotográfica: La noche negra del 18-J en El Aaiún

    Interior de la vivienda apedreada por la
    brutal policía marroquí

    Antes de la carga policial, los saharauis celebraban en el interior de la vivienda la llegada de sus compañeros. Esta es una selección de las imágenes captadas por Laura Gallego a lo largo de todo el día, antes y después.

    Clic en la imagen para acceder a la galería fotográfica.

    [Solo se ha reproducido parte de esta notícia.  Léela completa en: Saharatoday]




    22 de julio de 2010 | Saharatoday

    Javier Sopeña: “Me cubro la cabeza mientras varios policías me patean”

    Javier Sopeña

    Me encuentro en la capital de los territorios ocupados del Sáhara Occidental desde hace cerca de dos meses. En general, mi labor aquí consiste en apoyar a los activistas saharauis. Esto incluye diferentes tareas, entre las que se encuentra la realización de misiones de acompañamiento con delegaciones saharauis que vuelven a los territorios después de haber viajado a los campamentos de refugiados.

    En esta ocasión, acudo sobre las cuatro de la tarde en compañía de Sidahmed Lmjyed y Sloh Deila a la casa de la familia de Ozman Ndour, pues allí se celebrará el recibimiento de la delegación. A la entrada de la calle, varios policías de paisano nos pidieron la documentación. En ese momento nos percatamos de que la policía había cortado la calle, como es habitual en estas situaciones, para evitar la entrada de saharauis.

    Tras revisar nuestra documentación, nos permiten seguir nuestro camino hasta la casa de Ozman. En este trayecto observamos varias furgonetas de antidisturbios, además de un gran número de policías de paisano. Al entrar en la casa nos encontramos con muchos activistas saharauis y además a cuatro españoles procedentes de Canarias. Estos son José Vicente Febles, Laura Gallego, Lorena López y Cecilia Alvarado. Pasamos un rato charlando e intercambiando opiniones, tras lo cual Sidahmed nos pide que bajemos para poder comprobar cómo la policía impide la entrada de la mayor parte de saharauis que intentan acceder a esta calle.

    En varias ocasiones, se producen discusiones airadas entre saharauis y policía de paisano. Mientras estamos en la calle, un miembro del gobierno de El Aaiún y varios policías de paisano se nos acercan para pedirnos los pasaportes. Se los llevan y tras un buen rato vuelve el mencionado miembro del gobierno para devolvérnoslos, al tiempo que me pide que advierta a los canarios de que si no van al hotel, tendrán que asumir la responsabilidad de lo que les suceda. Me lo dice porque me conoce de otras situaciones similares. Alrededor de las nueve de la noche, los saharauis nos avisan de que la delegación ya ha aterrizado en el aeropuerto de El Aaiún.

    La delegación tarda en llegar a la ciudad porque son retenidos durante más de una hora en el aeropuerto. Llegan a la casa en varios coches. En ese momento José, Cecilia, Lorena y yo nos posicionamos a ambos lados de la puerta para disuadir a la policía de cargar contra los saharauis. Laura se posiciona en una ventana para registrar todo lo que suceda con su cámara de fotos. Apenas da tiempo de que los miembros de la delegación bajen de los coches, cuando, de repente, toda la policía de paisano sale corriendo en dirección la puerta de la casa, arremetiendo contra todo lo que se encuentra en su camino.

    [Solo se ha reproducido parte de esta notícia.  Léela completa en: Saharatoday]




    22 de julio de 2010 | Saharatoday

    La policía marroquí secuestra a dos defensoras de los DDHH saharauis en El Aaiún ocupado

    Nguia Hawasi y Hayat Rguibi

    La policía de ocupación marroquí, secuestró el martes a dos activistas de derechos humanos saharauis, Nguia Hawasi y Hayat Rguibi, cerca de una casa familiar en la Calle Smara, en la capital ocupada de El Aaiún, tras 48 horas de su regreso, junto con otros 9 activistas, de una visita a los campamentos de refugiados saharauis, según fuentes saharauis de derechos humanos.

    Según la declaración de Nguia Hawasi, una patrulla de policías marroquíes vestidos de civil le retuvo, junto con su amiga Hayat Rguibi. Las dos fueron forzadas a subir el coche de policía, esposadas y con los ojos vendados en una atmósfera de miedo e intimidación, antes de ser bajadas en las afueras de la ciudad.

    Fueron interrogadas durante dos horas sobre su visita, junto con otros 9 activistas saharauis de los derechos humanos, a Argelia y a los campamentos de refugiados saharauis, así como las diversas instituciones del Frente Polisario y los refugiados saharauis.

    Se les preguntó también acerca de la recepción del grupo de defensores de los derechos humanos, organizada el domingo en la casa del ex preso político Hussein Endur, en particular, quienes asistieron, organizaron y financiaron la recepción.

    Las dos activistas de derechos humanos, Nguia Hawasi y Hayat Rguibi, fueron puestas en libertad el mismo día después de que fueran intimidadas y agredidas física y psicológicamente, esposadas y con los ojos vendados durante todo ese tiempo del secuestro.

    El Aaiún (Sáhara Occidental ocupado), 22/07/2010

    [Solo se ha reproducido parte de esta notícia.  Léela completa en: Saharatoday]




    19 de julio de 2010 | GuinGuinBali

    Brutal agresión policial con decenas de heridos en El Aaiún

    El recibimiento de once activistas saharauis que regresaban de Tinduf a El Aaiún se ha convertido esta noche en una batalla campal. La policía marroquí ha cargado contra unos 300 saharauis que se habían reunido para recibirlos. Laura Gallego, periodista de GUINGUINBALI, se encuentra en la vivienda que está ahora mismo (1.00 GMT) cercada por la policía. Los heridos, con brechas en la cabeza y golpes en todo el cuerpo, son más de treinta. Entre las personas golpeadas se encuentran dos ciudadanos españoles.

    El regreso a El Aaiún de los once activistas saharauis de Derechos Humanos que se desplazaron la pasada semana a los campos de refugiados ha sido traumático. La policía marroquí ha convertido este recibimiento en una brutal paliza que ha acabado con decenas de heridos en una de las viviendas en la que se esperaban la llegada de los saharauis.

    La policía cargó sin mediar palabra contra todos los asistentes a la celebración. Entre ellos se encontraban cinco ciudadanos españoles que se encuentran en buen estado. Dos de ellos están ahora mismo en un hotel de la capital saharui, mientras que los otros tres permanecen en la casa que ahora mismo está cercada por la policía.

    Laura Gallego, periodista de GUINGUINBALI, está dentro de esta vivienda que tiene, a esta hora de la madrugada, las ventanas tapiadas debido a que la policía que espera a la salida no deja de lanzar objetos y piedras contra la vivienda. Varias de las personas que están en la casa sitiada, han intentado salir, pero han vuelto con severas heridas en su cuerpo. "Como si les hubieran dado una paliza", asegura Laura Gallego con quien hemos podido hablar desde la redacción de GuinGuinBali.

    Los ciudadanos españoles, dos de los cuales también han sido golpeados, han solicitado protección consular y desde Rabat se les ha comunicado que enviarían al depositario de los bienes españoles en el Sahara Occidental para que se hiciera cargo de la situación, esta misma noche.

    En los últimos meses, numerosos activistas de Derechos Humanos han visitado los campamentos de Tinduf y es frecuente que a su regreso se organice algún tipo de recepción por parte de los saharauis. Sin embargo, el grado de violencia que exhibió esta noche la Policía marroquí, que cargó sin previo aviso a porrazo limpio y a pedradas incluso contra ciudadanos españoles que estaban presentes, ha sido calificado de "inaudito" por fuentes jurídicas expertas en el problema del Sahara.

    Durante todo el día de hoy informaremos de las novedades que se vayan produciendo desde El Aaiún, gracias a la presencia de Laura Gallego en la capital de la ex colonia española.




    14 de julio de 2010 | Saharatoday

    La policía marroquí agrede a una activista saharaui por solicitar su pasaporte

    Aminetu Ameidan

    La activista saharaui de Derechos Humanos, Aminetu Ameidan, fue asaltada ayer, martes por la mañana, 13 de julio de 2010, por un grupo de policías marroquíes cuando se encontraba reclamando su pasaporte en la sede de la policía marroquí en El Aaiun, capital ocupada del Sahara Occidental, informó la Asociación de Víctimas de Graves Violaciones de Derechos Humanos cometidos por el estado marroquí (ASVDH).

    Según la misma fuente, la activista saharaui de Derechos Humanos, Aminetu Ameidan, fue objeto de insultos, abusos verbales y golpes.

    [Solo se ha reproducido parte de esta notícia.  Léela completa en: Saharatoday]




    13 de julio de 2010 | Saharatoday

    Trasladan al doctor saharaui Abbas Sbai al hospital “en situación crítica de salud”

    Dr. Abbas Mohamed Chej Sbai

    Las autoridades penitenciarias de la cárcel marroquí de Warzazate, trasladaron el pasado jueves al doctor saharaui Abbas Mohamed Chej Sbai (55 años) al hospital de la citada ciudad, tras el deterioro de su salud consecuente a la huelga de hambre que inició el pasado 13 de junio en protesta por su detención “arbitraria” en un expediente “fabricado” tras ser puesto en libertad en 2006, según su testimonio.

    El traslado Abbas Mohamed Chej Sbai ocurrio en medio de un fuerte dispositivo policial compuesto por la gendarmería marroquí y las fuerzas auxiliares con el objetivo de impedir que su familia lo visite ya que se encuentra, según fuentes cercanas, en una situación alarmante que pude provocar un desenlace catastrófico.

    En el mismo contexto, la familia del doctor junto con decenas de ciudadanos saharauis, continúa organizando en la ciudad marroquí de Mhamid El Gezlan concentraciones y manifestaciones para pedir su liberación inmediata.

    En febrero de 2006, Abbas Mohamed Chej Sbai fue condenado a tres meses de prisión de la que había cumplido 40 días, por haber sido puesto en libertad por decisión del Estado marroquí antes de que se dictara la sentencia final del Tribunal Superior de Rabat.

    [Solo se ha reproducido parte de esta notícia.  Léela completa en: Saharatoday]




    11 de julio de 2010 | Terc3ra Información

    Sahara ocupado: Violencia marroqui en el pesame a Mahfud Ali Beiba Sahara ocupado

    Docenas de ciudadanos saharauis se reunieron frente a la casa de la familia de Mahfud Ali Baiba, Presidente del Parlamento de la RASD, uno de los históricos fundadores y el líder de Polisario, muerto el viernes por la mañana en los campamentos de refugiados saharauis, para ofrecer condolencias a su familia, y hacer rezos por el descanso de su alma según el ritual religioso.

    Las autoridades marroquíes prohibieron la oración, y se detuvo un gran número de ciudadanos que tenían la intención de presentar sus condolencias a la familia del difunto.

    Una manifestación espontánea se organizó en protesta contra las restricciones en la oración y el bloqueo impuesto a la casa familiar.

    Los manifestantes corearon consignas en apoyo del Frente Polisario, y la legítima reivindicación de la autodeterminación del pueblo saharaui.

    La policía arremetió violentamente contra los dolientes para dispersarlos causando numerosos daños.

    [Solo se ha reproducido parte de este reportaje.  Léelo completo en: Terc3ra Información]



     
     Inicio ¿Quienes somos? Proyectos Actividades Vacaciones en Paz Caravana Solidaria Entidades Colaboradoras
    Hemeroteca DDHH Sáhara Ocupado Campañas Resoluciones O.N.U. Galería Fotográfica Galería Vídeos Documentos

    Saharaalicante.org
    - Sitio de la Coordinadora de Asociaciones Solidarias de Ayuda al Pueblo Saharaui de la Provincia de Alicante -

    - Contacto:  saharalicante@gmail.com

    Todo el contenido de este sitio no tiene Copyright © por lo que se puede copiar o enlazar libremente.

    Web Analytics